jueves, 16 de enero de 2014

Viviendas sociales fueron entregadas con falencias


Un baño sin ducha, una cocina sin grifos y techos sin tumbados así, entregó el Gobierno, la mayoría de las 98 viviendas de la urbanización Vida Nueva, ubicada en la km 9 de la Doble Vía a la Guardia.

De acuerdo, a testimonios de vecinos de esta zona, el proyecto que formaba parte del Plan de Vivienda Social y Solidaria (PVS), tenía una demora de varios años.

El martes un grupo de avasalladores tomó de forma violenta cerca de 40 viviendas de esta urbanización. En la gresca, cuatro de los invasores fueron detenidos por los vecinos, que desde hace dos semanas eran amedrentados por estas personas, pero que fueron liberados por la Policía.

No eran habitables. Claudia Montaño, viviente de esta urbanización, indicó que algunas viviendas no contaban con techos, y varios ítems que tuvieron que ser costeados por los usuarios.

“La empresa se quedó sin material para los techos y tuvieron que hacer a varias casas techos de cemento. Estas no estaban habitables, pero aceptamos recibirlas así porque el proyecto se demoró ocho años, cuando debió terminarse en tres”, señaló.

Por su parte, Marco Antonio Oros Rivero, funcionario del Ministerio de Transparencia, indicó que el proyecto era prácticamente desconocido por las autoridades nacionales, porque el PVS nunca dio detalles del mismo.

"Solo se conocía el proyecto Aqualand, que se entregó con pisos, techos y baños, pero de esta no se sabía nada. Y cuando inspeccionamos, verificamos que las casas no eran habitables", dijo.

Acusan a dirigente por la toma. Por el momento, los vecinos de la urbanización gozan de una aparente tranquilidad, pero, aún temen, ser despojados de sus moradas. "Estamos alerta, porque no vamos a dejar que nos quiten nuestras casas", dice Yohana Montero. Por otro lado, varios beneficiados del proyecto denunciaron, a Juan Taboada, dirigente vecinal, de organizar la toma de las viviendas. "Incluso uno de los loteadores dijeron que pagaron 1.500 dólares a esta persona", dijo María Helena Aguirre una de las afectadas. Familiares del acusado, rechazaron estas aseveraciones e indicaron que gran parte de las viviendas están deshabitadas.

Defensa
Concejal niega que avasalladores sean parte del MAS

Rechazo. Pese a que varios de los supuestos loteadores que ingresaron por la fuerza a estas viviendas se identificara como miembros del MAS (partido de Gobierno), ayer el concejal por este partido, José Quiroz, negó que estas personas sean parte del partido oficialista.

“Yo quiero aclarar que ningún dirigente del MAS es avasallador", dijo.

Denuncia. Empero añadió que algunas Senadoras, que cuentan con tres casas estarían comprometidos en este hecho.
"Pediremos al ministerio de Gobierno que investigue este hecho”, manifestó la autoridad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada