jueves, 2 de enero de 2014

Sector del 'ladrillo' crece un 10,5%

Por tercer año consecutivo el boom de la construcción permanece vigente en el país. Este sector que aglutina la cadena de obras civiles y proyectos de infraestructura (entre estatales y privados) a varios eslabones, ha tenido un crecimiento anual el año pasado de 10,5% con relación al 2012. El eje central del país marca el dinamismo ascendente, particularmente en los departamentos de Santa Cruz, La Paz y Cochabamba.

"Estamos cerrando un año mayor al 10% de crecimiento. Con muy pocos sobresaltos que al final de la gestión se pudo ver un pequeño desabastecimiento del cemento, lo que no significa que haya habido escasez. En general ha sido un año tranquilo", sintetizó Javier Arze, Gerente General de la Cámara de Departamental de la Construcción (Cadecocruz).

Un año lleno de logros. Si bien no hay datos oficiales, dado que el gobierno a principios de este año le ha restado cualquier competencia al Instituto Boliviano del Cemento y El Hormigón (IBCH) tras el abandono hecho por Fancesa de dicha instancia, las estadísticas quedaron centralizadas en el estatal Instituto Nacional de Estadísticas (INE).

Según la Cadecocruz, los datos referidos son propios de un trabajo de la institución. En ese sentido, Arze lamentó que en el balance de gestión el 40% de proyectos en licitación fueran declaradas desiertas, incluso en algunos casos llegando a una segunda y tercera convocatoria. "Usted tiene un gobierno que está poniendo más de tres mil millones de dólares en inversión y en infraestructura a nivel nacional y que no ha llegado al millón y medio en ejecución, eso es lo que preocupa. Entonces existen problemas, más que todo normativos", argumentó.

En la síntesis de los sectores. Luis El Hage Antelo, Presidente del Colegio de Arquitectos de Santa Cruz, señaló que durante el 2013 se mantuvo un promedio de 1.200 proyectos de infraestructura, manteniendo el mismo ritmo de los últimos tres años de crecimiento de la construcción. "Este año se mantuvo invariable el número de proyectos con relación al 2012. Es cierto que pueden haber 50 proyectos mas o menos, pero en más de mil proyectos esa variación no tiene mayor incidencia", precisó El Hage.

Por su parte el experto Gonzalo García Crispieri, ex presidente del Colegio de Arquitectos de Bolivia, señaló que este año ha sido muy positivo en términos de inversión pública en municipios y capitales de departamentos del país. "Tenemos una fuerte presencia de crecimiento a nivel del eje central. Pero no hay que descuidar otras ciudades intermedias donde las obras públicas sobre todo en los municipios han desarrollado obras de magnitud con el gobierno actual", señaló.

El cemento como parámetro. El patrón de crecimiento de la construcción está regido por el comportamiento de la oferta y demanda del cemento, cuyo desabastecimiento durante las últimas semanas, según Insumos Bolivia ha provocado un déficit del 6%.

“Hay un pequeño déficit (de cemento) y que está siendo subsanado con las importaciones que estamos haciendo como Estado e importaciones que están haciendo empresas privadas, el déficit no debe sobre pasar de ese margen”, señaló hace poco Oscar Sandi, Gerente General de la entidad estatal.

El consumo del cemento durante los últimos ocho años ha tenido un crecimiento promedio entre el 8% y 13% a nivel nacional. Según datos del IBCH, la producción nacional de cemento el 2012 alcanzó alrededor de 2.727.063 toneladas métricas (TM). En tanto que 187.500 toneladas fueron importados principalmente del Perú y en menor proporción de Argentina. En cambio Insumos Bolivia ha confirmado que la demanda del cemento este año se ha incrementado en un 10% más que el año anterior.

Mientras el auge de la construcción no se detiene, la industria del cemento no ha logrado superar la demanda interna pese a que algunas empresas han hecho esfuerzos por implementar nuevas plantas de producción para incrementar la producción. "Nosotros hemos tenido un crecimiento del 6%. Con la instalación de la nueva línea de producción de Kawasaki, pese a algunos problemas tropezados en los últimos días, hemos incrementado la producción respecto a la anterior gestión en un 136%", precisó Eduardo Rivero Zurita, Presidente de la estatal Fancesa.

En ese contexto el departamento de Santa Cruz, según Cámara departamental del sector, constituye el 34% del mercado nacional del cemento. Para la producción de Fancesa, el mercado cruceño ocupa el 57% en este momento. "Santa Cruz sigue en primer lugar en el consumo del cemento, ese es un dato importante que refleja el dinamismo de esta actividad. En este momento, además de la inversión pública estatal, el nivel de las inversiones privadas se han duplicado", apuntó Arze.

Por su parte, Sandi, señaló que Insumos Bolivia, para atenuar la escasez del producto viene comercializando 100 mil bolsas de cemento al mes. “Noviembre y enero son meses de alta demanda y es fruto de la inversión pública que existe en el país, y por eso nos vemos obligados a hacer una pequeña importación" apuntó.

Empresas constructoras. Según Fundempresa, en términos de la base empresarial activa del país, la construcción ocupa el segundo lugar con un 12%(a noviembre de este año). De 116.455 unidades empresas a noviembre de este año 14.210 se dedican a la construcción con una participación del 12% y 10.324 empresas dedicadas a la industria manufacturera con una participación del 9%.

Es más, el crecimiento del número de empresas constructoras, según Cadecocruz fue de 400% entre el 2008 y el2013.

Y Fundempresa da cuenta que el 2008 el número de empresas constructoras existentes en el país fue alrededor de 5.114 ocupando el 17% del total. A partir de entonces, según la Sociedad de Ingenieros de Bolivia (SIB), otro sector que involucra esta actividad, se experimenta un constante crecimiento de la construcción gracias al incremento de la inversión estatal en proyectos de infraestructura tanto en municipios y gobernaciones y el estado central.

"Los buenos emprendimientos privados y la inversión estatal, beneficiaron al sector ingenieril y al rubro de la construcción", señaló Jorge Alejandro Viruez Muñoz, presidente de la mencionada institución.

Dentro lo malo, Viruez señaló negativo la escasez de cemento, falta de mano de obra calificada para lo cual sugiere que debería haber políticas de formación técnica (mano de obra). Además pide modificar las normas de contratación. "En el tema de departamentos y condominios, se vieron estancadas las ventas debido a la gran oferta existente", finalizó.

"Lo que la gente está haciendo es tratar de proteger su capital, refugiándose en la construcción, dada la enorme demanda. El momento si bien es de bonanza pero es de mucha inseguridad jurídica y política'.

Roberto Laserna
Economista de la Fundación Milenio

"Afortunadamente ha sido un año positivo. La rentabilidad nunca ha bajado. Respecto al 2012 hemos tenido un ingreso superior al 25%, gracias al constante flujo migratorio a nuestro departamento'.

Juan Javier Rivera
Empresario y secretario general de la Cámara de Inmobiliarias de Santa Cruz.

"Santa Cruz es una ciudad pujante con las nuevas inversiones en centros comerciales y la gran ciudadela del Urubó. Pero también debe rescatar los techos de Jatata que son amigables con la naturaleza'

Gonzalo García Crispiere
Arquitecto Urbanista

Dinamismo
Sector que demanda una mano de obra calificada

Obras públicas. El Estado, le ha asignado para el próximo año más de tres mil millones de dólares frente a una inversión privada de 600 mil millones de dólares de la inversión privada.

Empleos. Se estima que genera al menos 300 mil empleos a nivel nacional, entre directos e indirectos. Un sector que en el contexto de las unidades habitacionales referente a condominios y edificios ya va llegando a su tope. El otro nicho de mercado, según los analistas que resta desarrollar es la vivienda masiva, denominada por el gobierno "viviendas sociales", pero su baja rentabilidad hace prever un estancamiento del sector en los próximos años.

Barreras. El sector ve que hay limitaciones significativas en el sector público de los proyectos y obras que contrasta con la inversión pública que se presupuesta en el momento de la licitación y su posterior adjudicación de las obras. Un 40% de esos proyectos, entre pequeños y medianos de los municipios son declarados desiertos debido a las normativas que en lugar de facilitar, le ponen barreras.

Empresas. A nivel nacional las empresas constructoras llegan al número superior al 14 mil unidades entre grandes, medianas, pequeñas y unipersonales. La diversificación de estas empresas se deben más que todo a la demanda de múltiples obras estatales y públicas referente a los 339 municipios del país. Según Fundempresa, solo en esta gestión, de enero a noviembre se han registrado 5. 209 nuevas empresas constructoras en el país.

Punto de vista

Carlos Hugo Barbery
Analista Económico


"El sector debe reencauzar su nicho de mercado"

“El tema de la construcción es indudable que genera un movimiento económico importante, de tal suerte que el efecto multiplicador que tiene en todos los sectores de la economía es indiscutible. Obviamente, es normal que esa tasa de crecimiento tenga esos índices incluso superiores al 10%, cuando el PIB ha pasado la cifra del 6%.

Si esos datos contrastamos con la realidad encontraremos una sobre demanda de unidades habitacionales, con muchos condominio y departamentos que están en condición de no haberse vendido. En ese contexto se puede decir que ha llegado a su tope.

Es cierto que la nueva Ley de Servicios Financieros puede ayudar a que el sector tenga un mayor apalancamiento para que se incremente en mayor flujo de dinero hacia los créditos de vivienda, lo cual no necesariamente significará retornar a las tasas de crecimiento experimentados en los últimos años.

El sector de la Construcción, debe reencausar su nicho de mercado hacia la vivienda social con costos mucho más económicos tal como exige la nueva Ley, pero también va ha significar menores flujos de rentabilidad.

Ante esa realidad las empresas constructora van a tener que ajustar los costos que demanda la población masiva que sueña tener una vivienda.

Si bien los municipios y gobernaciones son generadora de obras públicas, pero se limita a la contratación de pequeñas empresas constructoras, incluso unipersonales. Eso resta la expectativa de las grandes empresas dada su menor rentabilidad. Para las grandes empresas constructoras, si bien la demanda de vivienda como en el caso de Santa Cruz, es de 12 mil unidades habitacionales año. El gran desafío va ha ser aprender a manejar ese nuevo nicho de mercado, a sabiendas que generará muy baja rentabilidad".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada