lunes, 22 de octubre de 2012

MÁS DEL 70% de las construcciones en La Paz están fuera de norma

El boom de la construcción en la sede de gobierno incrementó en 50% el costo de las viviendas y departamentos en algunas zonas.

Mas del 70 por ciento de las construcciones en la ciudad de La Paz son ilegales, informó ayer el concejal del Movimiento Al Socialismo Jorge Silva.

El dato surge a raíz del cuestionamiento sobre las causas que originaron lo sucedido en la avenida Argentina, en la zona de Miraflores, donde una supuesta mala construcción de los cimientos para levantar un edificio desplomó viviendas aledañas y dejó en la calle a alrededor de 22 familias.

“De acuerdo con el informe del Ejecutivo Municipal más del 70 por ciento de las construcciones de la ciudad de La Paz están fuera de norma, es decir, son construcciones ilegales que se han edificado sin respetar el reglamento de usos y asentamientos humanos”, manifestó Silva.

Según la Sociedad de Ingenieros de La Paz, el boom de la construcción llevó en 2012 a que la sobreoferta de departamentos en la zona de Miraflores crezca en un 50 por ciento. La entidad indicó que hasta junio se contabilizaron más de mil departamentos.

Su presidente, Marcelo Badani, puntualizó que el siniestro ocurrido en esta zona paceña es sólo un caso de otros detectados este año.

En ese marco, el jefe de la Unidad de Prevención y Manejo de Riesgos de la Alcaldía, Jaime Jáuregui, informó que este año se presentaron dos casos similares al de Miraflores. Uno ocurrió en la calle 25 de Cota Cota, donde colapsó una vivienda y la constructora se responsabilizó de los daños. Señaló que otro caso es atendido actualmente por esa unidad en la calle 3 de Obrajes y Hernando Siles.

“En los últimos tiempos vemos la proliferación de la construcción de edificios y que casi todas ocasionan problemas a las casas aledañas por no emplear una metodología adecuada de trabajo para evitar desajustes en el suelo y en las estructuras, que es lo que pasó en Miraflores”, manifestó, y responsabilizó a propietarios y constructoras.

Remarcó que para la construcción de edificios de varios niveles la norma municipal exige la existencia de sótanos o parqueos, labor que requiere un trabajo lento, pero que generalmente no se cumple por el apuro de los propietarios.

Responsabilidad de la Alcaldía

En el caso puntual de la avenida Argentina, la alcaldesa interina, Gabriela Niño de Guzmán, mantiene su posición de que ésta es una responsabilidad de la empresa Pro Urban y no de la Alcaldía, cuya función terminó con la aprobación de planos y no así con la fiscalización.

Niño de Guzmán manifestó en un medio televisivo que la Alcaldía no tiene el respaldo legal ni la capacidad logística para fiscalizar las obras de privados. En tanto que el presidente del Concejo, Omar Rocha, le recordó al Ejecutivo que es obligación constitucional y municipal fiscalizar las obras que aprueba.


Propietario: Constructora debe asumir los daños

El apoderado y supuesto propietario de la vivienda de cinco pisos que colapsó en la avenida Argentina, Gabriel Íñigues, manifestó a la prensa que la empresa Pro Urban debe asumir su responsabilidad y resarcir los daños a sus anticresistas en su totalidad y no en un 50 por ciento como lo había manifestado.

“Que asuman la responsabilidad los que han hecho caer mi edificio, si ellos ahora dicen que también tiene la culpa el dueño, que no me devuelvan ni un ladrillo, pero a mis inquilinos que les respondan hasta el último mueble”, afirmó.

Íñigues contó que la empresa le propuso comprar su terreno bajo el argumento de su delicada situación económica, y que “según ellos” él tiene parte de culpa.

Por otro lado, al menos 35 personas afectadas rescataron ayer lo poco que pudieron y ahora algunas de ellas se encuentran alojadas en casas de amigos, familiares, y otras en una hostal en Miraflores, mientras se define su situación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada