jueves, 6 de marzo de 2014

Édgar Patana, alcalde de El Alto “Estamos planteando dónde construir los edificios”

La ciudad creció en toda su extensión. Hay una densificación en los distritos 1, 6 y parte del 2, Edgar Pantan.

De acuerdo con los datos del último censo (2012), la población de la ciudad de El Alto pasó de los 649.958 habitantes, registrados en el censo de 2001, a aproximadamente 848.840, lo que la convirtió en el segundo municipio más poblado de Bolivia, después de Santa Cruz, que cuenta con 1.453.549.
Este crecimiento de la población se reflejó en la construcción de viviendas que, en algunos casos, trascendió los límites con otros municipios, como Viacha, Laja y Achocalla.
La expansión es horizontal, lo que preocupa al alcalde Édgar Patana, del Movimiento Al Socialismo (MAS), porque -asegura- la ciudad más joven del país, que hoy cumple 29 años de su creación necesita "crecer hacia arriba”.
¿Hacia dónde crece la mancha urbana en El Alto?
La ciudad creció en toda su extensión. Hay una densificación en los distritos 1, 6 y parte del 2. Desde la Ceja (parte del distrito 1) la mancha urbana está avanzando hacia el sur. Llegando al distrito 2 (zona 12 de Octubre) hay una densidad de edificaciones verticales (edificios) y el crecimiento llegó a sus límites. En el distrito 10 (considerado área rural) todo está urbanizado. La expansión llegó hasta los municipios vecinos de Laja, Achocalla, Viacha y Copacabana. Los distritos 10 y 11, que eran área rural, comenzaron a urbanizarse.
La parte norte es la única que quedará como área rural por protección al medio ambiente. En esa zona están Villa Ingenio, Santa Rosa de Lima y otras que también crecieron en población, al punto que la construcción de viviendas está llegando al botadero.
¿Cuál es la característica de ese crecimiento?
Rápido y, lamentablemente, horizontal, lo que genera mucho gasto en la instalación de servicios básicos. Si bien llegamos con servicios a poblaciones que surgieron hace cuatro o cinco años, nos encontramos con que hubo más crecimiento de vivienda. Los propietarios se reúnen, eligen un presidente y presionan por diferentes factores, sobre todo por servicios básicos. Preocupa, porque si bien tenemos bastante población, nuestra gente es trabajadora y creativa, sin materia prima, sin espacio donde crecer. Es complicado.
Ante esa situación ¿cuál es la alternativa?
Tenemos que replantear ese crecimiento y estamos trabajando en el tema de planificar nuestra ciudad. En ese marco, estamos planteando las zonas donde debe haber un crecimiento vertical. Ya no puede haber una expansión horizontal, porque todo se encarece y es latente el peligro de que podamos salir de nuestros límites, lo que ya se dio en Viacha, donde la gente salió de nuestro municipio. Esa gente se siente de El Alto, pero vive en Viacha y ahí paga sus impuestos.
¿Existen zonas específicas para apostar a ese crecimiento vertical?
Sí, en la parte norte, entre los distritos 5 (donde se encuentran zonas como Huayna Potosí y Río Seco), 6 (16 de Julio, Alto Lima) y parte del distrito 2, a la altura de Santiago I y Santiago II, donde hay lugares adecuados para el crecimiento vertical.
La tercera zona para este crecimiento es la parte baja, en Mercedario, donde estamos construyendo los bloques de carácter social, son departamentos. Elegimos ese lugar a fin de no afectar el aeropuerto.
Nosotros planteamos como punto cero la construcción del edificio municipal, el J’acha Uta, lo que hará que todo el borde de Río Seco tenga un gran crecimiento. Ahí se construye el primer complejo de edificios de carácter social de 12 plantas, cada uno con cuatro departamentos; serán siete bloques que densificarán el crecimiento de ese lugar que, hoy por hoy, está despoblado.
El aeropuerto perjudica ese crecimiento vertical
Una de las cosas buenas o malas que tenemos es el aeropuerto, que nos divide en norte y sur y no nos permite crecer de manera vertical, tenemos problemas con algunas zonas por el tema del despegue y el aterrizaje. El aeropuerto divide nuestro crecimiento en los distritos 5, 6 y el 2 y eleva el precio del transporte para la ciudadanía. Sabemos que no se irá en unos 20 o 30 años. Impulsaremos la construcción del aeropuerto en Laja.
¿Quiénes tendrían que apostar a ese crecimiento vertical?
Los vecinos, que ya lo están haciendo, la gente próspera que tiene la ciudad de El Alto y que muestra su movimiento económico y su grandeza haciendo bella la ciudad. El Alto se veía como una villa, pero al poner la fachada, que es diferente de las de otras ciudades, frías y uniformes. Acá la fachada es multicolor, totalmente elegante, con el uso de vidrios y colores.
También invierten en la construcción vertical la empresa privada, la administración estatal que se animó a regionalizar sus oficinas de impuestos en El Alto, igual que la Procuraduría. Nosotros, la Alcaldía, estamos construyendo también edificios.
La empresa privada construyó un multifamiliar, igual que el Gobierno, lo que transformará el estilo de vida en El Alto. Son multifamiliares para empleados públicos, damnificados por desastres naturales en la ciudad de La Paz y para policías.
¿Cómo participa la ciudadanía?
Aún está incrédula. Si bien busca vivienda, todavía quiere que sea individual y horizontal, pero la oferta de departamentos, como la que se hizo a los afectados del megadeslizamiento de La Paz, atrae, tiene éxito en gran parte de los pobladores alteños, sobre todo en los jóvenes, que comenzaron a trabajar, quieren mejorar su vida y piensan en un departamento. Esto transformará El Alto; con estos multifamiliares se hará que el ciudadano se quede en El Alto. Seguro que la empresa privada también apostará a lo mismo y a los servicios de entretenimiento.
¿Actualmente dónde se concentra la construcción de edificios?
En la Ceja, Villa Dolores, 16 de Julio y en las vías principales de la avenida Juan Pablo II. También está en el distrito 14, de Río Seco más allá, y llega a Senkata. Pese a que no se cuenta con alcantarillado, se están levantando edificios de varias plantas.
Esos nuevos edificios ya son con fachada. Nosotros los llamamos cuetillo porque son multicolores, los extranjeros los denominaron cholet.

HOJA DE VIDA

Profesión Édgar Patana es arquitecto de profesión.
Dirigente Fue secretario ejecutivo de la COR de El Alto.
Militancia Es alcalde de El Alto desde 2010 por el MAS.

"La construcción crece un 20%”
El alcalde de El Alto, Édgar Patana, estima que en 2013 la construcción en la urbe creció hasta en un 20%.
Remarca que se trata de una estimación, porque la Alcaldía no cuenta con las herramientas y los recursos necesarios para establecer el real crecimiento de la edificación de viviendas y edificios en la ciudad.
"No tenemos datos exactos, pero hubo crecimiento, es increíble. A base de los permisos de construcción extendidos en 2013 por la Alcaldía se puede decir que el crecimiento es del 8%, pero en realidad estimamos que está por encima del 20%”, declara Patana.
Es que en la ciudad de El Alto la construcción sin el previo permiso de la comuna es moneda común.
"En el distrito 1, por ejemplo, se detectó que muchos vecinos no tienen permisos de construcción, por eso necesitamos mayor control y herramientas, como la tecnología tridimensional”, precisa el burgomaestre Patana.

"Queremos ser la capital de La Paz”
La comuna alteña proyecta a su ciudad como la capital de las 20 provincias del departamento de La Paz. El traslado del edificio de la Gobernación a la urbe alteña es uno de los primeros pasos que se plantea la gestión de Édgar Patana.
"Queremos que El Alto sea la capital de las 20 provincias de La Paz, acá tiene que trasladarse la Gobernación. Si La Paz es la capital política del Estado Plurinacional, El Alto tiene que ser la capital de las 20 provincias”, afirma.
Para el alcalde alcanzar ese objetivo es una premisa para responder a la expectativa que tiene la gente del área rural al migrar a la urbe alteña.
"Somos el referente de la gente que sale del altiplano, por eso tenemos que consolidar este objetivo”, expresa.
Patana añade que lograr ser la capital departamental le dará a El Alto "el control político de La Paz”.
Esta apuesta contará con un proyecto en cinco años para ser considerado por la alteñidad.
"En cinco años tendremos el primer esbozo de la capital del departamento. Mientras, queremos fortalecernos en infraestructura, estamos avanzando para eso”, asegura.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada