lunes, 31 de diciembre de 2012

De más de 100 normas, solo dos son obligatorias

La muerte de un obrero desde el piso 16 de una construcción por la zona del Parque Urbano, el desplome del Málaga en Santa Cruz y Alcázar en La Paz, pone en debate nuevamente la poca seguridad y la falta de conciencia que tienen los trabajadores y empleadores en las edificaciones de la ciudad.

Es así que el Instituto Boliviano de Normalización y Calidad (Ibnorca), indicó que de las más de 100 normas que existen para brindar seguridad en las construcciones, solo dos son de obligatoriedad, mientras que las demás son de aplicación voluntaria. Ante esta situación se creó un Comité Departamental que vele, por la seguridad de los trabajadores de la construcción y que comenzará a trabajar desde enero del próximo año.

Obligatorios. Viktor de los Heros, presidente de Ibnorca, señaló que existen más de un centenar de normas que regulan la seguridad en las obras, pero que solo dos son de cumplimiento obligatorio en el país, estas son la CBH 87 que es la norma boliviana del hormigón armado, que tiene por objetivo conseguir la seguridad, durabilidad y adecuación a las condiciones de utilización requeridas en las construcciones, y la NB 777 de diseño y construcción de instalaciones eléctricas interiores en baja tensión, que establece requerimientos mínimos para el diseño, construcción y la puesta en servicio de instalaciones eléctricas interiores en baja tensión, además de contener exigencias de seguridad.

"Las normas que saca Ibnorca son de cumplimiento voluntario, no podemos influir, nuestra tarea no es fiscalizar ni obligar a que se cumplan. Sin embargo, a raíz de lo que pasó con el Málaga, se gestaron algunas acciones con las instituciones locales que empezaron a preocuparse para revisar las normas y ver cuáles se podían hacer de cumplimiento obligatorio. Las autoridades tanto locales como nacionales tienen cierto alcance para que se regule, desde el momento que sacan ordenanzas y decretos hacen obligatorio el uso de alguna norma y con esto las empresas, organizaciones y la sociedad tienen que adaptarse al cumplimiento de las mismas", explicó De los Heros.

En enero empieza el control y el trabajo. En tanto, Julio Maciri Justiniano, inspector de Seguridad Industrial de la Dirección del Trabajo en Santa Cruz, mencionó que ya se ha creado el Comité Departamental de Seguridad Industrial, que lo conforman la Cámara Departamental de la Construcción (Cadecocruz), el Ministerio del Trabajo y el sindicato de los trabajadores de la construcción, con el objetivo de generar políticas para que los obreros conozcan sus derechos y capacitarlos en seguridad y salud ocupacional para evitar pérdidas humanas.

"Tenemos toda la coercitividad para exigir al empresario que cumpla con las normas de seguridad de acuerdo con la Ley General del Trabajo. Se debe generar políticas de acuerdo a nuestra realidad y no crear políticas de afuera", comentó Maciri, a tiempo de señalar que más de la mitad de las construcciones en Santa Cruz son ilegales y no cumplen con las normas básicas de seguridad.

Las normativas deberían ser de uso obligatorio. Por su parte, Gustavo Vargas, experto en seguridad industrial, expresó que en países vecinos como Argentina, Brasil y Chile, existen organismos de normalización que establecen normativas de seguridad que son de aplicación obligatoria en las obras, por lo que sugiere que lo mismo se debería hacer en Bolivia. También dijo que si bien la Ley General del Trabajo señala que las obras deben tener las mínimas condiciones de seguridad para sus trabajadores, estas no son fiscalizadas por la gran cantidad de construcciones que hay en la ciudad y la falta de personal del equipo inspector de la Dirección del Trabajo.

"Lamentablemente hay normativas, pero no siempre son respetadas. Sin embargo, la Ley General del Trabajo faculta a la Dirección Departamental del Trabajo a realizar inspecciones para verificar el cumplimiento de las normas, lamentablemente esa normativa aún no se está aplicando en su totalidad, me imagino por falta de personal. Lo que se debe hacer es crear conciencia tanto en la parte patronal como en la obrera, acerca de la importancia de la aplicación y respeto de las normas de seguridad y salud ocupacional", comentó Vargas, además se espera que el Comité Departamental de Seguridad Industrial cumpla con sus funciones en aspecto operacional, es decir, a nivel de obras y empresas.

Bolivia es el país más atrasado. Otro punto de vista sobre el tema es el de Pablo Caballero, gerente técnico de la empresa 3M, que ofrece productos y servicios relacionados a la seguridad industrial y salud ocupacional, afirmó que Bolivia es el país más atrasado de la región en este campo, pero destacó que instituciones y empresas estén realizando trabajos y eventos para salir de esta situación.

"Nos falta bastante, no estamos ni al nivel de países vecinos como Chile o Perú. Mientras se vaya tomando importancia sobre este tema en las esferas del Gobierno, la industria y los trabajadores esto irá progresando”, dijo Caballero.

Por último, el experto Gustavo Vargas, menciona que la muerte del obrero, se debió porque no utilizó el andamio, entonces lo que hace falta para evitar este tipo de accidentes con muerte, es la concienciación entre empleadores y trabajadores, para que unos coloquen las herramientas de seguridad y los otros la utilicen correctamente pensando en que está en juego su vida y no la del edificio que construye.

Debatirán en la Asamblea ley que regule las construcciones

Leyes. Ante la experiencia de la caída del edificio Málaga y del Alcázar en La Paz, la presidente de la Cámara de Diputados, Rebeca Delgado, anunció que durante la próxima legislatura se debatirá en el órgano del Estado una Ley que regule la actividad inmobiliaria y las construcciones de nuevos edificios.

"Nosotros necesitamos garantizar que todas las normas, esencialmente de construcción, que le corresponden a la Alcaldía, tengan que garantizar la estabilidad, ahí creemos que es una norma que tendría que salir a nivel nacional, para garantizar la seguridad de las personas”, dijo Delgado.

La autoridad legislativa recordó que el caso del edificio Alcázar no es el primero de su tipo y que en Santa Cruz sucedió lo mismo en el edificio Málaga, y en aquella ocasión con resultados trágicos pues varias personas perdieron la vida. / Fides

"Las normas que realiza Ibnorca son de cumplimiento voluntario, nuestra tarea no es fiscalizar, ni obligar a que se cumplan. No podemos influir en ese aspecto'.

Viktor de los Heros
Presidente de Ibnorca

"Podemos exigir al empresario que cumpla con las normas de seguridad de acuerdo a la Ley General del Trabajo. Se deben generar políticas de acuerdo a nuestra realidad'.

Julio Maciri
Inspector de Seguridad Industrial

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada