lunes, 24 de marzo de 2014

La Sociedad de Ingenieros identifica más de 300 edificaciones mal hechas

La Sociedad de Ingenieros de Bolivia (SIB), filial La Paz, identificó más de 300 edificaciones mal hechas en el municipio paceño, por lo que plantea la necesidad de que la Alcaldía de La Paz las regule a través de una norma.

“Son varias viviendas, nadie las controla. Las estructuras están hechas al libre albedrío porque las empresas construyen la edificación, la venden y se van. Nadie les fiscaliza”, denunció el presidente de la SIB-La Paz, Marcelo Badani, en una entrevista con Cambio.

Según el directivo, la fiscalización corresponde a la verificación de la estructura respecto de su integridad y no a su acabado.

Se debe analizar la consistencia de los pilares, cimientos, vigas, lozas, entre otros aspectos, para detectar el origen de las rajaduras, que son señal de que la construcción está mal hecha.

RESPONSABILIDAD EDIL

Badani indicó también que en el marco del proceso de la aprobación de los planos de edificación, en la Alcaldía recae la mayor responsabilidad sobre las malas construcciones, toda vez que es la instancia que da el visto bueno “sin observar”.

El experto lamentó que la responsabilidad de los funcionarios ediles se limite a un trabajo de escritorio en el momento de emanar una autorización. Lo importantes es ir al terreno para constatar datos y que éstos estén acordes con la planificación urbana.

NORMA FISCALIZADORA

Al respecto, la concejal Virginia Pinedo, miembro de la Comisión de Territorio, indicó que se alista una norma fiscalizadora, que en la actualidad atraviesa por algunos debates en el aspecto económico de las construcciones.

“Estamos viendo con el Uso de Suelos y Patrones de Asentamientos (USPA) cómo subsanar la situación y no afectar a los vecinos, quienes por cuestiones económicas no pueden tener su casa con la seguridad que se requiere”, dijo Pinedo.

En criterio de la concejal, el contratar a un ingeniero, además del arquitecto y los albañiles, es un presupuesto elevado que a veces las familias no pueden pagar y por eso existe la tendencia a las construcciones clandestinas.

ELABORACIÓN DEL PROYECTO

Al respecto, el presidente de la bancada del Movimiento al Socialismo (MAS) en el Concejo Municipal, Jorge Silva, informó que se alista el proyecto de Ley Municipal de Fiscalización de Construcciones o Edificaciones en el Municipio de La Paz, que está en etapa de socialización.

“Estamos trabajando a detalle este proyecto, por lo cual lo hemos remitido a la SIB-La Paz y al Colegio de Arquitectos para que coadyuven”, dijo.

En criterio de Silva, urge una norma que acompañe la planificación urbana del municipio, toda vez que la ciudadanía, al no tener lugares dónde construir, edifica sus casas en zonas de riesgo, las que posteriormente son legalizadas por la Alcaldía.

DENUNCIAS SIN RESULTADOS

Entre los casos más recientes presentados en el Concejo Municipal está el de la vecina Amelia Montero, de Calacoto, quien tras casi cuatro años de peregrinar en las instancias municipales no encontró solución a su caso.

Denunció que la Alcaldía de La Paz aprobó planos irregulares del ahora denominado edificio Las Américas y que para su funcionamiento destruyó parte de una plaza.

En los últimos años, el departamento de la señora Montero y otros del edificio sufrieron muchos deterioros por su construcción, presentan grietas y otros defectos.

Al respecto, Badani indicó que con la fiscalización se minimiza el riesgo de las edificaciones y se da mayor seguridad a los vecinos.

SIB ATIENDE 80 EDIFICIOS

Ante la proliferación de edificios construidos irregularmente, la SIB, filial La Paz, hace el mantenimiento de 80 edificios que requirieron sus servicios.

“Son 80 edificios que están bajo el control de la SIB, que apoya para que no ocurran problemas en la construcción”, sostuvo Badani.

Indicó que una vez acabada una edificación, ésta debe tener el primer control para ver su asentamiento, así como el cuerpo humano, y realizar las evaluaciones de forma periódica.

Para Badani, la SIB-La Paz puede apoyar en las construcciones, pero la tuición de fiscalizar pasa por manos de las autoridades municipales. Puede intervenir como lo hizo en el edificio El Alcázar, que estuvo en riesgo de colapsar el año 2012 por el sobrepeso, cuando se construyó una estructura de hormigones para 15 pisos, sobre la que se cargaron 17 niveles.

El control y fiscalización, y control de materiales y resistencias en las edificaciones, están descuidados por la Alcaldía.


Según el concejal Jorge Silva, más del 70 por ciento de las edificaciones en la ciudad de La Paz fueron aprobadas sin control.

Para la Sociedad de Ingenieros de Bolivia (SIB), en La Paz existen más de 300 edificios mal hechos.

Entendidos en la materia coinciden en que la instancia responsable de la aprobación de planos y su fiscalización es la Alcaldía.

Según la SIB-La Paz, funcionarios ediles aprueban los planos desde sus escritorios y no hacen las verificaciones que requiere el caso.


70 por ciento de las construcciones de la ciudad de La Paz es irregular, según el concejal Jorge Silva.

80 Edificios atiende la SIB-La Paz con trabajos de mantenimiento a solicitud de los propietarios.


MALOS CONSTRUCTORES

El concejal Jorge Silva afirmó que la norma empujará a que se desbarate una red de mal intencionados que a costa de la necesidad de la ciudadanía ejecuta construcciones sin control.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada