lunes, 20 de enero de 2014

Urbanización Fátima alberga a 350 alteños

Diez años atrás, muchas personas buscaron instalarse en la urbanización Fátima del Distrito 12, ubicada en la zona sur de El Alto, sin embargo, ante la carencia de servicios básicos, principalmente la conexión de energía eléctrica y de agua potable sólo cinco familias se atrevieron a empezar una vida en el lugar.

Doña Delfina Tancara, una de las vecinas más antiguas, aseguró que en la zona “solo quedamos aquellos que verdaderamente teníamos la necesidad de contar con un techo propio, aunque en ese momento sabíamos que tropezaríamos con muchas dificultades, por lo que fuimos solo cinco familias que nos atrevimos a lograr lo poco que hoy tenemos”.

La urbanización que ahora cuenta con más de 350 habitantes, divididos en siete manzanos, fue fundada un 15 de mayo de 2004, momento desde el cual todos los vecinos empezaron a luchar por el progreso de la zona, a pesar de que actualmente comparten muchas necesidades ante un supuesto abandono de las autoridades.

Su actual presidente David Quito Mamani, quien fue elegido en la pasada gestión, tiene el reto de continuar luchando para mejorar su barrio aunque en todo el tiempo que tiene como presidente de su zona, son muy pocas las esperanzas de conseguir todo lo que en el momento le hace falta a la urbanización Fátima.

El dirigente indicó que sí tienen el agua potable, pero que hasta el momento, desde hace dos años atrás que fue instalada la red de alcantarillado, en todos los domicilios éste no funciona y hasta el momento no hay nadie quien pueda darle razón de este perjuicio que está viviendo la zona, producto del cual así como comenzaron a vivir continúan utilizando pozos sépticos expuestos a muchos riesgos de contaminación.

“No sabemos verdaderamente que es lo que está pasando, porque las instalaciones se han efectuado hace dos años atrás para todos los vecinos, pero no funciona y cuando acudimos a algunas autoridades como el Municipio solamente como respuesta recibimos que debemos seguir esperando algunos días más”, manifestó el dirigente.

Otro de los problemas que representa una preocupación para los vecinos del sector es la falta de mantenimiento de calles, lo cual. a pesar de que son solamente seis calles, ninguna de ellas cuenta con adoquinado, lo que provoca más de un problema especialmente en época de lluvias que los convierte en un barrial a lo que se suma las inundaciones producto de las aguas dirigidas que desde una de las principales avenidas de un barrio vecino sin que este problema pueda ser solucionado ni por la sub alcaldía de la zona menos por el municipio central de El Alto.

El barrio solo cuenta con algunos servicios que fueron conseguidos a mucha insistencia por el directorio, como es el servicio del alumbrado público, que no está aún al cien por ciento, y la instalación de gas domiciliario, que según el presidente de la zona David Quito, fue un gran logro, porque, debido a que es una zona alejada, el servicio de repartición de Gas Licuado de Petróleo era muy deficiente.

“Para nosotros ha sido un logro muy importante haber conseguido la instalación del gas a domicilio, porque antes de contar con este servicio teníamos que pasar una odisea para conseguir una garrafa de gas, además cuando se terminaba, en muchas de las ocasiones teníamos que llegar hasta Senkata, para conseguir una garrafa”, finalizó el dirigente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada