viernes, 12 de agosto de 2016

Familias exigen pagar monto prometido por condominios

Más de 45 familias que habitan actualmente los condominios “Wiphala”, ubicados en la zona Mercedario, del Distrito 4, exigieron ayer al Gobierno central pagar $us 42 mil por la propiedad de estos inmuebles, monto anunciado por las autoridades cuando adquirieron el espacio.

Uno de los representantes de los vecinos del condominio, Ovidio Ayala, recordó que en la entrega de los inmuebles, acto encabezado por el presidente Evo Morales, se habló de un crédito a ser cancelado en cuotas mensuales durante un plazo de entre 10 y 20 años. Sin embargo, en momento alguno se les habría informado sobre otras condiciones que de pronto aparecieron en los últimos días.

Asimismo, aclaró que, de acuerdo con los cálculos realizados, los ciudadanos cancelarían un monto total de 92 mil dólares, durante los años en que corra crédito, motivo por el que los beneficiarios se declaren en estado de emergencia.

“Todos nosotros estamos muy conscientes que debemos pagar un determinado monto económico por el que se nos ha otorgado este condominio, pero de ninguna manera aceptaremos que con pretextos, que no son nada convincentes para nosotros ahora, quieran que incrementemos, por cada persona, a 50 mil dólares, monto que es imposible de pagar para nosotros, porque la mayoría de las personas que hemos adquirido las viviendas somos de escasos recursos económicos”, dijo Ayala.

INHUMANA

Para los afectados, esta actitud de parte de las autoridades del Estado fue calificada como inhumana, porque en el momento de la entrega de los inmuebles el Presidente del país habría señalado que son viviendas sociales, pero, por el giro que está tomando el caso aseguran que éstas viviendas “no tienen nada de social”.

Después de escuchar la explicación de las autoridades, los afectados, la calificaron de “nada convincente”, este incremento se debe a que tienen que recuperar la inversión económica que efectuaron en anteriores años en este tipo de construcciones, siendo que, a decir de los propios dueños del condominio, nada tienen que ver con este tema.

Producto de esta acción que se está intentando aplicar por parte del Gobierno, algunas familias estarían optando por abandonar sus condominios y otros ya lo hicieron, debido a que, de concretarse el cambio, ya no estarían en condiciones de pagar la vivienda al resultar ser ésta un precio muy alto, de acuerdo a sus posibilidades económicas.

DEFICIENCIAS

Los representantes de las más de 45 familias que se hicieron presentes ayer en la Alcaldía Quemada, para protestar por estos problemas, denunciaron que la construcción del condominio presenta muchos desperfectos en la infraestructura, desde que habitaron los inmuebles, por lo que también señalaron que de ninguna manera podría costar los 92 mil dólares que se intenta cobrarles.

Entre las deficiencias que se han detectado en varias de las habitaciones, según la denuncia de las familias, tienen filtraciones de agua, especialmente en los pisos superiores, debido a que el acabado del techo no tiene el cemento impermeabilizado, tal como debería ser.

De la misma manera, los tumbados o cielos falsos comenzaron a deteriorarse, lo que, para los apenas dos meses de uso que tienen, es una deficiencia principal.

Además, muchos de los inodoros de los servicios higiénicos, las chapas de las puertas y los focos de iluminación, se encuentran en pésimas condiciones.

“No asumiremos ninguna medida de protesta hasta que conozcamos una voz oficial del presidente Morales, en sentido de que se cumplirá su palabra en el costo de nuestros condominios en 42 mil dólares, tal como fue su compromiso”, finalizó Ayala.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada