martes, 8 de abril de 2014

Santa Cruz Tendencia: crece la demanda por lotes en complejos campestres

Hace más de un año, Percy Burgos compró un terreno en el complejo campestre Norte, en el que luego hizo construir su cabaña que visita una vez a la semana y los feriados. Para él esta ha sido una acertada decisión, pues adquirirlo le ha salido “mucho más barato que tener una quinta propia”. Explica que pagando en cuotas puede acceder a piscinas, club house, campos deportivos, entre otros, y a servicios como el mantenimiento de su propiedad y seguridad durante las 24 horas del día.

Como él cada vez son más las personas del nivel socioeconómico medio y medio alto que compran un lote en áreas alejadas de la ciudad, y en contacto con la naturaleza, por los precios accesibles y las facilidades de pago. Entre estos proyectos están El Naranjal, Laguna Palmira, Las Pampitas, Quintas Güembé, Syrah Norbélgica, Dos Lagos y Las Cabañas Campestres.
Andrea Indaburu, gerenta comercial de Syrah Bolivia, firma multinacional que maneja el proyecto de Norbélgica y Dos Lagos, confirma que la demanda ha trepado un 62%. “En 2011 vendíamos un promedio de 40 terrenos por mes, pero ahora estamos cerrando unos 60”, indica y destaca que lo logran con la tecnología crediticia que cuentan.

Juan Carlos Suárez, gerente de márquetin del Grupo Sión, empresa que concretó el complejo campestre Norte y que ofrece Laguna Palmira y El Naranjal, señala que en los últimos dos años sus ventas crecieron un 30%.

Maria Lucy, gerenta comercial de Daniel Bienes Raíces, expresa que hay mayor demanda por la necesidad que tiene la gente de tener un lugar de esparcimiento con seguridad. “Es una alternativa para las familias de nivel medio, con precios accesibles y facilidades de pago”, sostiene.

Franz Javier Rivero, vicepresidente de la Cámara de Inmobiliarias de Santa Cruz (Cicruz), observa que en los últimos tres años han empezado a desarrollarse más proyectos de este tipo. “Se encuentran ubicados en la zona del Urubó, La Bélgica, hacia Warnes, Cotoca y La Guardia y cerca de El Torno”, acotó.

El costo del m2
Cada proyecto inmobiliario determina el costo del metro cuadrado (m2) en las casaquintas. Sin embargo, para Luis Vaca Pereira, arquitecto de la empresa de avalúos, Proyección, los valores comerciales de este tipo de terrenos varían a medida que se van consolidando como núcleos urbanos y alcanzan valores muy altos en relación con sus valores iniciales de comercialización.

“El valor promedio de lotes en estos complejos campestres es de $us 60 por metro cuadrado”, explica.
En palabras de Marco Hurtado, presidente de Cicruz, mientras más infraestructura, servicios y otros puede ofrecer un complejo campestre a las personas, esto permitirá poder cobrar un precio diferenciado.

Explica que el precio del m2 se ha incrementado en los proyectos que ya han vendido todo y también en aquellos que van terminando su infraestructura.

Juan Carlos Suárez, presidente de Sión, indicó que hay propietarios del complejo Norte que han logrado una plusvalía de un 200% pues antes costaba $us 10.000 un lote de 600 m2. En Laguna Palmira cuesta entre $us 56,6 y 95 el m2. Los precios más caros están sobre la playa del lago. Y en El Naranjal existen terrenos desde $us 21,6 el m2.

En Las Pampitas, ubicado en Colpa Bélgica, el m2 cuesta $us 40, pero en 2006, cuando comenzó el proyecto, costaba $us 7, explica Marco Ballivián, propietario del complejo. En tanto que el proyecto Quintas Güembé, que cuenta con 39 lotes, en una superficie de 160.000 m2, los precios del terreno oscilan entre los $us 80 y 100 el m2

El costo del m2 construido sube por el material
Según datos de la Cámara de la Construcción de Santa Cruz (Cadecocruz), el costo del metro cuadrado construido se ha encarecido, pues por la época de lluvias y otros factores como la demanda, se han elevado los precios de los artículos que se utilizan en la construcción, como la madera y afines.
Guillermo Schrupp, presidente de Cadecocruz, indicó que el precio del m2 construido están en oferta desde los $us 200 en adelante, dependiendo de la calidad y diversas características de las casas. “Dentro del crecimiento del sector, existe un mayor desarrollo de construcciones en las zonas cercanas a los centros urbanos en toda el área metropolitana, debido a una mayor demanda de las casas en estas áreas y la flexibilización de las condiciones crediticias”, dijo.

Servicios especiales
Los servicios que ofrecen estas casaquintas son cada vez más exlusivas, con el propósito de dar un valor agregado al lugar.
Por ejemplo, el proyecto Laguna Palmira cuentra con la única laguna del municipio Andrés Ibañez donde se puede practicar deportes acuáticos . Además tiene una cancha de pasto sintético de fútbol 7.
Las Pampitas posee un manantial de 995 metros de longitud para que sus propietarios practiquen la pesca.
Las Cabañas Campestres ofrece un guía para tomar ambrosía y ver la preparación de quesillo o un horneado

Son urbanizaciones de mayor superficie con entorno natural
Luis Vaca Pereira Suárez - Arquitecto
Los complejos campestres, llamados así por encontrarse fuera de los límites urbanos o en jurisdicciones vecinas, son en realidad urbanizaciones de mayor superficie, donde se destaca el entorno natural dinamizado en muchos casos por lagunas, arroyos, riachuelos, arboledas, en terrenos planos u ondulados.



Esto, sumado a la infraestructura edificada, resulta atractivo para las familias que desean vivir alejadas del ruido y en contacto con la naturaleza. Los complejos campestres generalmente son proyectados con lotes de más de 700 m2 y sus valores comerciales están determinados por varios factores, como la distancia, calidad de las vías de acceso, cantidad y calidad de sus áreas comunes, seguridad interna, mantenimiento de áreas verdes, además del concepto urbanístico y arquitectónico adoptado

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada