miércoles, 22 de agosto de 2012

Cinco familias sin viviendas y 1.200 hectáreas quemadas deja incendio en Totora

Cinco familias sin viviendas y 1.200 hectáreas de pastizales, bosques nativos y cabecera de monte quemadas son el resultado del incendio de proporciones registrado, el pasado 11 y 12 de agosto, en la ciudad colonial de Totora, del departamento de Cochabamba.

El informe corresponde al alcalde de ese municipio, Severo Flores, quien señaló que existe preocupación porque, al margen de esos daños a la naturaleza, una parte del ganado ovino quedó afectada y sin forraje para su alimentación.

"Una comunidad fue afectada casi al cien por ciento, son 108 afiliados damnificados donde ha quedado totalmente incendiado el lugar, incluso cinco casas están quemadas y sus propietarios no tienen donde dormir, porque sus camas, sus ropas se han quemado, la Gobernación nos ha proporcionado un helicóptero para apagar el incendio", dijo el Alcalde.

Flores informó que hay comunidades que prestan colaboración a las familias que perdieron sus hogares, las mismas que fueron trasladadas por la Alcaldía de Totora a un albergue temporal y recibieron vituallas y alimentos por 30 días.

La autoridad indicó que la causa del siniestro fue un chaqueo iniciado en el sindicato Quellumayu que se descontroló y pasó al sindicato Llachumayu que pertenece al municipio de Totora.

"Ni siquiera tienen forraje para los animales, incluso algunas ovejas y bovinos han sufrido quemaduras, además avena, chala, pasto y parte de la forestación, como pino, eucalipto y otras clase de plantas nativas están totalmente quemadas, ese es el gran problema para nosotros, estamos preocupados por eso, pero seguimos gestionando recursos para cooperar a estos compañeros", agregó.

INFORME OFICIAL
Según informe del responsable de la Unidad de Gestión de Riesgos (UGR) de la Gobernación de Cochabamba, Oscar Soriano, el incendio afectó significativamente al área protegida de Monte Punku, donde al menos 100 hectáreas de vegetación se quemaron.

Para controlar ese incendio los rescatistas utilizaron el "Bambi Bucket" porque se propagaba rápidamente por la cabecera de monte. Según Soriano, el dispositivo aéreo hizo 11 descargas, cada una de 600 a 1.200 litros de agua, en la zona más afectada.

El incendio afectó también los bosques y pastizales en el cerro Potrero y Chuluma.

Asimismo las autoridades departamentales y municipales pidieron a la población que tome conciencia de las consecuencias que puede tener la quema de basura o el chaqueo en áreas abiertas, ya que por la fuerza del viento las llamas se propagan rápidamente por el campo.

Como consecuencia de estos incendios, las serranías afectadas han perdido su vegetación nativa (quewiñas, molle, pino y eucalipto) y se han transformado en paisajes sombríos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada