viernes, 3 de junio de 2016

Crédito de vivienda social benefició a 29.000 familias

El Censo de Población y Vivienda de 2012 estableció que en el país más de la mitad de la población (52.3%) no cuenta con vivienda propia (alquilada, anticrético y prestada). En febrero de 2014, el presidente, Evo Morales, entregó los primeros créditos para vivienda social a familias que nunca tuvieron techo con tasas reguladas y facilidades de acceso.

LEY 393

El Gobierno promulgó, en agosto de 2013, la Ley de Servicios Financieros No. 393, en reemplazo de la vieja Ley de Bancos 1488, vigente desde 1993, e incorporó la normativa para favorecer el acceso a la vivienda y también recursos para fines productivos.

A pocos meses de la promulgación de la nueva ley, en diciembre de 2013, fue aprobado el primer reglamento, el decreto 1842, sobre el crédito de vivienda social con tasas de interés reguladas por el Gobierno.

TASAS REGULADAS

Dependiendo del valor la vivienda, la tasa de interés señalada por la Autoridad de Supervisión del Sistema Financieros (ASFI) fue 5.5, 6.0 y 6.5 por ciento anual, mientras que en ese momento los créditos normales en los bancos superaban los intereses fijados por la nueva normativa.

FINES DEL CRÉDITO

- El Crédito de Vivienda de Interés Social está destinado a aquellas personas que desean adquirir una única vivienda con los siguientes fines: compra, construcción, ampliación, remodelación, refacción de vivienda y anticrético.

- Ahora el financiamiento puede ser del 100% del valor del inmueble.

- El valor comercial de la vivienda social no puede exceder el monto de UFV 460.000. Si se quiere comprar un departamento, el valor comercial no debe exceder UFV 400.000 y si quieres un terreno con fines de construcción de vivienda, el valor comercial del mismo no debe exceder UFV 184.000. El valor de una UFV es de Bs 2.125 por unidad.

- Si el crédito es para la construcción de una vivienda, el costo final de la misma, debe incluir el valor del terreno y cualquier aporte propio o monto invertido en dicha vivienda.

- El crédito de vivienda social se otorga en moneda nacional.

- Se considera vivienda de interés social si es única vivienda para la familia.

- Las entidades financieras evaluarán la capacidad de endeudamiento del cliente.

- Es necesario contar con el fraccionamiento del terreno, casa o departamento que se quiere financiar.

La garantía del préstamo es la misma vivienda.

Fuente: Banco Mercantil Santa Cruz

PRIMERA BENEFICIARIA

Después de recibir su cheque de manos de las autoridades, Florencia Quevedo de Dávila fue la primera beneficiaria de la ley. La cliente agradeció al Gobierno “por poner en práctica una medida social que ayudará a mejorar la calidad de vida de los bolivianos, que hasta el momento no tienen una vivienda propia o necesitan dinero para un anticrético”, dijo en un acto realizado en Cochabamba. Datos del Gobierno de hace tres años señalaban que en Bolivia existía entonces, un déficit habitacional de 300.000 viviendas.

ALGUNAS CIFRAS

Un reporte del Viceministerio de Pensiones y Servicios Financieros dio cuenta que hasta abril de 2016, más de 29.000 familias accedieron a una solución habitacional hasta el presente, de las cuales, 24.000 corresponden a nuevas aprobaciones de crédito. Esa misma fuente constató que la población, tiene propensión a comprar una vivienda, siguiéndole, ampliaciones, compra de terrenos y construcción. Dicha propensión se distribuye 72,3% en Santa Cruz, 51,7% en La Paz y 28,8% en Cochabamba.

CONCENTRACIÓN DEL CRÉDITO

El acceso al crédito de vivienda social se concentra en las ciudades del eje central del país. Santa Cruz, La Paz y Cochabamba lideran el crédito de vivienda social en Bolivia. Según el economista Gonzalo Chávez, los dos primeros centros urbanos tienen un mercado muy interesante de crecimiento para las empresas constructoras.

CRÉDITO

En relación con la forma de compra de las viviendas, prevalece la intención de buscar créditos en el sistema financiero. Esa tendencia es mucho más fuerte en Santa Cruz y en La Paz, señala Chávez. En sintonía con los requerimientos de las personas, el crédito a la vivienda de los bancos privados, ha aumentado significativamente a partir de 2012.

INTERVENCIÓN ESTATAL

Este hecho se explica –según Chávez– por la regulación de la tasa bancaria para préstamos hipotecarios, que beneficia a los hogares, y por el elevamiento de la necesidad de contar con un capital inicial para obtener un préstamo.

FONDOS DE GARANTÍA

A objeto de ampliar el acceso al crédito de vivienda social, el Gobierno ha conformado fondos de garantía para favorecer a los hogares que no tienen posibilidad de constituir la cuota de arranque o inicial. El secretario ejecutivo de la Asociación de Bancos Privados (Asoban), Nelson Villalobos, dijo que la cuota de arranque representaba 20 por ciento del valor del bien, lo que hacía prohibitivo el acceso de muchas familias a financiamiento para vivienda propia.

Hasta abril pasado, 5. 052 familias lograron acceder a una vivienda con ayuda de los fondos de garantía, según el informe oficial. Villalobos advirtió que los fondos fueron conformados con el aporte del 6 por ciento de las utilidades de los bancos. Hasta la fecha el fondo de garantía para la vivienda social sumó $us 32.1 millones, lo que muestra que existe un importante margen que las familias podrán utilizar para nuevas aprobaciones de crédito, sin cubrir el requisito de la cuota inicial. Esa cuota la cubre el fondo de garantía.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada