domingo, 8 de julio de 2012

Crónica de una pre-crisis inmobiliaria

Jharold Torrez, Coordinador Planes de Empresa IQS

IQS School of Management

Parte II

Desde mi perspectiva y a causa de todo el descontrol que se está generado mediante el crecimiento inmobiliario en nuestro país, debemos ser conscientes que detrás de las cifras macroeconómicas positivas y el acelerado nivel de desarrollo, se vislumbra un problema de gran impacto que debemosanalizar en profundidad.

Actualmente nos encontramos en una pre-crisis inmobiliaria, aún no ha estallado la burbuja; pero estamos ingresando rápidamente en un colapso del sistema económico debido a la especulación, la deuda y el gasto desmedido. Por el momento la demanda de viviendas está en ascenso, los créditos a costo barato están a la orden del día, las exigencias personales de la banca se han reducido sistemáticamente debido a la confianza en el sistema económico y las tendencias alcistas. Todo esto ha dado como resultado que una gran masa de la población acceda a créditos para la compra de viviendas para uso familiar; pero, a su vez, también ha permitido que un gran volumen de personas cambien de sector laboral y abran negocios de venta de materiales, muebles, equipos y empresas de intermediación inmobiliaria y otros servicios afines como una fuente laboral que actualmente está teniendo altos beneficios económicos.

Estas oportunidades que se generan a través del boom inmobiliario, se basan en un enfoque centrado en la deuda, la cual es una vía productora de riqueza y crecimiento; pero que a corto plazo se transformará en un componente negativo y afectará de manera directa a todo el aparato productivo que permitió el efecto multiplicador de la economía. Dicho de otra manera, en Bolivia sólo y exclusivamente con la deuda hemos generado crecimiento a nivel del Producto Interno Bruto (PIB).

Mis previsiones a futuro son relativamente desalentadoras, en uno o dos años llegaremos a lo que comúnmente denominamos un pinchazo inmobiliario, pasaremos de la pre-crisis inmobiliaria a la verdadera crisis, donde se alcanzará el máximo nivel de crecimiento y el máximo nivel de precios, lo que desencadenará un efecto inflacionario que será el alfiler que pinche la burbuja afectando directamente a las tasas de interés y parando toda la locomotora que al día de hoy ha generado buena salud económica en el país.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada