sábado, 29 de diciembre de 2012

Vecinos de El Alcázar piden a Sadeco un seguro por 30 años

Un grupo de copropietarios del edificio El Alcázar pidió a la empresa Sociedad Anónima de Comercio (Sadeco), más conocida como Ormachea, que asegure el inmueble con una póliza de 30 años de vigencia.

En una reunión que sostuvieron la noche del jueves con la abogada de Ormachea, Mary Carrasco, representantes de los copropietarios plantearon la necesidad de que la compañía otorgue una póliza con el objetivo de que, una vez terminados los trabajos de estabilización del edificio, la habitabilidad esté garantizada para que ningún vecino pierda su patrimonio.

“La idea es que la empresa contrate una póliza y que la mantenga por lo menos unos 30 años, que vaya pagando la prima para garantizar que estas obras no van a tener ningún problema y que, de ser necesario, vamos a poder vender nuestro patrimonio”, afirmó Luis Monroy, representante de los copropietarios.

Página Siete intentó sin éxito comunicarse con Carrasco.

El 17 de diciembre, una columna que sostiene la torre Córdoba del edificio El Alcázar, ubicado en la calle Federico Zuazo, cedió y motivó la evacuación de emergencia de todos sus ocupantes.

Actualmente, la empresa Sadeco -que construyó el inmueble- ejecuta un plan de trabajo para reparar las columnas dañadas y devolver la estabilidad a toda la estructura.

La póliza cubre el riesgo de un eventual derrumbe a cambio del pago de un prima anual. Sin embargo, “qué seguro podrá garantizar tal magnitud de inversión (de El Alcázar); estamos hablando de 13 a 14 millones de dólares, que ya fue afectado. Debe ser un monto alto de prima anual”, sustentó Monroy.

Según el representante, la asesora legal de los Ormachea afirmó que habrá una resolución la próxima semana.

Si la respuesta es negativa -dijo Monroy- “la empresa tendrá que ver la manera de garantizarnos y resarcirnos el daño causado”.

Ayer, en una reunión de copropietarios, la directiva de El Alcázar informó que Sadeco se comprometió a continuar los trabajos de estabilización del edificio. También efectuará un estudio de otros posibles daños en la infraestructura.

Piden inspección en otros edificios
A pedido de sus propietarios y copropietarios, la Alcaldía y la Sociedad de Ingenieros de Bolivia (SIB) filial La Paz inspeccionaron cinco edificios de la ciudad y realizaron recomendaciones técnicas para refaccionar algunos deterioros que observaron.

Entre las edificaciones estudiadas están Geranios, ubicada en la avenida Saavedra de la zona de Miraflores; Alameda, en la avenida 16 de Julio, y otros inmuebles colindantes con este último.

“En el caso del Alameda hemos hecho dos informes pormenorizados. La administración (del edificio) está tomando en cuenta las recomendaciones. Vamos a seguir proyectando esas inspecciones con el objetivo de que esto siga siendo controlado”, explicó el jefe de la Dirección Especial de Gestión Integral de Riesgos (DEGIR), Vladimir Toro.

El 19 de diciembre, el alcalde de La Paz, Luis Revilla, anunció que a principios de 2013 se iniciará un trabajo de evaluación del estado de los edificios cuya antigüedad sea mayor a cinco años. Dicho trabajo será encarado con la SIB de La Paz.

Para este trabajo de inspección se dará prioridad a las edificaciones más antiguas y a las nuevas, cuyos propietarios adviertan algunos problemas en la construcción.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada