sábado, 25 de julio de 2015

Video Impuestazo causa rechazo y protesta de vecinos

Como un atentado al bolsillo de los ciudadanos, así fue tomado por los vecinos el incremento al impuesto a la propiedad de bienes inmuebles, que en algunas zonas supera el 400%.

La intempestiva medida provocó la molestia no solo de los contribuyentes afectados, sino también de las juntas vecinales, representantes de los trabajadores y de otros sectores.

Las primeras voces de reclamo se conocieron el jueves, por lo que ayer, a primeras horas de la mañana, representantes de las juntas vecinales se declararon en huelga de hambre en la plaza 24 de Septiembre y, más tarde, cientos de contribuyentes afectados llegaron hasta las oficinas del Servicio de Recaudaciones (SER) para exigir una explicación al respecto y otros para conocer cuánto deberán pagar, porque la página web de SER se encontraba bloqueada.

Cerca de las 9:00, el secretario de SER, Fernando Mustafá, salió a explicar a los huelguistas que la página web había sido hackeada y que solo se trataba de una recategorización, que no alcanzaba a todos los vecinos.

Pero en las oficinas de SER la molestia continuó porque la medida se estaba aplicando. Como las ventanillas para la verificación de los impuestos a inmuebles estaban sin sistema, muchos vecinos optaban por hacer fila en la única ventanilla habilitada para el pago de este tributo y constataban el incremento. Muchos optaban por no pagar debido al monto elevado.

Una de ellas fue Adelaida Peña de Espinoza, para quien el incremento fue de más del 400%. “Esto es un asalto. No voy a pagar, no es justo”, dijo la mujer, que vive en el barrio El Pari. Ella mostró el recibo de Bs 4.230 por la gestión 2013, pero por la gestión 2014 el cálculo llega a Bs 18.326.

“Mi esposo y yo somos maestros jubilados, de dónde vamos sacar para pagar tanto. Nuestra casa no es grande ni hemos hecho refacciones en los últimos años. No entiendo cuál es el criterio para el incremento y, lo peor, que aquí no dan ninguna explicación”, decía molesta.

Otro vecino que no ocultó su molestia fue Augusto Terán, que vive por la avenida Mutualista, cerca del cuarto anillo. Él pagó Bs 333 por la gestión 2013 y ahora deberá cancelar Bs 1.259. “Nos están asaltando. Es una barbaridad”, dijo al mostrar su recibo de pago de la gestión 2013, donde hizo anotar el nuevo monto.

Otra vecina que vive en la avenida Alemania, cerca del quinto anillo, deberá pagar Bs 1.220, siendo que por la gestión 2013 canceló Bs 344.
Otro contribuyente que vive en la avenida Santos Dumont y cuarto anillo indicó que su impuesto subió de Bs 388 a Bs 1.214.

Entretanto, otros residentes de zonas alejadas, como el Plan Tres Mil, indicaron que el aumento fue menor. Este es el caso de Germán Carrión, que pagó Bs 320 por la gestión 2013 y que por 2014 le cobran Bs 327.

Lluvias de críticas
Uno de los primeros en criticar la medida fue el presidente de la Federación de Juntas Vecinales (Fejuve), Omar Rivera, que encabezó el piquete de huelga que se instaló en la plaza principal, pero que se suspendió luego de que el secretario de SER explicara que el ajuste no afecta a las zonas alejadas.

El dirigente de la Central Obrera Departamental (COB), Rolando Borda, también manifestó su rechazó al aumento y anunció movilizaciones para la próxima semana si es que la Alcaldía no frena la medida.
El que también criticó el impuestazo fue el exalcalde Roberto Fernández, quien considera que medidas como estas, son solo una muestra de que “las autoridades han perdido el rumbo del manejo de la ciudad en los aspectos técnico, económico, social e institucional”.

Fernández cree que no hubo un estudio técnico serio para determinar el incremento, al que calificó como un atentado al bolsillo del vecino. “Al no poder generar otro tipo de medidas creativas para lograr ingresos que no afecten la economía de los vecinos, recurren a subir los impuestos”, dijo.

Agregó que por eso solicitó una audiencia con el alcalde Percy Fernández, para plantearle sugerencias que permitan contribuir con soluciones a problemas de la ciudad

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada