sábado, 20 de octubre de 2012

Advierten que 80% de las construcciones no tiene planos

El Colegio Departamental de Arquitectos de La Paz aseguró ayer que el 80% de las construcciones de la ciudad no tiene planos aprobados por la Alcaldía paceña y, de este porcentaje, un 70% trabajó sin supervisión profesional.

“Sólo un pequeño porcentaje de construcciones tiene el asesoramiento de un profesional. Lo demás construyen entre el propietario y un maestro albañil”, afirmó Franklin Ayala, secretario de Coordinación del Colegio de Arquitectos.

El año pasado, la comuna informó que de los 225 mil inmuebles de la urbe, 157.500 (70%) no tenían planos aprobados.

El Colegio de Arquitectos y la Sociedad de Ingenieros de La Paz advierten irregularidades en las construcciones de la ciudad.

Mario Galindo, de la Sociedad de Ingenieros, observó que muchos propietarios primero construyen un inmueble y después legalizan la obra en la Alcaldía, cuando debería ser a la inversa.

“La gente está certificando sus obras que estaban mal, las corrigen, las ponen seguras y luego las certifican”, dijo Galindo a ATB.

En criterio de Ayala, la municipalidad debería asumir parte de la responsabilidad del derrumbe del edificio de cinco pisos en la zona de Miraflores.

La comuna paceña deslindó responsabilidad sobre el derrumbe y alegó que no puede fiscalizar una obra privada.

El Colegio de Arquitectos cuestionó que se “cargue” al propietario de un inmueble con la presentación de varios requisitos, como estudios geotécnicos y otros. Además, que se le atribuya toda la responsabilidad de la construcción. “Entonces, la administración de la Alcaldía se queda en la calle”, observó.

La entidad colegiada se quejó ayer de que la Alcaldía no consensuó con el sector la elaboración de la Ley de Uso de Suelos Urbanos, promulgada el jueves por el Ejecutivo edil.

Gabriela Niño de Guzmán, hasta ayer alcaldesa interina, informó que en marzo se remitió una copia del proyecto de ley al Colegio de Arquitectos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada