martes, 1 de noviembre de 2016

Constructores de lagunas artificiales


La multinacional Crystal Lagoons (CL) construye en Santa Cruz de la Sierra la laguna de aguas cristalinas más grande de América, que es el eje central del proyecto inmobiliario Playa Turquesa (PT), situado a seis kilómetros del puente Urubó de la capital cruceña.

Con sus 13 hectáreas de extensión, esta laguna es la segunda más grande del mundo en construcción. Sólo la supera una de 40 hectáreas, que también es construida por CL en Dubai, Emiratos Árabes.

El director ejecutivo de Crystal Lagoons, Andrés Swett, y el director regional para Latinoamérica, Iván Manzur, llegaron a la capital cruceña para certificar los avances en la construcción del espejo de agua. En el encuentro con los medios de prensa también participaron el gerente comercial, Pablo Undurraga Valdivieso, y el director general de PT, Carlos Andrés Córdova Serrano.

Actualmente CL desarrolla 400 proyectos -en distintas fases- en 60 países, los que son supervisados desde 15 oficinas ubicadas en distintos puntos del planeta.

Primera laguna

La compañía construyó su primera laguna en San Alfonso del Mar, Chile. Se trataba de un espejo de agua de ocho hectáreas que fue inaugurado en 2008 en Algarrobos.

La construcción se hizo casi a orillas del océano Pacífico. La razón para construir una laguna en la costa radica en que el agua de mar de aquella zona es fría, además de peligrosa, por las corrientes submarinas.

Antes de la construcción, en el lugar no había condiciones para una vida de playa y el valor de las propiedades era bajo. De acuerdo a los ejecutivos de CL, primero se proyectaron 400 unidades inmobiliarias, cifra que luego subió a 1.400, por el atractivo de la laguna artificial.

La velocidad de ventas se triplico y los precios se duplicaron. Incluso otros proyectos en la zona fueron detenidos. Todo ello se debió al boom provocado por la construcción de la laguna, que incluso batió un récord mundial aquellos años. Esta marca mundial generó interés en ejecutivos de países como Emiratos Árabes o Panamá, donde luego iniciaron otros proyectos.

El hecho de que países con playas idílicas demanden la construcción de espejos de agua artificiales es una muestra de la "espectacularidad de las lagunas”. "Ésa es la mejor manera de entender que no sólo se trata de soluciones mediterráneas, sino que hay proyectos en diferentes países, incluso teniendo playas de primera categoría”, sostuvo Córdova.

Idea inicial

El paso inicial para construir una laguna comienza con una idea, pero también con un buen socio dispuesto a emprender un proyecto de magnitud. Actualmente, en la capital cruceña, la multinacional CL desarrolla dos proyectos: uno con Mar Adentro y otro con Playa Turquesa.

A lo largo del avance de obras, los técnicos de CL hacen un seguimiento estricto al proyecto para verificar que se cumplan las normas respectivas.

Las lagunas cristalinas de CL pueden construirse en cualquier terreno. "Puede haber Crystal Lagoons en zonas costeras que no son muy atractivas, como también en zonas interiores donde no existe ningún tipo acceso a la vida de playa”, explicó Manzur.

La compañía desarrolló proyectos tanto en zonas costeras como interiores, e incluso desérticas.

Este último es el caso de la laguna Citystars, Sharm El Sheik inaugurada en Egipto en noviembre de 2015. Este espejo de agua cristalina tiene una extensión de 12,5 hectáreas. Lo primero que pensaron cuando encararon aquella construcción en Egipto fue: ¿de donde sacaremos el agua?
Para ese proyecto obtuvieron el líquido desde vertientes ubicadas a 160 metros bajo la superficie terrestre. Era agua salobre, que luego fue sometida a un tratamiento.

Tecnología patentada

Debido a la preocupación mundial por el tema del agua y el medio ambiente, CL maneja una tecnología patentada que reduce al máximo el consumo de agua.

"Nuestra tecnología consume 30 veces menos agua si lo comparamos con un campo de golf, consume un 50% de lo que podría ser un parque del mismo tamaño”, explicó Manzur.

En el caso de PT, se realizaron estudios hidrometeorológicos para determinar el comportamiento del volumen de agua de la laguna, conforme pasan las estaciones del año.

"Con base en datos históricos, el estudio concluyó que esta laguna durante nueve meses del año es completamente autosustentable en lo que al agua se refiere. Y sólo tres meses al año necesita agua de acuífero”, explicó Córdova.

"La laguna no pierde agua por filtración, sólo por evaporación, pero también la capta por precipitación”, añadió al aclarar que cuando llueve demasiado, el agua excedente se devuelve a los acuíferos. Esto es posible gracias a que la tecnología de Crystal Lagoons controla la evaporación del líquido; también por la instalación de una membrana patentada.

¿Cómo se purifica una laguna de 13 hectáreas de extensión? La purificación del agua se hace a base de tecnología patentada por CL en 160 países. "Uno de los elementos es el sistema de telemetría, que nos permite monitorear todas las lagunas que tenemos alrededor del mundo”, explicó Manzur.

"Más que monitorear, nos preocupamos de mantener la óptima calidad del agua a partir de pulsos de desinfección”, continuó. Esto permite utilizar 100 veces menos químicos, que un sistema de tratamiento equivalente.

En la purificación también emplean un sistema de ultrasonido -también patentado- que permite utilizar 50 veces menos energía que el utilizado por un sistema tradicional de filtración. La labor de CL no concluye con la inauguración de la laguna, pues luego la controlarán remotamente.

Éstos son sólo algunos de los elementos de CL, que tiene más de 1.500 patentes. La compañía desarrolla tecnología de agua en diferentes rubros, pues no sólo se mueve en el sector inmobiliario, sino también en el industrial e incluso en el de la desalinización. "Somos una multinacional de innovación en aguas”, afirmó Swett.

Mano de obra

Aparentemente, un problema para llevar adelante un proyecto de esta envergadura es la dificultad para conseguir mano de obra. Sin embargo, Swett aseguró que en su totalidad los trabajadores de PT son bolivianos. "El nivel de calidad de los ingenieros bolivianos cumple con los estándares a nivel mundial. Nosotros generamos una asesoría, acompañamos y controlamos que cumplan los estándares en toda la etapa constructiva de la laguna. Y eso se cumple a plena cabalidad”.

"El 100% del personal que trabaja acá es de Bolivia. Nuestro proyecto trae la vida idílica, generando una mejor calidad de vida, pero al mismo tiempo estamos generando puestos de trabajo”, añadió.

Avances

El proyecto Playa Turquesa se desarrolla sobre una superficie de 180 hectáreas de terreno. Para la construcción de la laguna ya se removieron más de un millón de metros cúbicos de tierra, según Undurraga.

También se niveló el terreno que tenía hasta 17 metros de desnivel. Movimientos de tierra similares sólo se observan en el rubro minero o petrolero. "Es una obra de gran escala, actualmente tenemos 16 frentes en ejecución”, señaló.

De acuerdo a la planificación, el proceso de llenado de la laguna se realizará a fines de 2017. "El eje principal de Playa Turquesa, naturalmente, es la laguna. En ese sentido, nuestro foco, desde el punto de vista constructivo está centrado en eso. Por ello, estamos permanentemente supervisados”, señaló Undurraga, al explicar que en semanas pasadas llegaron ingenieros de CL para supervisar el avance de la obra.

El proyecto es un referente continental

El director ejecutivo de Crystal Lagoons, Andrés Swett, explicó que en Estados Unidos tienen 72 proyectos en evaluación. "Para esos proyectos, uno de nuestros ejemplos de éxito en el mundo es el de Bolivia, el proyecto Playa Turquesa”, afirmó.

"Bolivia pasa a estar presente en todo el mercado americano. Cuando nos sentamos con un inversionista norteamericano -cerramos un contrato con Steve Wynn de la cadena de hoteles de Las Vegas- le mencionamos que estamos construyendo la segunda laguna más grande del mundo en Bolivia, cosa que le impresiona bastante”, continuó.

El gerente comercial de Playa Turquesa, Pablo Undurraga Valdivieso, explicó que reciben llamadas de todo el mundo para preguntar sobre el proyecto. En realidad la iniciativa genera curiosidad sobre diferentes aspectos del país. "(El proyecto) pone a Bolivia en un sitial importante, ya somos un referente en este tipo de proyectos”, afirmó.

"El proyecto atrae inversión, atrae turismo. Genera una revolución no sólo desde el punto de vista inmobiliario. Pone a Santa Cruz y al país a la cabeza de una lista, además se transforma en el eje central de una región”, añadió.

Los ejecutivos de CL planean retornar a Santa Cruz para la inauguración de la laguna. "Estamos constantemente viajando y visitando a nuestros clientes. Esta es una relación que se mantiene por siempre, por lo tanto, siempre vamos a estar en contacto con Playa Turquesa dándole nuestro respaldo, nuestro apoyo en todo el ámbito técnico de calidad”, afirmó Swett.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada