sábado, 18 de enero de 2014

Prestatarios pueden comprometer el 45% de su sueldo para créditos

La directora de la Autoridad de Supervisión del Sistema Financiero (Asfi), Lenny Valdivia, informó que los prestatarios que demuestren haber pagado alquileres el último año, pueden aumentar su capacidad de pago y comprometer hasta el 45% de sus ingresos para el pago mensual del crédito de vivienda que soliciten en los bancos, siempre y cuando su préstamo no exceda las 255.000 UFV (Unidad de Fomento a la Vivienda), es decir, $us 71.000, según el tipo de cambio actual.

Valdivia explicó que esa disposición fue incorporada en el artículo 7 del Reglamento para Operaciones de Crédito de Vivienda de Interés Social y recordó que antes de su aprobación, el prestatario sólo podía comprometer el 25% de su salario, lo que alargaba su crédito y aumentaba el interés nominal.

“En el artículo 7 de este reglamento, en la Asfi hemos establecido que cuando el prestatario que está accediendo un crédito de vivienda social, demuestre que paga alquileres al menos un año, tiene que beneficiarse”, explicó a los periodistas.

Por otra parte y según el informe presentado por la directora de la Asfi, los prestatarios que no demuestren el pago de alquileres, tienen derecho a comprometer hasta el 40% de sus ingresos y acceder a una tasa de interés anual de 5,5% como máximo, cuando su crédito no exceda las 255.000 UVF (71.000 dólares).

Recordó que la tasa de interés no deberá exceder el 6% cuando el crédito de vivienda social se cifre entre 255.001 y 380.000 UFV ($us 103.735), en ese caso, el prestatario podrá comprometer el 35% de su salario y hasta 40% % si demuestra el pago de alquileres.

Valdivia informó que la capacidad de pago será evaluada sobre el salario líquido del prestatario e incluirá los ingresos del conyugue, sólo si existe matrimonio civil.

Aclaró que los prestatarios que accedieron a un crédito de vivienda antes de la promulgación de la nueva Ley de Servicios Financieros, en agosto de 2013, y que quieran renegociar su préstamo en base a los nuevos beneficios de la norma, debe presentar su solicitud de manera escrita ante el banco emisor.

De acuerdo a la norma, las entidades de intermediación financiera tienen un máximo de cinco años para incrementar a 60% sus carteras de créditos colocados en el rubro productivo y de vivienda.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada