domingo, 1 de julio de 2012

Casonas antiguas desafían al tiempo

Son las 8:00 y Cochabamba del siglo XXI se encuentra en pleno ajetreo de un día normal. Mientras tanto Juan, un obrero de la construcción, se apresta a ingresar a su fuente de trabajo, llama al imponente portón de madera y de inmediato se transporta al siglo XIX.

Por dentro, la vieja Cochabamba de los años 1800 se impone con sus patios, gradas de piedra, balcones de madera, pilares circulares, restos de empapelados, paredes derruidas, bóvedas y cúpulas todavía mantenidas por el tiempo en tanto que Juan comenta “pocas personas remodelan estas casas antiguas, es más fácil derrumbar”.

Desde marzo de este año, Patrimonio Cultural de la Alcaldía viene desarrollando un proyecto de preservación del patrimonio histórico monumental único en la llajta. Se trata del proyecto “Catalogación Patrimonial e Inventariado Monumental”, informó el arquitecto Gustavo Siles, responsable de la unidad.

Este contempla la categorización, en tres niveles, de aquellos inmuebles considerados patrimoniales por sus características arquitectónicas e históricas, con el objetivo de preservar la historia de la llajta impresa en cada una de sus fachadas.

Desde marzo hasta la fecha, la unidad ya registró cerca de 500 casas, pero un problema acecha su legado arquitectónico: la demolición.

Para Siles existen dos ejemplos de conservación dignos de aplaudir: el de de la “Vieja Casona”, más conocida como “Galería Comercial” ubicada en la esquina de la calle Esteban Arce y Sucre y una casona particular frente al cine Opera. La primera es refaccionada por el arquitecto Mario Moscoso y la segunda por María Fernanda Saenz.

Casos como en el del “Altillo”, lugar donde vivió Tadeo Haenke, sus dueños trataron de demolerla al igual que otras casas del casco viejo de la cuidad.

Censo de casas

Centro

La catalogación monumental ya registró 500 casas con importancia patrimonial.

Impuesto

La catalogación no tiene implicancia impositiva; por el contrario, busca la inversión.


PRIMERAS CASAS DE LA LLAJTA

Según el arquitecto Mario Moscoso, uno de los pocos especialistas en restauración arquitectónica y que actualmente trabaja refaccionando la “Galería Comercial”, las primeras casas construidas en las zonas periurbanas de Cochabamba fueron levantadas en bases cuadradas con cúpulas de barro.

En el centro existían dos tipos de viviendas: las de hacienda, con tendencia rural, de tres a cuatro patios; y las particulares o señoriales, ambas con fuerte influencia española, explicó. Según Siles, responsable de Patrimonio Cultural del municipio, las primeras viviendas de la llajta presentaban estilos coloniales y republicanos con tendencias clásicas del valle y de aire andaluz.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada