domingo, 2 de febrero de 2014

La zona Sur es ideal para los negocios y la residencia

Los comerciantes que invierten su capital en la zona Sur no sólo consolidan sus negocios en el lugar, sino también sus residencias porque éstas ofrecen una mejor calidad de vida, afirma el subalcalde Carlos Urquizo. "Tenemos un buen clima y servicios básicos más eficientes”, precisa. Hace ocho años, Carmen I. y su esposo abrieron en San Miguel una sucursal de su tienda de electrodomésticos de la Eloy Salmón. Al poco tiempo, por comodidad, decidieron residir en La Florida. "Cada vez era más difícil para la gente de acá llegar a la Eloy Salmón, por eso trajimos una tienda y nosotros decidimos vivir acá”, señala. Esta importadora recuerda que el negocio, de más de 40 años, es de su esposo, quien aprendió de su madre, a la que, desde niño, acompañaba a "traer mercadería”. Gonzalo Arias, que comenzó hace más de 25 años vendiendo ropa deportiva en un puesto callejero en la calle Graneros, del centro de La Paz, hoy, además de sus negocios en esa zona, tiene dos tiendas en San Miguel, donde vende ropa deportiva que trae de China y Panamá. Para facilitar sus actividades, también reside en la zona Sur. Juan Surco, gerente general de la cadena de supermercados Juan del Sur, es otro empresario que trabaja y vive en Calacoto. En los años 90, junto a sus cinco hermanos, Juan invirtió los ahorros y la liquidación que obtuvo en su trabajo de ayudante de carnicería. Eran 5.000 dólares con los que instaló un almacén en Los Pinos. El negocio medía 50 metros cuadrados, hoy ocupa 250 metros y tiene dos sucursales: Irpavi y Calacoto. Surco remarca que su emprendimiento alcanzó esa magnitud porque decidió brindar una atención al cliente especializada, manejar adecuadamente la facturación y "administrar el negocio profesionalmente, no empíricamente”. "Se puede tener mucho dinero y el mercado a disposición, pero si no se cuenta con herramientas para hacer un estudio de mercado, planificar y manejar los factores externos es difícil crecer”, subraya. Así como estos empresarios, existen otros en la zona Sur con más proyectos de inversión, de los que aún no quieren hablar porque -como sostiene Octavio Condori, uno de los carniceros más antiguos del mercado de Achumani- "no hay que limpiarse la boca antes de comer”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada