miércoles, 21 de marzo de 2012

Novillo admite debilidad en el Plan de Vivienda Social

El gobernador de Cochabamba, Edmundo Novillo, dijo que la Asamblea Legislativa Plurinacional debe iniciar un proceso de investigación y solicitar informes orales o escritos para determinar responsabilidades en el caso de las supuestas irregularidades en el Plan de Vivienda Social (PVS) en Cochabamba, y admitió que este programa tiene debilidades.

“Si producto de las investigaciones surgen responsabilidades, todos los antecedentes deben remitirse a las instancias correspondientes para iniciar los procesos administrativos respectivos”, indicó ayer la autoridad en declaraciones a los medios.

Novillo admitió que una de las debilidades del Gobierno, concretamente del Viceministerio de Viviendas es precisamente la construcción de las casas sociales que tienen muchas deficiencias.

Agregó que recibió de manera personal denuncias de comunarios de Mizque, donde el proyecto quedó paralizado desde hace tres años, aproximadamente.

El Gobernador exhortó además al Viceministerio de Vivienda y a funcionarios del Programa de Vivienda Social (PVS) administrar con mucha más responsabilidad la construcción de unidades habitacionales en las 16 provincias del departamento.

“Todo proyecto de vivienda social que se inicia, debe concluir y entregarse a satisfacción a los beneficiarios. Si existen responsabilidades por imprudencia o negligencia de algunos funcionarios que generaren algún daño económico al Estado, estos deben ser asumidos por los responsables del Viceministerio de Vivienda”, sostuvo.

El Gobernador dijo que está muy preocupado porque existe información contradictoria entre los beneficiarios de los diferentes programas y los responsables del PVS.

Situación

Recientemente, el PVS en Cochabamba anunció que prevé que a mediados de abril reiniciará obras en tres proyectos habitaciones localizados en Arani, Punata y Mizque, donde terminarán de construir alrededor de 809 viviendas de carácter social, en beneficio de similar cantidad de familias campesinas.

El responsable regional del PVS, Sergio Villca, informó que la construcción de 132 viviendas en tres comunidades rurales de Arani; de 240 soluciones habitacionales en seis poblaciones de Punata y 437 casas en Mizque se paralizó hace dos años, aproximadamente.

Anuncian acuerdo

El viceministro de Vivienda y Urbanismo, Bonny Morales, informó que gestiona acuerdos con diferentes empresas para garantizar el abastecimiento de cemento en la época de alta demanda del sector constructor para asegurar la ejecución de obras públicas, entre ellas las viviendas sociales.

“Estamos reduciendo cualquier posibilidad de quedarnos sin ese material y que pueda influir en nuestras construcciones”, afirmó, según la estatal Agencia Boliviana de Información (ABI).

Morales recordó que en agosto, septiembre y octubre el nivel de la demanda de cemento llega a su pico más alto, por lo que consideró vital tomar las previsiones necesarias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada