martes, 13 de marzo de 2012

Programa Social de Vivienda dice que concluyó 43 por ciento de casas

Existen dificultades en el desarrollo del Programa de Vivienda Social. Hasta el 2011 se concluyeron 1.556 viviendas en Cochabamba llegando a un 43 por ciento de los proyectos aprobados (12 de 28), según el representante regional del viceministerio de vivienda, Sergio Villca.

El diputado de Unidad Nacional (UN), en conferencia de prensa Javier Navarro, denunció ayer que el programa concluyó sólo con 206 viviendas, es decir, el 5 por ciento del total de viviendas aprobadas (3.757).

Villca rechazó categóricamente las declaraciones de Navarro y organizó tres días de inspección para visitar los proyectos con la participación de diputados nacionales y medios de comunicación.

La autoridad reconoció las dificultades legales y administrativas en el cunplimiento de los plazos y términos de los contratos tanto de parte de las empresas constructoras como de los beneficiarios.

En el área rural, por ejemplo, la modalidad del programa significa un 70 por ciento de financiamiento del Gobierno y un 30 por ciento de aporte de los beneficiarios. El principal problema es la falta de cumplimiento de los comunarios a los acuerdos establecidos.

Los comunarios, en la mayoría de los casos, deben asumir la responsabilidad de la mano de obra y de proveer con materiales locales como son el adobe en la zona del valle y la andina, y la madera en la zona del trópico.

Las actividades de su calendario agrícola, como la siembra o la cosecha, impiden el cumplimiento de cronogramas o los plazos, además de las fiestas patronales.

Villca informó que desde el 2006 hasta el 2011 se aprobaron 28 proyectos habitacionales en Cochabamba, de los cuales 12 han sido concluidos satisfactoriamente, favoreciedo a 1.556 familias que ya las habitan. Son viviendas ubicadas en Colcapirhua (Santa Rosa), Vinto (Loma Linda), Las Palmas, Orco Callpa (Quillacollo), Sipe Sipe y en el trópico Cochabambino.

Villca reconoció que seis proyectos se encuentran cerrados, pero aclaró que no hubo ningún anticipo por parte del Gobierno. Se trata de 490 viviendas que no prosperaron por dificultades con las empresas constructoras o con la propiedad de los terrenos como las urbanizaciones Porvenir y la de los fabriles.

Siete proyectos se encuentran en ejecución los de Anzaldo, Tapacarí, Tacopaya, la TCO Yuracaré en el trópico, Aiquile y Pocona. Son 2.521 viviendas.

Hay 4 proyectos paralizados por problemas legales entre los beneficiarios, las empresas constructoras y administrativos. Son 1.826 casas en Mizque, Arani, Punata e Independencia. Villca anunció que hasta fines de marzo los trabajos serán retomados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada