jueves, 9 de enero de 2014

Bancos aún aplican tasas altas a los créditos para anticrético

Los créditos para anticréticos tienen, en promedio, tasas de interés de hasta un 16 por ciento en los bancos y otras entidades financieras, es decir, similares a las que se aplican a los créditos de consumo.
El viceministro de Pensiones y Servicios Financieros, Mario Guillén, explicó que las nuevas condiciones establecidas en la Ley de Servicios Financieros y en el reglamento de tasas de interés de vivienda social también se aplican para los créditos destinados a un anticrético.
Añadió que la ASFI debe reglamentar y reclasificar los préstamos para anticrético, que aún figuran como créditos de consumo en las entidades financieras.
El Decreto Supremo 1842 fija tasas de entre 5,5 por ciento y 6,5 por ciento para créditos de vivienda social, extensivas a los préstamos para anticresis, pero Página Siete verificó que las entidades financieras aún aplican a este producto financiero las tasas de los créditos de consumo.



"El crédito para anticrético es considerado como uno de consumo. Los créditos de vivienda de interés social sólo son para la compra, construcción y remodelación”, dijo uno de los oficiales de crédito de un banco en el centro paceño. Una mutual informó que la tasa podría llegar al 18 por ciento y el plazo hasta cuatro años.
Sin embargo, otros bancos ofrecen una menor tasa de interés sólo si el cliente opta por hipotecar un inmueble, que puede ser donde vivirá, con el consentimiento del propietario, o el de algún otro familiar u amigo.
En una de las mutuales se informó que el cliente puede obtener financiamiento para anticresis con una tasa de 6,5 por ciento , pero tiene que hipotecar un inmueble. Similar trato da otra entidad bancaria, pero con una tasa del 10 por ciento .


En el Banco Unión los oficiales de crédito informaron que "aún esperan una instructiva” para canalizar financiamiento bajo las nuevas condiciones vigentes a partir de la Ley de Servicios Financieros y su reglamento.

Compra y construcción

La banca ofrece créditos para la construcción, la compra de inmuebles y la remodelación, con tasas que varían entre 5,5 por ciento y 6,5 por ciento , según el valor del inmueble.
El Gobierno proyectó una tasa de 5,5 por ciento como tope máximo para quienes ganan hasta 7.000 bolivianos; ese porcentaje de interés se aplicará a casas o departamentos de hasta 482.661 bolivianos o 255 mil Unidades de Fomento a la Vivienda (UFV).
El 6 por ciento , como tope máximo, es para quienes ganan hasta 10.000 bolivianos al mes y para una vivienda de hasta 719.260 bolivianos o 380 mil UFV.
La tasa de 6,5 por ciento , también como tope máximo, es para quienes perciben más de 10.000 bolivianos y siempre y cuando la casa o departamento tenga un precio de hasta 870.683 bolivianos o 460 mil UFV.

Los clientes con créditos ya contratados pueden renegociar los mismos para beneficiarse con las nuevas tasas propuestas por el Gobierno.
Para remodelación, los pasos son los mismos que para la construcción de un inmueble.

Se debe presentar el diseño, adjuntar el presupuesto y la entidad financiera enviará técnicos para valorar el inmueble y emitirá un informe para aprobar o no la solicitud crediticia.

Entidades atienden la renegociación de contratos vigentes
Los clientes que tienen algún crédito vigente para vivienda ya pueden renegociar las tasas de interés bajo los parámetros de la Ley de Servicios Financieros y su reglamento, según constató Página Siete en diferentes entidades financieras. 


El trámite, en promedio, dura tres semanas desde su inicio.
"Primero, debe entregar una carta pidiendo acogerse a la nueva Ley del Sistema Financiero y al decreto que aprueba las nuevas tasas de interés. En el documento debe estar especificado el número del crédito”, declaró el oficial de crédito de un banco.

La nueva norma permite que los actuales créditos puedan migrar y acogerse de las nuevas tasas de interés, que van desde los 5,5 por ciento hasta los 6,5 por ciento , dependiendo del valor del inmueble, como detalló la Autoridad de Control y Fiscalización del Sistema Financiero (ASFI).


La carta debe ser enviada a través de correspondencia de cada institución financiera, adjuntando la cédula de identidad del o los propietarios y llenando una declaración jurada de bienes, de ingresos y egresos que proporciona cada institución.

Una vez que se entreguen los documentos serán remitidos a su oficial de crédito que revisará la documentación y junto con su expediente de crédito para posteriormente aprobar la modificación. En este caso, se tratará de una adenda al contrato de préstamo modificando las tasas.
El proceso durará, al menos, tres semanas para que se cumpla con todo el proceso de adecuación. Los créditos de vivienda tenían una tasa de interés fija por el primer año. Al cabo de este tiempo los bancos incluían la Tasa de Referencia (TRe) que hacía subir el monto de pago. 

Por ejemplo, si la tasa de interés era del 5,99 por ciento ; luego de 12 meses se incrementaba la TRe que significaba un 1,88 por ciento adicionales e incrementaba el monto a cancelar por los clientes.
En caso de que el cliente observe alguno de los procedimientos o de su institución financiera puede cambiar de banco.

En una segunda instancia se le pedirá la documentación en fotocopia simple y hará una valoración del inmueble.
Posteriormente, se debe llegar a la oficina de Derechos Reales (DDRR) para deshipotecar y rehipotecar el inmueble dispuesto como garantía.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada