miércoles, 11 de enero de 2017

Casona patrimonial de la plaza Murillo debe ser restaurada

La directora a.i. de Patrimonio Cultural del municipio paceño, Patricia Vásquez, confirmó que las filtraciones de agua y la falta de mantenimiento por muchos años fueron las causas del derrumbe de una parte de la casa patrimonial, ubicada en la esquina de la plaza Murillo con la calle Indaburo, el pasado sábado. Los propietarios son los que deben hacer trabajos de restauración.

CATEGORÍA B

Vasquez dijo que al tratarse de una vivienda patrimonial de categoría B, se autorizó una demolición parcial de 40 por ciento aproximadamente. Esta tarea se efectuó el domingo 8. El trabajo de la Alcaldía concluye acá, no sin antes sugerir a los propietarios iniciar las tareas de restauración del antiguo inmueble.

Para proceder a alguna acción mayor, se necesitaba una autorización y considerar una perspectiva desde la parte patrimonial, lo que permitió se llegue a un acuerdo. “La fisura que tenía la esquina del inmueble estaba en avanzado deterioro desde el año 2009, cuando se hizo una inspección en su conjunto. Esta fisura, la filtración de agua y la negligencia de los propietarios en el mantenimiento del inmueble, ocasionó el colapso y posterior caída de la pared. Como ambas fachadas estaban con riesgo de desplome y con un deslizamiento del muro, entonces se decidió hacer una demolición parcial”, subrayó.

INSPECCIÓN AL COLAPSO

“El domingo 8 de enero se me solicitó que haga una inspección técnica con carácter de urgencia, al haber un colapso en la esquina de la plaza Murillo. Coordiné con el subalcalde del Macrodistrito Centro, Fernando Valencia; la jefa de la Unidad de Fiscalización, Beatriz Escobar; y dos ingenieros de Atención de Emergencias de la Secretaría Municipal de Gestión Integral de Riesgos (SMGIR). Reunidos todos ellos, se acordó proceder a la demolición parcial del inmueble, para impedir que no se haga daños a terceros ni a posibles vecinos del inmueble”, sostuvo Vásquez.

RECOMENDACIÓN TÉCNICA

La funcionaria edil explicó que se hizo la recomendación técnica para el apuntalamiento en el resto del muro que queda colindante con la Asamblea Plurinacional; mientras que la Secretaría Municipal de Gestión Integral de Riesgos se comprometió a hacer la impermeabilización del muro que quedó expuesto.

La parte de la fachada que se cayó corresponde aproximadamente a un 40 por ciento del total del inmueble.

Como parte de los trabajos, se prevé el apuntalamiento de la estructura para tratar de mantenerla firme. “De ahí en adelante son los propietarios los que deben hacer un proyecto de restauración y realizar obras para evitar que el inmueble se siga deteriorando y termine en colapso total”, dijo Vásquez, respecto a la recomendación de la Dirección de Patrimonio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada