lunes, 22 de febrero de 2016

Cochabamba Pocos incentivos para dueños de casas patrimoniales

La revitalización de la plaza de Armas 14 de Septiembre trajo consigo una mirada fresca de la historia del “Centro Histórico” de la ciudad. Sin embargo, recorriendo las diferentes calles se pueden encontrar varias casas con valor histórico-patrimonial que no se encuentran en buen estado.

La restauración de estas edificaciones tiene costos altos. El mínimo puede llegar a ser 100.000 bolivianos y el máximo superar los 5 millones de bolivianos. Esto es debido a la mano de obra que debe ser especializada, al igual que los materiales que se utilizan. Además, en varios casos se paga hasta 10 mil dólares de impuestos.

El mantenimiento de estas casas se complica, pues en muchos casos estas infraestructuras fueron heredadas por varias personas. Algunos vendieron la parte que les tocó, otros las dieron en alquiler o las utilizan como depósitos. Además, la mayoría de los propietarios se encuentran en el exterior, señaló el director de Patrimonio de la Alcaldía, Gustavo Siles.

Normativa

Ante la inversión que se requiere y la división del bien entre varias personas, es complicado lograr un mantenimiento constante de estas viviendas. Por ello, el Artículo 302 de la Constitución Política del Estado señala que es competencia municipal la promoción y conservación del patrimonio.

Ante esta situación, la Ordenanza Municipal 1061/91 señala diversas políticas de preservación, protección y conservación del Patrimonio. Asimismo, prevé incentivos a los propietarios para que mantengan sus edificaciones.

El Artículo 102 señala que “estarán exonerados de los impuestos o tasa impositivas los anteproyectos y proyectos en el área. Los anteproyectos y proyectos de restauración, remodelación y mantenimiento de los edificios considerados en la categoría 1 y 2. Los proyectos de renovación controlada sólo deberán pagar el 50 por ciento del costo general de aprobación”.

Sin embargo, por el momento, las categorías están sujetas a la aprobación del catálogo que realizó la Dirección de Patrimonio durante tres años. Pues en la Ordenanza se contempló características de 1991.

Asimismo, el Artículo 103 de la misma Ordenanza indica “Los propietarios de los inmuebles a preservar quedarán exentos de pago de impuestos por el lapso de cinco años, tiempo en el que los propietarios deberán realizar trabajos de conservación bajo la supervisión fiscal y disposiciones reglamentarias con carácter obligatorio”.

De este modo, se busca que los propietarios realicen trabajos de protección. De igual modo, se está trabajando en actualizar la norma.

En la actualidad, se puede observar la sede de los fabriles, así como una casa, ambas en la acera este de la plaza 14 de Septiembre, que están en proceso de restauración. La primera tiene un costo de 4 millones de bolivianos y la labor se realiza con cautela, señaló Siles.

En el caso de la casa el propietario tuvo que pagar una multa de 20.000 bolivianos por demoler una torre de la parte superior. También se vio obligado a reconstruirla.

Prohibiciones

Ante la necesidad de preservar estas edificaciones, existen diversas prohibiciones que los propietarios deben acatar. Caso contrario recibirán sanciones.

La Ley Municipal 0042/2014 señala en el Artículo 10 que: “El propietario interesado en efectuar, sobre bienes patrimoniales protegidos por ley, actor materiales de construcción, mantenimiento, modificación, restauración y renovación (...) deberá gestionar, previo a la ejecución, el respectivo permiso y autorización ante las instancias pertinentes del municipio”.

Sin embargo, Siles señaló que esta prohibición no se respeta a cabalidad. “A veces levantan muros en los patios, hacen modificaciones sin pedir permiso. La sanción por edificar sin autorización es de mil bolivianos y la demolición de lo que se construyó”, aseveró.

Sin embargo, la situación es más compleja si se trata de una demolición sin el respectivo permiso. La sanción para estas acciones depende de aquello que se derribó. Además que el dueño debe reconstruir la pieza de manera exacta.

“Pierde el gran valor que tenía, porque se vuelve un falso histórico. Por más que se reconstruya idéntico, ya no es como el original”, explicó Siles.

CATÁLOGO ESPERA REVISIÓN Y APROBACIÓN

Después de tres años de trabajo se finalizó el catálogo de edificaciones patrimoniales del centro histórico. Por el momento, se espera la aprobación para promulgar y aplicar las prohibiciones, sanciones y beneficios a los propietarios de estas construcciones históricas.

El catálogo cuenta con cuatro categorías, según explicó el director de Patrimonio de la Alcaldía, Gustavo Siles. La primera consiste en Conservación Integral, esto se aplica edificaciones monumentales, cuyo valor no sólo es la infraestructura, sino los bienes en su interior. Éste es el caso de iglesias, que no puede ser demolida ninguna parte de la estructura por ningún motivo.

La segunda categoría corresponde a Conservación Estructural. Se aplica a las casonas que conservan los patios íntegros. La tercera es Conservación y Remodelación, que permite la demolición de muros y sus remodelaciones correspondientes.

Finalmente está la categoría de Integración Urbana. Es decir, son casas sin valor patrimonial, que buscan darle una misma estructura lineal al centro histórico.

Según la Ordenanza Municipal 1061/91, el centro histórico llega al sur hasta la calle Ladislao Cabrera, al este hasta la avenida San Martín, al oeste a la calle Junín y al norte a la calle Mayor Rocha.

Siles contó que la tarea no fue sencilla debido a la suceptibilidad de algunos propietarios. “Muchos no viven aquí. En otros casos fue difícil el acceso porque pensaban que íbamos a buscar expropiar o subir los impuestos”, dijo.

A cada casa se le colocará un letrero que explique la categoría y características de la edificación.



CATÁLOGO

Gustavo Siles. Director de Preservación del Patrimonio de la Alcaldía

La mayoría son de estilo neoclásico

La mayoría de las casas no tiene un estilo único. Comenzaron siendo construidas de una forma, pero luego fueron cambiando de acuerdo a las épocas y las tendencias.

Se puede hablar que el estilo de la gran mayoría es de tipo neoclásico. Aunque muchas ya tienen muros añadidos y demás.

La plaza, que es parte del patrimonio del centro histórico es la única plaza en Bolivia que mantiene sus cuatro galerías intactas y originales.



IDENTIDAD

Patricia Dueri. Arquitecta Especialista en Patrimonio

La ciudad va perdiendo su identidad

La mayor parte de las edificaciones patrimoniales del centro histórico se encuentran en estado de deterioro y algunas están abandonadas. Son despreciadas por ser de abobe y poco rentables, los propietarios prefieren demoler y construir edificios que sean rentables.

Se conoce de demoliciones y como éstas, hay muchas constantemente. La pérdida de estas casas patrimoniales en el centro histórico es de gran preocupación porque la ciudad va perdiendo su identidad.



INCENTIVOS

Edwin Jiménez. Concejal

Se está viendo dar incentivos

Las propiedades no pueden ser modificadas sin el permiso de la unidad de patrimonio. Sin embargo, los propietarios deben pagar impuestos elevados.

Por ello, se está viendo la posibilidad de dar incentivos. Estamos trabajando en una normativa que permita que este aspecto sea contemplado.

Pese a que esto debería estar en el catálogo, todavía no hemos recibido el documento para su revisión.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada