jueves, 16 de febrero de 2017

Deslizamiento de farallón no es por intervención humana

El deslizamiento de tierras del farallón en la parte posterior de Bajo Auquisamaña no es atribuible a hechos generados por personas o un movimiento deliberado de tierras, se presume que fue por una filtración de humedad en las cresta del talud, por lo que las causas del hecho natural son analizadas por técnicos y profesionales municipales, informó el alcalde de La Paz, Luis Revilla, quien se constituyó en el lugar del desastre.

“Vamos a trabajar con los geólogos para establecer finalmente las causas del hecho. Detrás del farallón no existe ningún acceso hasta el lugar, no hay caminos no hay viviendas. Estamos esperando que termine la actividad del evento para poder ingresar con maquinara para estabilizar el área y evitar riesgo para otras viviendas”, explicó la autoridad.

Por razones de seguridad la maquinaria pesada recién ingresará este jueves, para realizar trabajos de estabilización en la zona. Por el momento la zona se encuentra en actividad y con deslizamientos de tierra.

Explicó que las condiciones de construcción de las casas de lugar cumplirían con los requisitos municipales, toda vez que la planimetría de la zona hubiera sido otorgada en la gestión 1990, por lo que el desastre no es atribuible a movimiento de tierras por posibles construcciones clandestinas.

Señalo que debido a la acción oportuna de varias personas que viven la zona y según el reporte de la Unidad de Bomberos no se reportan daños personales, excepto, una persona de la tercera edad que fue evacuada al Hospital de Los Pinos, de la que, inicialmente, no se reportó daños de gravedad.

URBANIZACIÓN ABEDUL

En relación con los reclamos y exigencias de trabajos de prevención en Auquisamaña, Revilla explicó que este pedido fue realizado por los vecinos de la urbanización Abedules, quienes tendrían asuntos por resolver respecto del movimiento de tierras y construcciones ilegales con autorización del municipio de Palca.

“En todo caso, son urbanizaciones alejadas del lugar que nada tienen que ver con este hecho”, aclaró el Alcalde.

JUNTA DE VECINOS

Por su parte, Benjamín Gonzales Monterrey, representante de la junta de vecinos de Bajo Auquisamaña, atribuye el hecho a la falta de medidas de prevención por parte de la Alcaldía, a pesar de las reiteradas solicitudes que hubieran solicitado para que se tomarán las respectivas medidas preventivas.

“Desde hace tiempo venían cayendo pedazos de pedrones que tapaban los sumideros y los desagües, la Alcaldía se limitaba a destapar el canal y a limpiar la calle y ningún otro trabajo”, refirió.

El dirigente afirma que el pedido del vecindario que reside en el lugar fue, precisamente, que se efectúen los trabajos técnicos geológicos a fin de que fueran tomadas las medidas preventivas necesarias, pedidos que hubieran efectuado desde el pasado año, las mismas que no hubieran merecido respuesta de parte de las autoridades ediles.

DATOS

- Versiones sobre personas atrapadas bajo los escombros de las residencias sepultadas por la masa de tierra fueron descartadas.

- De acuerdo con los vecinos, el desplome del cerro se produjo poco a poco aproximadamente a las 14.30 horas.

- Fuentes de la Alcaldía de La Paz informaron que se desplazó funcionarios municipales para detener el deslizamiento.

- La directora de Comunicación de la Alcaldía de La Paz, Beatriz Cahuasa, informó que preliminarmente son 5 viviendas afectadas y otras 5 en riesgo, además de una persona herida, aunque no de gravedad que fue trasladada al hospital Los Pinos.

- La Policía desplegó un contingente de 300 policías a la zona.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada