martes, 10 de julio de 2012

Alcaldía y Gobernación inician disputa por la Casa de Murillo

La Gobernación de La Paz busca declarar patrimonio del departamento a la Casa de Pedro Domingo Murillo, ubicada en la calle Jaén y donde funciona un repositorio administrado hace varias décadas por el municipio.

Esta nominación, que pronto se oficializará mediante ley, normará la asignación de recursos destinados a la preservación del inmueble y establecerá que la Gobernación deberá compartir su tuición con la Alcaldía, algo que los ediles rechazan enfáticamente.

No obstante, Marco Antonio Mollericona, representante de la Asamblea Departamental de La Paz y uno de los impulsores de este proyecto, explicó que “esta norma no busca ni contempla la apropiación o expropiación del inmueble”.

Argumentó que con la declaratoria quieren que “la Gobernación tenga la posibilidad, en coordinación con el municipio, de invertir recursos en la casona para que ambas entidades puedan preservar este patrimonio cultural”.

En su artículo 2, el proyecto de ley faculta a la Dirección de Culturas y Turismo de la Gobernación a encargarse “del resguardo, seguridad y el uso protocolar del inmueble”, además la habilita para tomar las medidas necesarias para su promoción y protección.

Polémica

Según Mollericona, antes de aprobar la ley buscarán consensos con las autoridades municipales. “Queremos que las tuiciones de cada entidad estén claras. El artículo 2 será tratado en la Asamblea”, aclaró.

Sin embargo, la asambleísta Claudia Bravo denunció que la bancada del MAS en la Comisión Jurídica de la Asamblea Departamental de La Paz aprobó la mencionada ley el pasado 5 de julio.

“Rechacé su aprobación por ser contradictoria a las leyes promulgadas por el municipio y además por existir una mala interpretación del artículo 86 de la Ley Marco de Autonomías”, sostiene Bravo en una nota de prensa.

Según Bravo, esta norma contradice además la Ley Municipal 019 que declara Patrimonio Arquitectónico, Urbano, Cultural e Histórico del municipio al Museo Casa de Murillo y que establece que esta casona queda bajo la administración de la Oficialía Mayor de Culturas.

Por otro lado, el artículo 86 de la Ley de Autonomías establece que tanto la Gobernación como el municipio pueden “desarrollar normativas para la declaración, protección y conservación del patrimonio cultural, histórico, documental (...) y artístico tangible e intangible a su cargo, dentro de los parámetros establecidos en la Ley del Patrimonio Cultural”.

En este marco, el historiador Fernando Cajías explicó que “al no tener aún una Ley de Patrimonio, Bolivia se apega a las convenciones establecidas por la Unesco en 1972 y 2003”.

“Está bien que la Gobernación quiera declarar patrimonio a la Casa de Murillo, pero la administración debe estar a cargo de la Alcaldía en tanto la casa sea propiedad de esa institución”, agregó.

El inmueble que alberga el repositorio sobre Pedro Domingo Murillo fue expropiado en 1944 por el alcalde Juan Luis Gutiérrez Granier, “por ende, es de propiedad de la Alcaldía”, sostuvo, a su vez, la concejala Gabriela Niño de Guzmán, para quien la iniciativa de la Gobernación está “fuera de lugar”.

La Asamblea de la Paceñidad se reunió ayer para elaborar un voto resolutivo a través del cual manifestó su rechazo a la iniciativa de la Gobernación.

Un patrimonio histórico
El Museo Casa de Murillo, ubicado en la calle Jaén de La Paz, fue declarado patrimonio por las autoridades ediles hace sólo dos semanas.

El inmueble era de propiedad de Juan Ramón de Loayza, quien alojó a Murillo durante los días previos a la revolución del 16 de julio de 1809.

Una vez bajo tuición edil, desde 1944, se convirtió en un repositorio que, entre otras “joyas”, guarda pinturas coloniales, además de una importante colección de muebles, libros y objetos pertenecientes o dedicados a Murillo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada