miércoles, 15 de agosto de 2012

Advierten riesgo para niños en casas a medio construir

Piden que la Alcaldía promueva una campaña para evitar que las construcciones de viviendas de dos o más pisos se queden incompletas y sin barandas. Emergencias Pediátricas del Hospital Santa Bárbara atiende entre dos a tres casos de TEC, por semana; este año, perdieron la vida tres niños.
El encargado de Terapia Intensiva y de Emergencias Pediátricas del Hospital Santa Bárbara, Miguel Ángel Mújica, manifestó su preocupación por el incremento de casos de Traumas Encéfalo Craneanos (TEC), que en este último tiempo se convirtieron en el cuadro más frecuente en esa repartición.
La principal causa serían las caídas de niños de un segundo o tercer piso de edificaciones inconclusas en su construcción.
Este galeno consideró que la Alcaldía debería tomar cartas en el asunto, con una campaña de prevención, para educar a la población sobre los peligros que corren los niños al estar en casas a medio construir, y emitir una resolución que, de alguna forma, norme la conclusión de construcción de viviendas, con el fin de evitar riesgos para los menores.
Por ejemplo, la mañana del martes llegó a Emergencias un niño de dos años y medio con convulsiones por una caída de la segunda planta de su casa.
Mujica dijo que los padres de familia deben tener extremo cuidado con los niños entre año y medio y los cinco, porque son mucho más inquietos y frágiles.
"Se debe evitar que estén en plantas altas, con gradas sin barandas o sin paredes, o sino cuidarlos permanentemente, cuando caen de cierta altura y azotan su cabeza con violencia contra el suelo o un objeto, se fracturan el cráneo, lo que podría traerles serias consecuencias e incluso la muerte", dijo.
En el Hospital Santa Bárbara se atiende unos 12 ó 15 casos de este tipo por mes; la edad más frecuente de los afectados es de cinco años para abajo. De 100 niños mueren tres, reveló.
Otra causa de mayor consulta en Emergencias Pediátricas del Hospital Santa Bárbara son las Infecciones Respiratorias Agudas (IRAs), aunque en estos últimos días fueron disminuyendo.
Otra patología que permanentemente se atiende son las diarreas especialmente de infantes que provienen del área rural; llegan con cuadros severos que muchas veces terminan mal.
Muchos niños también ingieren objetos extraños que, según Mújica, carecen de mayor repercusión, a no ser que sean punzantes.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada