sábado, 10 de octubre de 2015

En la capital se registra una caída en la venta de bienes inmuebles


CIFRAS

1.000 dólares es el costo promedio de un metro cuadrado de terreno en la zona central de Sucre.
393 Ley de Servicios Financieros estipula bajas tasas de interés para créditos de vivienda, sin la exigencia de una cuota inicial.

El boom de la minería, registrado hace unos años, provocó que muchos “nuevos ricos” llegaran de Potosí a Sucre en busca de casas y terrenos y pagaran grandes sumas en efectivo y sin regatear. Por eso, los precios de las viviendas se dispararon, generando una inflación que hoy afecta a las personas de ingresos medios y bajos porque no pueden adquirir un lote, menos aún una vivienda.

Sucre es una ciudad pequeña y con muy poca industria, sin embargo los precios de los bienes inmuebles se han elevado hasta volverse inaccesibles para la mayoría de la población con déficit habitacional.

Expertos en bienes raíces y agentes de este rubro coinciden en que dos factores influyen para producir este fenómeno: la falta de extensión de terrenos y el exceso de liquidez que hubo durante el auge de la minería en Potosí, hace cinco años.

En los últimos cuatro meses se registró una caída en la venta de inmuebles y, según los agentes de bienes raíces, hay una tendencia al estancamiento del rubro en los próximos meses, con alguna probabilidad de que los precios bajen.

El efecto Potosí
“Por el boom de la minería, muchos ‘nuevos ricos’ llegaron de Potosí a nuestra ciudad en busca de casas y terrenos y pagaron grandes sumas en efectivo y sin regatear”, explica a CAPITALES el agente de bienes inmuebles Marcelo Frías.

Por eso, en su criterio, los precios de las viviendas se dispararon, generando una inflación que hoy “está afectando a las personas de ingresos medios y bajos y que no pueden adquirir un lote, menos aún una vivienda”.

Roxana Fuertes, de la Inmobiliaria Señor de Maica, dice que hay potosinos que vienen a Sucre solo a comprar terrenos, con el objetivo de construir casas o departamentos para luego venderlos u ofrecerlos en alquiler, mientras ellos siguen radicando y dedicándose a sus actividades en su ciudad natal.

“Algunos incluso, no le exagero, llegaron con su mochila llenita de dinero para comprar al contado, sin negociar. A la gente que quiere comprar con crédito de vivienda, los bancos solo les dan 40 mil o 50 mil dólares y las casas cuestan por encima de los 100 mil dólares. Por eso la venta está estancada y es seguro que los precios van a rebajar. Ya están rebajando en algunos casos, porque los dueños necesitan dinero al contado”.

En la misma línea, una agente de la inmobiliaria Clay revela que tuvo casos de personas que recibieron remesas de España o potosinos que llegaron a Sucre para comprar al contado, “con billete en mano” y sin regatear los precios, al punto de que ofrecían más dinero con tal de quedarse con el inmueble de su preferencia. Otros, entretanto, no pueden comprar por los costos elevados.

Pese a que está vigente el crédito de vivienda social, la mayor parte de la población con déficit habitacional no puede acceder a una casa debido al bajo nivel de sus ingresos frente al alto costo de los inmuebles. Esta situación está ocasionando una caída en la venta de inmuebles desde hace aproximadamente cuatro meses, según la misma fuente, que prefiere mantener su nombre en el anonimato.

Incremento desproporcionado
Yusef Schugair, empresario chuquisaqueño y gerente propietario de Schugamotors SRL, sección Bienes Raíces, sostiene que la falta de extensión de terrenos en Sucre y el exceso de liquidez que hubo por el auge económico de la minería en Potosí provocaron un incremento desproporcionado del precio de los inmuebles.

“El espacio reducido sube el valor del terreno, pero el auge de la minería pasó y los precios de las casas y terrenos en Sucre no rebajaron; son ilógicos, no se justifican. Entonces, hay contracción en la economía”, argumenta Shugair.

“Bajón” de precios
El suplemento dominical PANORAMA, de CORREO DEL SUR, publicó en su último número la opinión de dos inversionistas del rubro de la construcción, Gustavo Abastoflor y Jorge Rodríguez, quienes, si bien reconocen que hubo un “bajón” en los precios con relación a los dos años anteriores, consideran que siguen siendo muy competitivos al estar “muy por debajo” de Santa Cruz, “un poco más abajo” que Cochabamba y obviamente que La Paz.

Según Abastoflor, “estamos en precios adecuados para nuestro medio y son los precios racionales que luego del costo de inversión, etcétera, pueda justificar el que una empresa pueda arriesgarse a construir un edificio con inversiones grandes”.

En la misma línea, Rodríguez afirma que los precios de los departamentos por el momento “se están manteniendo”. Él espera que no bajen mucho; de todos modos, cree que “ahora el rubro que se debe atender es el de viviendas de menor precio, en bloques de tres o cuatro plantas, para gente que no tenga recursos suficientes para adquirir departamentos de mayor precio”. A su juicio el menor precio por departamento debe ser de $us 60.000, para captar muchos interesados.

Más oferta que demanda
Uno de los mayores referentes de búsqueda de viviendas a la venta son los avisos clasificados Arca de Noé, que se publica todos los días junto con el periódico CORREO DEL SUR. Allí, personas particulares e inmobiliarias colocan sus anuncios.

CAPITALES monitoreó esta publicación y constató que una veintena de inmuebles, entre terrenos, casas y departamentos, no se pueden vender desde hace tres a siete meses. Por ejemplo, una casa ubicada por la salida al aeropuerto Juana Azurduy de Padilla, que hace tres meses estaba a la venta en 220 mil dólares, la última semana rebajó a 110 mil y todavía no se vende.

Precios promedio
Según Bienes Raíces Clay, con 16 años en el rubro, el precio promedio de un departamento construido en 200 metros cuadrados es de 85.000 dólares y el de una casa con tres dormitorios, un baño, sala, comedor, cocina y patio, ubicada en un barrio alejado como Tucsupaya, Belén o Karapunku, sobre 250 metros cuadrados, de 75.000 dólares.

Con suerte, se pueden conseguir viviendas desde 30.000 dólares, pero, como los precios están todavía por las nubes, algunos piden hasta 500 mil dólares.

Una buena opción para las parejas jóvenes sin hijos o con un solo hijo podría ser un departamento, cuyos precios son más bajos. Aunque la gente en Sucre todavía prefiere la privacidad y el patio que solamente ofrecen las casas.

Para definir el precio de un …
Según expertos consultados por CAPITALES, para definir el precio de un terreno se toma en cuenta la zona donde está ubicado, si se encuentra en un área comercial, si es plano o elevado, si está amurallado, si cuenta con la instalación de alcantarillado, si tiene los papeles al día. En cuanto a las viviendas, si tiene acceso a los servicios de agua, luz y gas domiciliario, entre otros detalles.

83.619 permisos de construcción
se concedieron en Sucre en 2012, destacándose ese año por su ascenso. En 2008, 40.085 permisos; en 2009, 61.104; en 2010, 64.628 y en 2011, un total de 26.011.

FACTORES PARA LA MAYOR DEMANDA DE INMUEBLES EN SUCRE
Según la docente Janneth Cuéllar, son los siguientes:
* Grandes inversiones efectuadas en bienes inmuebles por ciudadanos potosinos a partir de excedentes de liquidez generados por el alto precio de los minerales. Al obtener gran cantidad de recursos, optaron por realizar inversiones seguras que, además, generen rentas por alquileres, ofertando y pagando precios muy elevados. Esto repercutió en el encarecimiento general de las viviendas.
* Decrementos en las tasas de interés pasivas de los bancos (principalmente en DPF), que originaron bajas en el costo de oportunidad de los recursos incrementando la demanda por activos inmobiliarios por parte de los ahorristas. Estos vieron esa opción como una mejor alternativa de ganancia.
* Desde 2006 se observó una apreciación de la moneda nacional, lo cual ocasionó que los ahorristas conviertan sus activos financieros de dólares a bolivianos. Sin embargo, una parte de ellos prefirió cambiar sus ahorros en dólares por activos inmobiliarios para conservar e incluso aumentar su valor.
* Elevadas remesas recibidas de los emigrantes bolivianos se canalizaron principalmente en inversión en viviendas, elevando la demanda y, en consecuencia, los precios.

"El espacio reducido sube el valor del terreno, pero el auge de la minería pasó y los precios de las casas y terrenos en Sucre no rebajaron; son ilógicos, no se justifican"
Yusef Schugair
EMPRESARIO


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada