martes, 25 de diciembre de 2012

Pese a que no presentó un plan, Sadeco inició obras en El Alcázar

La empresa Sadeco S.A., más conocida como Ormachea, comenzó ayer las obras de encamisado del pilar dañado del edificio El Alcázar, y de otras columnas aledañas, sin haber presentado su plan de trabajo a la Alcaldía de La Paz, según informó el jefe de la Dirección Especial de Gestión Integral de Riesgos (DEGIR), Vladimir Toro.

“Hemos terminado hoy (ayer) las actividades (de rescate de enseres y vehículos) con los vecinos, para que la empresa Sadeco trabaje la estructura. Está encamisando los pilares y ése es un trabajo unilateral”, aseveró Toro a Página Siete.

“Ellos dicen que tienen un proyecto para hacerlo, pero no nos lo han hecho conocer”, resaltó.

La DEGIR informó que la constructora trabajó el sábado en los drenajes y limpieza de las columnas de estuco, para luego iniciar las obras de revestimiento de acero en los pilares dañados.

“Los trabajos que hacen están bajo su responsabilidad. Para que la Alcaldía haga seguimiento de los mismos y para estar seguros de lo que están haciendo es necesario conocer el proyecto”, añadió el funcionario.

La tarde del 17 de diciembre, una columna del cuarto subsuelo cedió y generó alarma en todos los ocupantes de este edificio ubicado en la calle Federico Zuazo de La Paz. Después de la evacuación y rescate, efectuados por equipos de emergencia, se identificaron problemas en otros cinco pilares.

Sadeco publicó el domingo un comunicado en el que afirma que la falla en la estructura derivó de la sobrecarga provocada por el mal uso que los habitantes dieron a los espacios del edificio.

Asimismo, sostiene que sus profesionales, conjuntamente con la Sociedad de Ingenieros de Bolivia (SIB) filial La Paz y la Alcaldía de La Paz “toman decisiones técnicas” para resolver el problema de El Alcázar.

El mismo día, la comuna informó que no recibió la propuesta formal de solución por parte de Sadeco. El director de la DEGIR confirmó ayer que ese plan aún no había llegado, no obstante, habían iniciado las obras.







Operativo

Personal de Emergencias de la Alcaldía concluyó este lunes el operativo de rescate de algunos enseres y vehículos del edificio El Alcázar y del parqueo del colegio Don Bosco, ubicados en la calle Federico Zuazo.

Desde las 8:30, Rolando Rendón esperaba sacar su vehículo marca Ford Focus del garaje del edificio, donde tiene un departamento.

“Mi auto no sólo tiene un valor económico sino sentimental, lo tengo hace cuatro años”, dijo.

Toro afirmó que había diez vehículos estacionados dentro de El Alcázar, cuatro fueron retirados el domingo y cinco ayer. Uno se quedó porque estaba en mal estado. Añadió que también se recuperaron vehículos del colegio Don Bosco.

El administrador de dicho colegio, Javier Cerruto, afirmó que quedaban cinco vehículos y dos motos en el estacionamiento. Dijo que desde el miércoles se procedió a sacar 17 vehículos.

16 cámaras vigilan edificio El Alcázar
La Dirección Especial de Gestión Integral de Riesgos (DEGIR) informó que 16 cámaras vigilan el edificio El Alcázar. Cuatro de ellas enfocan al pilar dañado, otras cuatro a los ascensores y las demás están ubicadas en los pasillos y exteriores del inmueble de 18 pisos.

“Es un monitoreo de 24 horas al día. De cada 20 minutos, grabamos tres en la computadora, porque necesitaríamos una memoria de alta capacidad”, afirmó el funcionario encargado del monitoreo.

Afirmó que desde que se instalaron los aparatos (miércoles) no hubo movimientos en la estructura.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada