lunes, 20 de abril de 2015

Construcciones hasta en la punta del cerros para pagar menos

Basta una mirada al distrito 8 y 9, al sur de la ciudad, para percatarse que el alto costo de los lotes en la ciudad ha llevado a un desorden y un caos en la urbanización de Cochabamba.

Algunas personas, especialmente migrantes del occidente, han construido hasta en la punta de los cerros a falta de una planificación urbana que les permita tener una vivienda digna a costos accesibles.

Aunque la mayoría que vive allí no tiene servicios de agua, alcantarillado, áreas verdes y vías de acceso, lo que la gente toma en cuenta a la hora de elegir esos lugares son los bajos costos de los lotes.

Los precios oscilan entre los 2.000 dólares y los 10.000, dependiendo la superficie. Sin embargo, muchos están construidos en áreas agrícolas y son ilegales, es decir no cuentan con documentos de propiedad.

Para muchos, comprar un lote para construir en el eje metropolitano es un sueño inalcanzable por los altos costos que tienen.

PRECIOS

Según las ofertas, un lote de 545 metros cuadrados (m2) tiene un valor de 245.000 dólares, es decir a 449 dólares el m2 en la avenida Juan De La Rosa.

En Sacaba, un terreno de 250m2, con un valor de 32.000 dólares, demuestra que el metro cuadrado vale 128 dólares.

Quillacollo es otro de los municipios que tiene altos costos, 141 dólares el m2 indica una oferta de un terreno de 226m2 que cuesta 32.000 dólares.

En Tiquipaya, un terreno de 1.522 m2 tiene un costo de 297.000 dólares, lo que quiere decir que el m2 está a 192 dólares.

El presidente del Colegio de Arquitectos de Cochabamba, Jhon Mendoza, indicó que estos costos son resultado de la especulación del mercado inmobiliario y de la falta de planificación municipal.

“Nos movemos en un mercado informal de bienes raíces y eso ha hecho que los precios estén como estén. A eso se suma la falta de políticas de parte de la Alcaldía de Cochabamba y otras del departamento”, indicó.

Observó el hecho de que hay zonas donde no se pueden hacer edificaciones mayores a tres plantas y por ello se hacen viviendas de mayor tamaño. Esta situación impide aprovechar el territorio.

“Entonces dónde va ir la gente. Por estas políticas se ha crecido desordenadamente. En vez de ayudar, están perjudicando”, señaló.

Manifestó que de haberse planificado hace 10 años, en la zona sur se podían haber construido edificios habitacionales con buenas condiciones, servicios básicos, vías. Ahora, esta situación es irreversible por la gran cantidad de gente que ya vive en ese sector y que hicieron construcciones precarias para salvar su necesidad de tener vivienda.

CUIDADO CON TIERRAS AGRÍCOLAS

Mendoza también advirtió a la gente tener mucho cuidado con la compra de lotes agrícolas, ya que su fin último es ese y la gente no puede construir una vivienda.

Recordó que pensando en un crédito de vivienda, el banco tampoco acepta este tipo de lotes para otorgar un préstamo.

Su recomendación es que las personas vendan estos lotes a agricultores o finalmente los usen para cultivar, “porque construir sobre este terreno es totalmente ilegal”..

“Lo primero que la gente debe percatarse es que el lote que compre sea en una zona urbana, caso contrario no podrá construir. El cambio de uso de suelo es muy dificultoso, casi imposible”, mencionó.

LOTEADORES VERSUS AUTORIDADES

Según el secretario de Planificación de la Alcaldía, Fernando Centellas, los loteadores en Cochabamba superan al orden y a la autoridad que el municipio pueda imponer.

Centellas dijo que en la ciudad hay mafias de especuladores y de loteadores, que han hecho que los precios estén elevadísimos.

Señaló que los loteadores trabajan fuera de los horarios de oficina de los funcionarios municipales, todo para hacer construcciones ilegales en sectores como el Parque Tunari y las zonas agrícolas de la ciudad.

En el Cercado, ni siquiera la gente que vive en la ciudad cumple con el 40 a 50 por ciento de aporte de territorio que debe dar al municipio para áreas verdes y de equipamiento, cuando se realiza un proyecto de vivienda.

Consolidación antes que planificación

El secretario de Planificación de la Alcaldía de Cochabamba, Fernando Centellas, reconoció que antes de que se imponga la planificación en el municipio se consolidaron los avasallamientos a tierras agrícolas con lotes y viviendas.

Indicó que no tienen el personal necesario para detener esto.

Terrenos de engorde son un problema

Los denominados terrenos de engorde, que se compran a un precio y se los mantiene por años para sacar un rendimiento económico, también se han convertido en un problema para la población, pues en vez de ser usados para vivienda, están paralizados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada