lunes, 10 de febrero de 2014

Chuquisaca Viviendas benefician a 26 familias pobres

Son familias numerosas. La mayoría migrantes de las provincias de Chuquisaca que casi toda su vida vivieron en casas de alquiler, pero desde ayer tienen su propia vivienda, a la que accedieron a través de un crédito pagadero en diez años. Ayer, la Fundación Cardenal Maurer entregó 26 casas de la segunda fase del programa de vivienda en el barrio Emanuel colindante con el barrio Bolivia, cuyo costo unitario es de $us 10.000. El presidente de la fundación, monseñor Otto Straus, dijo que con la entrega de llaves a las familias beneficiarias se hace realidad, una vez más, el sueño del cardenal José Clemente Maurer, fallecido en 1990, quien dispuso su casa y bienes en Alemania para la construcción de viviendas después de su muerte en Chuquisaca. Por su parte, el administrador de la Fundación Cardenal Maurer, Willy Cardozo, informó que para acceder a una casa a crédito fijaron dos características fundamentales: que las familias sean de escasos recursos económicos y que como mínimo tengan cinco hijos. Tras esto, contó, las solicitudes comenzaron a llegar y al cierre del plazo se recibieron 200; luego, la Fundación contrató una trabajadora social independiente para que evaluara la situación y definiera qué familias tenían necesidad “urgente” de vivienda. De ese modo, manifestó Cardozo, las 26 familias seleccionadas pasaron a formar parte de la segunda fase del programa, que en enero de 2011 entregó 25 viviendas en el mismo barrio Emanuel. Pero eso no es todo. El programa contempla la construcción de 100 viviendas y por eso está en plena ejecución la tercera fase con la construcción de otras 26 viviendas en el mismo de sector, de las cuales 13 están en plena ejecución. LAS VIVIENDAS Las casas están ubicadas en el barrio Emanuel detrás del cerro Sica Sica a unos 700 metros de la avenida Diagonal Jaime Mendoza; el ingreso es por un camino de tierra y no hay servicio de micros. Cada vivienda consta de tres dormitorios, una cocina-comedor y un baño; la superficie construida es de 65 metros cuadrados en un lote de 200 metros cuadrados. Al ser un barrio nuevo, las necesidades son muchas. De manera urgente requieren el tendido de energía eléctrica y el agua potable, además de limpiado de calles. El subalcalde del Distrito 5, Celso Vedia, que participó del acto de entrega de llaves, dijo que el tendido de la energía eléctrica para el alumbrado público estará en dos meses, mientras que el suministro de agua potable será a través de la instalación de cinco piletas públicas en los siguientes días. También se comprometió a limpiar las calles. Meta 100 son las viviendas que construirá la Fundación Maurer para favorecer a familias numerosas y pobres.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada