martes, 25 de diciembre de 2012

SOCIEDAD de Ingenieros discrepa con plan de estabilización de Ormachea

El experto en ingeniería estructural Rolando Grandi señaló que la oxidación de los fierros de las principales columnas fue la principal causa que provocó daños en la infraestructura.

La Sociedad de Ingenieros de Bolivia (SIB) discrepó con el plan de estabilización del edificio El Alcázar que propuso la constructora Ormachea,en acuerdo con el alcalde Luis Revilla, porque considera que no es viable.

Hace una semana, más de un centenar de familias fueron evacuadas del edificio ante el daño de sus columnas fundamentales. La constructora Ormachea y un grupo de copropietarios acordaron como pronta solución el cambio de los pilares con planchas de acero, medida que la Alcaldía se comprometió a viabilizarla.

“Sólo dieron probabilidades de causa y de forma inmediata quieren colocar estas planchas metálicas en elementos que ya están con desgaste por la humedad, lo que contagiará y oxidará el material. Eso será peor”, dijo el ingeniero Rolando Grandi en una entrevista a Cambio.

Convocado por la SIB, Grandi realizó un estudio de la situación del edificio y consideró que los responsables no dieron la información adecuada de las causas del daño.

“No es la solución adecuada y tendrán que dar garantías para que la gente vuelva”, dijo.

Además, informó que lo que se necesita para estabilizar el edificio es darle “cuerpo, volumen y tamaño a las columnas que quedaron vulnerables por la filtración”.

En ese sentido, propuso el “revestimiento total con hormigón armado para restaurar todos los pilares”, proceso que durará entre tres semanas y seis meses.

Sin embargo, afirmó que es responsabilidad de Ormachea presentar los planos originales para determinar con exactitud las medidas que fijarán el costo de la ejecución.

El alcalde Revilla, quien se deslindó de toda responsabilidad ante la situación de los vecinos de El Alcázar, indicó el martes que no tenía en su poder los documentos del edificio y que en su lugar existen papeles de la edificación Milenio II. El año 2007, la empresa quiso regularizar la obra, pero fue rechazada.

Oxidación y yeso

El estudio realizado por Grandi señala que las causas del movimiento de la infraestructura tienen que ver con los fierros doblados de una de las columnas fundamentales que se oxidaron.

Grandi explicó que un tubo o bajante, que está pegado a la columna, se humedeció por muchos años hasta llegar a la oxidación de los fierros. Además de que la columna fue construida posteriormente porque no se integra a la viga.

“La viga, que con el tiempo fue cediendo, aplastó al tubo y luego desembocó sus aguas directamente en la columna y empezó a expandir la oxidación en toda el área”, dijo.

Según el experto en ingeniería estructural, lo más recomendable es el forrado definitivo de los pilares con un sistema robusto de hormigón armado, que es como un yeso grueso que permitirá al edificio recuperar la capacidad de sustento.


Vecinos inician proceso penal a responsables

El abogado Franklin Gutiérrez, de un grupo de copropietarios, indicó que mañana presentará toda la documentación para iniciar un proceso penal contra la empresa Ormachea en el Ministerio Público.

“Estaremos con los copropietarios defendiendo sus derechos e iniciaremos un proceso penal por peligro de estrago con estafa y daños múltiples”, dijo Gutiérrez.

Asimismo, indicó que sus clientes alistan toda la documentación para defenderse ante el desamparo de la Alcaldía de La Paz, institución a la que por 13 años aportaron con sus impuestos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada