miércoles, 21 de octubre de 2015

El retrato del prestatario de la vivienda social

Los créditos de vivienda de interés social son una opción muy atractiva para comprar un bien inmueble. Desde su creación, en julio de 2014, y más aún, desde que se determinó otorgarlos con cero cuota inicial, cualquiera podría pensar que el sueño de tener una casa propia está al alcance de todos. Sin embargo, la información de los bancos revela que la mayoría de los solicitantes son cruceños, varones, independientes a nivel laboral y que apelaron a créditos inferiores a los 80.000 dólares.
Con el Decreto Supremo (DS) 1842, puesto en vigencia por el gobierno -que fija tasas de interés para viviendas sociales del 5,5%, 6% hasta 6,5%-, las entidades financieras comenzaron a otorgar préstamos para vivienda con tasas más bajas que las comerciales.
Además, desde abril de 2015, con la aprobación el DS 2137, las entidades financieras no exigen un aporte inicial; ese dinero proviene de los fondos de garantía creados en el marco del citado decreto y de la Ley de Servicios Financieros, que define a la vivienda de interés social como aquella única, sin fines comerciales, cuyo valor comercial o costo final de construcción (incluido el terreno) no supere las 400 mil Unidades de Fomento a la Vivienda (UFV) si es un departamento, y 460 mil UFV si es una casa.


Avance, pero con créditos bajos
Todas las entidades financieras acreditadas por la ASFI están obligadas a destinar hasta un 35% de su cartera a viviendas de interés social, por lo que el primer paso es acercarse a un banco o Fondo Financiero Privado (FFP) y entrevistarse con un agente de negocios o de crédito para solicitar un crédito de vivienda social.
De acuerdo con el Informe de Estabilidad Financiera, elaborado por el Banco Central de Bolivia, con datos a junio de 2015, entre 2013 y 2014, el porcentaje de participación de los créditos de vivienda pasó de 19,5% a 21,2 % en la cartera total de créditos.
Y de 2014 hasta junio de este año esa presencia subió a 21,8% (observe los gráficos).
Pero, hay mucha gente que alega que acceder a uno de esos créditos es un proceso lleno de trabas, sobre todo relacionadas con los documentos de los inmuebles.
Las casas o terrenos que son objeto de crédito deben ser buscados por el cliente antes de la obtención del préstamo y las entidades financiera s evalúan el valor del inmueble antes de otorgar el crédito. Por ello, las viviendas a la venta deben contar con todos los documentos legales que habiliten una primera hipoteca, además, deben estar localizadas dentro la mancha urbana.
La valuación que hacen los bancos de las propiedades y de las capacidades de repago de los solicitantes muchas veces deriva en la disminución del monto que está en expectativas de aquellos que desean un casa propia.
El gerente de marketing del Banco Mercantil Santa Cruz, Mauricio Porro Vargas, en respuesta a un cuestionario enviado por Inversión, sostiene que del total de desembolsos en vivienda social, el 39% corresponde a inmuebles con un valor comercial menor a 77.300 dólares, 44% a viviendas de hasta 115.200 dólares y el 17% a propiedades de hasta 139.475 dólares.
Empero, destaca que "el Banco Mercantil Santa Cruz hasta el momento ha superado más de 1.600 millones de bolivianos en créditos de vivienda de interés social, beneficiando a miles de familias”.
Asimismo, Banco BISA, que cuenta con amplia experiencia en la otorgación de créditos de vivienda en general, dice: "En el caso del crédito de vivienda social, no hemos tropezado con dificultades y la otorgación de préstamos sigue su curso normal”.
Con relación a la fuente laboral de los prestatarios, el gerente general de BancoSol, Kurt Koenigsfest, lanza un dato interesante: el 83% de la cartera de vivienda de interés social corresponde a clientes independientes, mientras que el 17% restante a clientes dependientes, "en consonancia con la composición general de la cartera de BancoSol”.
Se deduce que fue más fácil el acceso al crédito por parte de los trabajadores con ingresos independientes que solicitaron préstamos menores a 80.000 dólares.
Repunte desde abril
Al cierre de septiembre de 2015, Banco BISA desembolsó más de 23,4 millones de dólares en esta cartera, cuenta con cerca de 730 clientes prestatarios de créditos de vivienda social y atendió a 188 unidades familiares con créditos nuevos.
Mientras que BancoSol cerró el tercer trimestre de 2015 con una cartera de 17,7 millones de dólares en créditos de vivienda de interés social. La cifra muestra un gran crecimiento respecto de diciembre de 2014 (1,8 millones de dólares), y con relación al primer trimestre del año; en marzo de 2015 era de 3,5 millones de dólares.
"Este crecimiento se explica en gran parte por la aplicación de la estrategia de cero cuota inicial a partir de abril de 2015, como establece la normativa vigente”, sostiene gerente general de BancoSol, Kurt Koenigsfest, en sus respuestas a un cuestionario enviado por Inversión.
Según un reciente reporte de la Autoridad de Supervisión del Sistema Financiero (ASFI), los créditos de vivienda de interés social subieron de 3.089 millones de bolivianos, en enero de este año, a 5.207 millones de bolivianos, en agosto, lo que representa un crecimiento de 68,5%.
Desde el lanzamiento del crédito, en julio de 2014, hasta el reciente agosto el monto creció en 3.640 millones de bolivianos. La pasada semana, la directora ejecutiva de la ASFI, Ivette Espinoza, informó que este crédito hasta agosto benefició a más de 19.500 solicitudes.
Santa Cruz y los varones
Según Porro Vargas, en el Banco Mercantil Santa Cruz "el departamento de Santa Cruz presenta la mayor cantidad de desembolsos de créditos de vivienda social a nivel nacional, seguido por los departamentos de Cochabamba y La Paz, respectivamente”.
En Banco BISA, el 23,61% de los créditos de vivienda de interés social se otorgaron en Santa Cruz, el 20,86% en Cochabamba, 19,20% en Sucre y 16,44% en La Paz.
Y en BancoSol esta cartera está concentrada en el eje troncal del país, ya que el 28% se concedió en La Paz, incluido El Alto, el 26% en Santa Cruz y el 25% en Cochabamba. Esto quiere decir que el 79% de los créditos de vivienda social están en estas cuatro regiones. "Aunque en menor proporción, este tipo de crédito también se concedió en el resto del territorio nacional: 8% en Tarija, 7% en Sucre, 2% en Oruro, 2% en Beni y 1% en Pando”, dice Koenigsfest.
Llama también la atención otro dato lanzado por BancoSol: por género, la composición de esta cartera muestra que el 59% de este tipo de préstamos fue otorgado a clientes varones y el restante 41% al sexo femenino.
La entidades financieras destacan que el porcentaje de mora en esta cartera es muy bajo, debido a los bajos intereses y cuotas cómodas. El porcentaje de mora es inferior al 1% y se debe sobre todo a los cambios en los niveles de ingresos a lo largo del plazo del préstamo.





Estrategias para acercarse a todo cliente
Pese a que los créditos de vivienda de interés social están normados en cuanto a sus tasas de interés y su presencia en la cartera de cada banco, éstos han trabajado en una serie de estrategias para atraer más clientes.
Por ejemplo, el Banco BISA lanzó en marzo de este año la plataforma virtual "Vivienda social on line” (https://vivienda.bisa.com), mediante la cual los interesados en conseguir un crédito de vivienda de interés social pueden obtener información sobre el monto al cual tienen capacidad de alcanzar, además de la cantidad de dinero fuera del crédito con la que deberá contar para los demás trámites de adquisición de un bien inmueble.
Tras llenar un breve formulario, en esa plataforma, las personas pueden incluso lograr una preaprobación de su solicitud, a la cual deberán hacer seguimiento de manera presencial, haciéndose presentes en cualquiera de las oficinas del Banco BISA.
El Banco Mercantil Santa Cruz opta por ofrecer la agilidad en el proceso, ofertas especiales para compra de viviendas en proyectos financiados por el banco y paquetes junto con otros productos. Y en cuanto a la campaña publicitaria, creó la campaña "Desinquilínate”, que funcionó muy bien en la comunicación del concepto por medios de publicidad tradicional, digitales y BTL.
BancoSol, como en el resto de sus productos crediticios, facilita a los prestatarios una red de servicios a nivel nacional para cumplir con sus obligaciones. Además, les provee servicios de banca electrónica para hacer seguimiento y pagar las cuotas de sus créditos sin apersonarse a una agencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada