domingo, 10 de enero de 2016

Cochabamba La Alcaldía aprobó 539 edificios en cuatro años

En los últimos cuatro años, de 2012 a 2015, la Dirección de Catastro de la Alcaldía de Cercado aprobó la construcción de 539 edificios en la urbe en base a una normativa “caduca” que no responde a la realidad, según admiten en la Alcaldía.

“El mayor crecimiento se dio en 2012 con 175 edificaciones. En 2013 bajó a 129; en 2014 a 98 y en 2015 volvió a subir a 137. Esa es la curva. No sabemos que pasará en 2016, es posible que baje o se mantenga porque el auge de la construcción se estancó o está empezando a decaer”, detalló el director de Información Geográfica y Catastro del municipio, Luis Meneses. Atribuyó la mayor tasa de crecimiento en 2012 al “boom” de la construcción que se registró ese año en todo el país.

La comuna Adela Zamudio, que abarca desde la avenida Melchor Pérez, la Cancha, la serranía San Pedro y Circunvalación, es la que mayor cantidad de edificios aprobó, un total de 339. Le sigue la Molle con 95, Alejo Calatayud con 38, Tunari con 34 y Valle Hermoso con 33. La mayoría de edificios tiene alturas de cinco pisos (106), cuatro (105) y tres (103) plantas. Sólo 12 tienen 14 pisos y 11 nueve.



Normativa

El jefe del departamento de Gestión Urbana y Territorial, Daniel Iriarte, informó que de acuerdo al Reglamento Nº 4100 aprobado en 2010 la altura máxima de edificios en la zona de renovación de la imagen urbana es de ocho plantas en una vía mayor a 12,5 metros.

En la zona norte denominada de preservación de paisaje, que comprende la avenida Circunvalación y las serranías, los edificios no pueden superar los tres niveles. En la zona central existen tres subáreas: en la patrimonial están permitidas edificaciones con cinco plantas; en la compacta o sin fajas jardín, con siete y en la de renovación de imagen urbana, con ocho.

En el caso de la zona sur están permitidos los edificios de cuatro a siete plantas según la zonificación, el perfil de la vía o frente de lote.

Meneses admitió que la normativa actual, en base a la que se está dando curso a las construcciones, “no está respondiendo a la realidad, debido a que hubo un crecimiento desmedido en ciertos sectores”.

El primer reglamento del Plan Regulador de 1961 establecía que la altura mínima para construir en avenidas y parques era de dos plantas. Tras ello se aprobaron la Ordenanza 1061 de 1991 y el Reglamento General de Urbanizaciones y Subdivisión de Propiedades Urbanas. Las normativas 3011 y 4100 son complementos de ambas. Ante el panorama sugirió elaborar otra norma.

“Necesitamos empezar a pensar seriamente en el crecimiento vertical con otro tipo de normativa que nos permita ello (…) Este crecimiento vertical tiene que estar planificado con mejoramiento de servicios, condiciones de habitabilidad, etc”, dijo el funcionario municipal.

El concejal Sergio Rodríguez recordó que hay un proyecto de Plan de Ordenamiento Territorial, elaborado durante dos años por los arquitectos Sergio Vega y Andrés Loza, que está en el Concejo Municipal en espera de ser aprobado.

Sugirió dar luz verde a este plan a fin de ordenar la ciudad y poner un alto a las amnistías, que han consolidado el caótico crecimiento. “No más amnistías y quienes tienen edificios deben pagar las multas”, opinó.

La concejal Rocío Molina coincidió con Rodríguez en la urgencia de contar con un plan de desarrollo territorial, además de otro urbano, que sean actualizados para planificar la ciudad y evitar la pérdida total de la identidad arquitectónica y urbanística.



ALGUNAS OPINIONES

SERGIO RODRÍGUEZ, CONCEJAL

Al crecimiento vertical que experimenta Cochabamba no acompañó el crecimiento de los servicios. Los más críticos son los de alcantarillado sanitario y pluvial. Una vivienda normal saca agua del alcantarillado con diámetros de 6, máximo de 8. Pero cuando se construye un edificio sobrepasan las 12 pulgadas y se encuentran con tuberías en la calle de 8, 10 y 12 pulgadas(...), también hay dificultades con el agua.



ROCIO MOLINA, CONCEJAL

Hay una falta de planificación muy preocupante, lo que está ocasionando que Cochabamba pierda toda identidad arquitectónica y urbanística. Desde que llegamos al Concejo Municipal como MAS hemos insistido en la necesidad de hacer un Plan de Desarrollo Territorial y Urbanístico como una guía necesaria para seguir la ruta hacia la planificación de la ciudad (...) Este crecimiento es el resultado de la famosa amnistía.



RAFAEL SAINZ, PRESIDENTE DEL COLEGIO DE ARQUITECTOS

No se está construyendo y tampoco diseñando o haciendo planos como hace 4 o 5 años (...) ha bajado el boom de la construcción, ya no es el mismo porque ya se saturó el mercado y se llenó de edificios Cochabamba.(...) La planificación de edificios no está a la par de los servicios. Necesitamos una reglamentación urbana, la que existe y se maneja es de 1992. En ésa se hizo parches con las normas 3011 y 4100, por lo que urge una nueva.



CENTRO HISTÓRICO SUFRE UN FUERTE IMPACTO

El jefe del Departamento de Patrimonio Territorial de la Alcaldía, Gustavo Siles, señaló que el Reglamento del Centro Histórico de 1991 da luz verde para la construcción de edificios de planta baja y cuatro pisos. “Esto de alguna manera contradice el buen sentido de la preservación y conservación”, dijo.

Manifestó que se intentó que los propietarios mantengan la altura original de uno o dos pisos en la parte delantera y el crecimiento vertical de hasta cuatro plantas sea en la parte posterior para que “el ángulo de preservación desde la acera del frente no rompa con los elementos patrimoniales que quedan y que son pocos”.

Las zonas más críticas son las avenidas Heroínas, San Martín, Ayacucho, Esteban Arce con galerías comerciales y la Aroma. “La mayoría son edificios comerciales y ahora con la restricción vehicular hay una tendencia a querer demoler edificios del centro histórico para volverlos edificios parqueo”.

El Plan de Gestión y Dinamización en elaboración por el Departamento de Patrimonio contempla estrategias de intervención del centro histórico. Según el catálogo de edificaciones hay 127 estructuras, en cuatro categorías, con valor arquitectónico a proteger.



PLANO GENERAL Y CATASTRO ACTUALIZADO

Después de 17 años, la Alcaldía elaborará un nuevo plano general de la ciudad y actualizará el catastro municipal el cual está “desactualizado”.

El nuevo plano que se espera concluir este año, será financiado con un préstamo del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) de casi 8 millones de dólares. “La idea es que este plano esté disponible en la web, tipo Google Maps, donde uno pueda entrar y ver el código de manzana, predio y otra información adicional temática como salud, educación, transporte y seguridad ciudadana de tal forma que no sea para la Alcaldía, sino para todos los ciudadanos”, explicó el director de Información Geográfica y Catastro del municipio, Luis Meneses.

El documento también posibilitará ver el crecimiento de la ciudad y elaborar políticas de desarrollo municipal. De igual manera, se contará con una red geodésica que permitirá tener toda la urbe milimétricamente medida; además de una maqueta de altura de la ciudad.

Según el jefe del Departamento de Gestión Urbana y Territorial, Daniel Iriarte, la División de Normas Urbanas dependiente de la Secretaría de Planificación del municipio también se encuentra en la tarea de realizar un nuevo reglamento de construcción. En opinión del Colegio de Arquitectos de Cochabamba urge encarar la elaboración de la Carta Orgánica, en la que se defina qué quieren ser los cochabambinos y cómo lograrlo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada