jueves, 16 de febrero de 2017

Deslizamiento de farallón no es por intervención humana

El deslizamiento de tierras del farallón en la parte posterior de Bajo Auquisamaña no es atribuible a hechos generados por personas o un movimiento deliberado de tierras, se presume que fue por una filtración de humedad en las cresta del talud, por lo que las causas del hecho natural son analizadas por técnicos y profesionales municipales, informó el alcalde de La Paz, Luis Revilla, quien se constituyó en el lugar del desastre.

“Vamos a trabajar con los geólogos para establecer finalmente las causas del hecho. Detrás del farallón no existe ningún acceso hasta el lugar, no hay caminos no hay viviendas. Estamos esperando que termine la actividad del evento para poder ingresar con maquinara para estabilizar el área y evitar riesgo para otras viviendas”, explicó la autoridad.

Por razones de seguridad la maquinaria pesada recién ingresará este jueves, para realizar trabajos de estabilización en la zona. Por el momento la zona se encuentra en actividad y con deslizamientos de tierra.

Explicó que las condiciones de construcción de las casas de lugar cumplirían con los requisitos municipales, toda vez que la planimetría de la zona hubiera sido otorgada en la gestión 1990, por lo que el desastre no es atribuible a movimiento de tierras por posibles construcciones clandestinas.

Señalo que debido a la acción oportuna de varias personas que viven la zona y según el reporte de la Unidad de Bomberos no se reportan daños personales, excepto, una persona de la tercera edad que fue evacuada al Hospital de Los Pinos, de la que, inicialmente, no se reportó daños de gravedad.

URBANIZACIÓN ABEDUL

En relación con los reclamos y exigencias de trabajos de prevención en Auquisamaña, Revilla explicó que este pedido fue realizado por los vecinos de la urbanización Abedules, quienes tendrían asuntos por resolver respecto del movimiento de tierras y construcciones ilegales con autorización del municipio de Palca.

“En todo caso, son urbanizaciones alejadas del lugar que nada tienen que ver con este hecho”, aclaró el Alcalde.

JUNTA DE VECINOS

Por su parte, Benjamín Gonzales Monterrey, representante de la junta de vecinos de Bajo Auquisamaña, atribuye el hecho a la falta de medidas de prevención por parte de la Alcaldía, a pesar de las reiteradas solicitudes que hubieran solicitado para que se tomarán las respectivas medidas preventivas.

“Desde hace tiempo venían cayendo pedazos de pedrones que tapaban los sumideros y los desagües, la Alcaldía se limitaba a destapar el canal y a limpiar la calle y ningún otro trabajo”, refirió.

El dirigente afirma que el pedido del vecindario que reside en el lugar fue, precisamente, que se efectúen los trabajos técnicos geológicos a fin de que fueran tomadas las medidas preventivas necesarias, pedidos que hubieran efectuado desde el pasado año, las mismas que no hubieran merecido respuesta de parte de las autoridades ediles.

DATOS

- Versiones sobre personas atrapadas bajo los escombros de las residencias sepultadas por la masa de tierra fueron descartadas.

- De acuerdo con los vecinos, el desplome del cerro se produjo poco a poco aproximadamente a las 14.30 horas.

- Fuentes de la Alcaldía de La Paz informaron que se desplazó funcionarios municipales para detener el deslizamiento.

- La directora de Comunicación de la Alcaldía de La Paz, Beatriz Cahuasa, informó que preliminarmente son 5 viviendas afectadas y otras 5 en riesgo, además de una persona herida, aunque no de gravedad que fue trasladada al hospital Los Pinos.

- La Policía desplegó un contingente de 300 policías a la zona.

Vecinos de Auquisamaña reclaman al alcalde Revilla

Los vecinos de la zona de Bajo Auquisamaña, donde un cerro de tierras desertizadas se desmoronó ayer por la tarde y destruyó por completo 5 casas y dejó a otras cinco en riesgo, la emprendieron contra el alcalde Luis Revilla al que acusaron de haber prestado oídos sordos a las advertencias registradas en los últimos 2 años.

“Pregunten al subalcalde (de la zona Óscar Sogliano), los hemos llamado para que vengan y ahora viene de ‘figureti’ (a figurar). Después de lo que ha pasado recién aparece. Dos años hemos estado reclamando y pidiendo (al retén de) Emergencias, ellos sabían bien de la erosión en el sector”, dijo airada una de las vecinas, que increpó al alcalde Revilla, quien con un grupo de técnicos y cuadrillas de obreros intentaba reducir el riesgo en la zona.

Mediante un video que circula por las redes sociales, una vecina, quien fue directamente afectada por lo sucedido, en medio de la tragedia suscitada en Aquisamaña, reclamó directamente al alcalde Revilla, y dijo que él debía responsabilizarse por los daños de este desastre.

Por su parte, otro vecino, quien de igual forma se encontraba consternado por lo acaecido, también increpó al Alcalde. “Sobre su conciencia va a pesar este hecho, así que asuma su responsabilidad, porque se le ha advertido”, indicaba molesto y afligido ante esta situación.

También otros vecinos del lugar mencionaron que desde hace 15 días atrás habían solicitado una reunión con el burgomaestre y las autoridades pertinentes, debido a las rajaduras e instabilidad que presentaba el lugar, pero dicha reunión no fue efectuada.

Los vecinos de la zona que están fuera del perímetro de seguridad implementado pueden sacar sus pertenencias, pero la gente que habita en el punto de mayor riesgo no está permitida de entrar a sus casas, por el peligro latente que se presenta en el lugar.

Deslizamiento de farallón en Auquisamaña destruyó casas

El deslizamiento de un talud en la parte posterior de la calle E en Bajo Auquisamaña, en la ciudad de La Paz, que ocurrió ayer por la tarde, destruyó cinco viviendas, afectando a por lo menos 11 familias, además de la necesidad de evacuar a los moradores de las casas aledañas.

El desastre natural habría empezado aproximadamente a las 14.30 horas, con el desmoronamiento inicial de pequeños terrones desde la cresta del farallón, lo que alertó a los vecinos para tomar acciones de prevención, logrando que no se lamentara la pérdida de vidas humanas.

Moradores del lugar, en la zona Sur de la ciudad de La Paz relataron que el intempestivo movimiento de tierras se agravó en no más de cinco minutos, mientras que la destrucción del total de las casas afectadas, ubicadas al pie del cerro, habría ocurrido en sólo cuestión de 30 segundos.

El derrumbe del cerro sobre una hilera de casas no dejó más que daños materiales. Versiones sobre personas atrapadas bajo los escombros de las residencias sepultadas por la masa de tierra, fueron desestimadas.

El peso de la tierra, en el peor de los casos, decenas de miles de cubos, cambió el plano de las casas afectadas que aparecieron recostadas en la calzada de una calle empedrada.

Una nube de polvo, filmada incluso desde las cabinas de las líneas verde y amarilla del Teleférico, cubrió la zona por varios minutos.

El deslizamiento de importantes proporciones movilizó a por lo menos a 500 personas entre personal de rescate, Bomberos, Policía Boliviana, además del personal técnico y autoridades del municipio paceño.

En el marco de las medidas de prevención fueron cortados el suministro de servicios por cable, energía eléctrica, teléfono, así como el de agua potable y gas domiciliario, toda vez que debido a la magnitud del desastre se produjo la rotura de una de las tuberías de gas.

Asimismo, el área cercada con cordones de seguridad en un radio de cinco cuadras, alrededor del lugar afectado, impidió el ingreso de vehículos y tráfico de personas, excepto las personas que residen, cuyas viviendas no revestían de mayor gravedad.

El recuento de los daños por las casas destruidas y el alcance real de desastre son resultados que se conocerán en el curso de los siguientes días, según anunciaron las autoridades municipales y técnicos constituidos en el lugar, toda vez que debido a las características del hecho natural es necesaria la intervención de personal altamente especializado, a fin de evitar mayores riesgos o efectos secundarios que podrían derivar en nuevos deslizamientos.

Hasta entrada la noche de ayer miércoles, el movimiento natural de tierra en el farallón de Auquisamaña continuaba activo, lo que imposibilitó que personal de la Secretaría Municipal de Gestión Integral de Riesgos (Smgir) interviniera con maquinaria pesada.

lunes, 13 de febrero de 2017

Tarija Construirán 1.500 viviendas sociales



En el marco del programa de “Viviendas Sociales” que ejecuta el Gobierno Nacional, se programó para esta gestión 2017 la construcción de 1.500 viviendas para las personas de escasos recursos económicos en el departamento.

Así lo informó el diputado nacional Alex Mamani quien a su vez indicó que para Cercado se estima que se beneficiarán cerca de 140 personas, previa evaluación del lugar donde vive.
Mamani recordó que el programa principalmente beneficiaba a las personas del área rural, no obstante ahora también el sector urbano está contemplado. Los ciudadanos que lo necesitan podrán presentar los requisitos respectivos y acceder sin ningún problema.
“La Estatal de Vivienda apoya a las personas que no pueden tener una vivienda o no pueden comprar material, entonces se les apoya. En otras palabras es casi a fondo perdido pero es para personas de escasos recursos”, aclaró el diputado.
Refirió que el beneficio contempla la ampliación, refacción y construcción de la infraestructura de lo que será el hogar de una familia.
“Por ejemplo si le falta un baño o le falta habitaciones porque en una sola pieza duermen diez personas o más, entonces las instancias correspondientes van y verifican, evalúan, califican y recién se pueden adjudicar con este programa”, sostuvo. En el departamento se distribuirán 1.500 viviendas entre las distintas provincias.

domingo, 12 de febrero de 2017

Nueva normativa para edificaciones irregulares

Ante el considerable porcentaje de construcciones fuera de norma municipal, la comuna paceña anunció una nueva regularización con fuertes sanciones económicas y restricciones administrativas a fin de desincentivar nuevas edificaciones que posteriormente deberán ser sometidas a norma bajo las condiciones de su construcción previamente aprobada por el municipio.

El Secretario Concejal del Legislativo local, Fabián Siñani, señaló que una de las mayores debilidades de la administración local que le impide actuar de manera contundente respecto de las construcciones ilegales, es la ausencia de facultades ejecutivas.

FUERZAS DEL ORDEN

Aclaró que esta condición legal obliga a la alcaldía a actuar con el apoyo de la Policía Boliviana o del Ministerio Público para la intervención o demolición de construcciones ilegales, muchas veces relacionadas con avasallamiento de terrenos públicos.

En este sentido, explicó que a fin de evitar una mayor proliferación de construcciones fuera de norma, una de las medidas será imponer fuertes multas económicas, inclusive por encima de los Bs. 50 mil.

LEY MUNICIPAL

“Lo que vamos a hacer con la Ley Municipal, es controlar y frenar las irregularidades. Si no pagan la multa que es muy alta, no van a tener catastro, en el caso de los edificios no podrán tener la división de la propiedad horizontal”, advirtió.

En este sentido, el munícipe expresó preocupación y molestia por la importante cantidad de construcciones nuevas sin haber concluido los trámites previos, como son edificios y urbanizaciones privadas.

8 de cada 10 nuevas viviendas están sin permiso municipal

Según el último registro estadístico del municipio de La Paz, el 64% de la población cuenta con casa propia emergente del crecimiento habitacional sostenido que se tuvo entre 2010 y 2015, reveló una investigación efectuada por la Dirección de Investigación e Información Municipal, dependiente de la Secretaría Municipal de Planificación para el Desarrollo.

La investigación contiene los principales indicadores de los últimos seis años y sustentan los ejes del Plan de Desarrollo Integral “La Paz 2040”, que incorpora el componente de territorialidad y calidad de vida, tanto en el área urbana como rural.

CRECIMIENTO URBANO

Según el relevamiento de datos de “Anuario Estadístico al 2015”, en el ámbito de gestión del territorio, la comuna paceña registró más de 90 mil nuevos predios y fueron otorgadas, 81.636 certificaciones catastrales, siendo la gestión 2015 el período con mayor número de certificados emitidos.

En la referida gestión, el municipio de La Paz, emitió 23.078 certificados catastrales, de los que , 11.252 corresponden a propiedad horizontal y 11768 a viviendas familiares.

Por otro lado, las estadísticas municipales en el ámbito habitacional, señalan que el 2015 fueron aprobados 3972 planos arquitectónicos y 7 planimetrías que ordenan la propiedad urbana. Asimismo, fueron legalizados 72 planos de remodelación, 276 de división y partición, además de 414 regularizaciones de trazos viales.

CONSTRUCCIONES IRREGULARES

No obstante los esfuerzos y mayor celeridad en las gestiones de ordenamiento en el tema habitacional, según una evaluación efectuada por la Comisión de Planificación y Gestión Territorial del Concejo Municipal de La Paz, entre el 70 y 80% de las nuevas construcciones estarían fuera de norma.

El secretario de la Comisión Territorial del Legislativo edil, Isaac Fernández, señaló que una de las mayores dificultades para el ordenamiento de la propiedad inmueble, tiene que ver con las gestiones de sucesiones hereditarias, que inclusive por décadas, no han logrado resolverse, “en muchos casos no cuentan con planos aprobados”, pero ostentan construcciones nuevas y modernas, dijo.

CONDICIÓN DE LA TENENCIA

El documento, señaló también, que si bien del 64% al 50% de la población tiene casa propia, el 15,20% vive en casa alquilada, siendo este el segundo indicador más elevado, toda vez, que el 10,70% tendría espacios habitables cedidos por parientes y amigos, sólo el 5,9% tendría condiciones habitacionales en la modalidad de contrato anticrético, el 1,70% en condiciones de acuerdo mixta y el 1,40% cedidas a cambio de servicios.

Con relación al tipo y calidad de vivienda existente en el municipio, el 73,07% son casas unifamiliares, 12, 37% son departamentos horizontales, 13,90% son cuartos o habitaciones sueltas y 0.53%, construcciones precarias e improvisadas.

miércoles, 8 de febrero de 2017

La Paz y los nuevos edificios del poder

SÍMBOLOS | LOS MONUMENTOS DEL PROCESO DE CAMBIO SE ERIGEN EN LA SEDE DE GOBIERNO Y SE SUMAN A LOS CONSTRUIDOS DURANTE LA BONANZA DE LOS 70. ARTICULAN UNA VIRTUAL VÍA DEL PODER QUE SE ELEVA POR SOBRE TODA LA HOYADA. CUATRO EDIFICACIONES COSTARÁN MÁS DE 100 MILLONES DE DÓLARES.

Cuatro estacas monumentales asientan más la sede del poder boliviano. Son los nuevos edificios, los nuevos palacios, que albergarán a las personalidades más influyentes de la política y la economía del Estado Plurinacional quién sabe durante cuántas décadas. Ahora la infraestructura del eje del poder boliviano se asentará en seis imponentes rascacielos, si recordamos otro par monumental erigido en los años 70-80, tiempos de otra bonanza.

La lista de novedades arquitectónicas inscribe al nudo de las decisiones y definiciones políticas: nuevo Palacio de Gobierno, nuevo Palacio Legislativo, nuevo Ministerio de Finanzas y nuevo edificio de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB).

El solo esqueleto del nuevo Palacio de Gobierno, denominado “Casa Grande del Pueblo”, ya es otro eje de referencia de la ciudad de La Paz. La plaza Murillo se encuentra a mayor altura que las zonas donde se han construido la mayoría de los rascacielos paceños. Por ello, sus 20 pisos ya consolidados -serán 25 más tres sótanos y un piso de ventilación- destacan sobre el resto.

La construcción de la Casa Grande del Pueblo se alza sobre una superficie de 31.792 metros cuadrados. Tendrá formas inspiradas en la volumetría de los centros ceremoniales de la ciudadela prehispánica de Tiwanaku.

De los 29 niveles que tendrá el nuevo palacio, 23 estarán destinados a despachos, salas de reuniones, oficinas, auditorios, parqueo presidencial y al helipuerto. Quién sabe bajo qué sentimientos de complacencia, envanecimiento, angustia y hasta desesperación, lo cierto es que los mandatarios que usen este espacio tendrán una de las vistas más privilegiadas de La Paz.

Las estructuras del edificio se hallarán colmadas de símbolos de la cosmovisión andina. Se reparte, por ejemplo, en tres volúmenes que representan al cielo (alaj pacha), la tierra (aka pacha) y el infierno (manka pacha). Sin duda, las mieles, pasiones y agruras del poder sabrán encarnarlos debidamente. También destacan salas de reuniones presidenciales de marcado homenaje a la Madre Tierra: sala parque Madidi, sala Uyuni, sala Titicaca y sala Illimani, ésta con vista directa al coloso andino. Seguramente resultarán un particular recuerdo de preservación o de ecocidio para quienes gobiernen en el futuro el país.

Dentro del conjunto destaca también un auditorio con capacidad para 1.012 personas. Un piso estará destinado a la prensa, dos mezanines servirán para audiencias con el público y en cuatro pisos funcionará el Ministerio de la Presidencia.

El costo de este palacio llega a 252,4 millones de bolivianos (36,6 millones de dólares), aportados por el Tesoro General de la Nación (TGN).

UN CUBO DE 20 PISOS

A menos de 100 metros de la “Casa Grande” ya se acomodan los cimentos de lo que constituirá el epicentro de los grandes debates nacionales. Se ha anunciado que, gracias a modernas técnicas de construcción, sus 20 pisos (más cinco sótanos) se elevarán con mayor velocidad que las acostumbradas en esta urbe. Se ha diseñado la construcción de nuevos hemiciclos, salas especiales para interpelaciones y comisiones además de modernos archivos. Por fuera destacará como un portentoso cubo ubicado detrás del actual palacio legislativo y en todo su frontis habrá sido grabado el escudo boliviano.

Será así como el conjunto de estas nuevas construcciones estatales un edificio inteligente, lo que se espera inspire a quienes lo vayan a ocupar. Por esa razón, destacan en su infraestructura el uso de paneles solares, ascensores de alta velocidad y sofisticados sistemas de seguridad. Además presentará como particularidad jardines interiores y exteriores. Este palacio será edificado en una superficie de 40 mil metros cuadrados.

El costo de la primera fase de la obra, el edificio en sí, alcanzará a 189,9 millones de bolivianos (27, 5 millones de dólares). Las autoridades legislativas han remarcado que 95 de esos millones corresponden a fondos propios del Congreso, el resto provendrá del TGN.



PARA PENSAR EN EL GAS Y EL DINERO

A 500 metros de la plaza Murillo, ya ingresando prácticamente a los retoques y ambientación, se encuentra la construcción de los nuevos símbolos del poder económico boliviano: el nuevo Ministerio de Economía y Finanzas y la sede de YPFB. El primero tiene 20 pisos más dos sótanos y se encuentra en la fase final de la obra fina. Tan fina que un par de funcionarias quisieron rubricarla con la específica compra de alfombras persas, lo que desató un sonado escándalo. No se ha precisado la fecha de entrega de la moderna edificación.

Se ha informado que costará 98 millones de bolivianos (14,2 millones de dólares). De ambientes esencialmente burocráticos, relieva que contará con un sistema de climatización y modernos sistemas de ascensores.

Por su parte, avanza la obra fina del nuevo edificio corporativo de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos. La estructura presenta 16 pisos y tres sótanos. Su costo llega a los 66,4 millones de bolivianos (9,63 millones de dólares).

El edificio contará con subniveles de 40 parqueos, depósitos, servicios, archivo central, un centro de procesamiento de datos. Tendrá también un auditorio principal con capacidad de 464 personas, un comedor, ambientes de capacitación, entre otros espacios. Entre los pisos cinco y doce se ubicarán las oficinas. Los últimos tres niveles del edificio albergarán a los responsables de la mayor empresa del país: el Directorio, las vicepresidencias y la Presidencia Ejecutiva. Dadas las actuales condiciones del negocio gasífero y la economía nacional, es seguro que en esas tres plantas se cavilen definiciones clave de la década.


LA VÍA DEL PODER EN LA PAZ

Tanto el nuevo edificio ministerial como la futura sede de YPFB se hallan en el célebre paseo del Prado. Remarcan así la virtual avenida del poder boliviano que cruza el centro paceño. Ésta empieza a altura de la colonial plaza Isabel la Católica, en cuyas proximidades se hallan los ministerios de Defensa y Gobierno. La vía continúa a lo largo de la avenida Arce y el Prado. Allí se entremezclan vetustos y despintados edificios ministeriales de entre tres y ocho plantas, por ejemplo, los de Educación, Justicia y Salud más otras dependencias secundarias.

La ruta llega hasta el obelisco, donde se halla el portentoso Palacio de las Comunicaciones que alberga seis ministerios. Luego tuerce por la calle Ayacucho, donde se halla el también portentoso edificio del Banco Central de Bolivia (BCB). Estas dos construcciones fueron iniciadas por el dictador Banzer y hasta hoy constituyeron las mayores obras edificadas para el aparato estatal. A partir del BCB –ubicado frente al señorial edificio de la Vicepresidencia- la Ayacucho se transforma en pendiente que sube hacia las cimas del poder. Más de un burócrata la ha recorrido pacientemente a través de varios escritorios.

Pero lo cierto es que las nuevas cuatro megaobras ahora marcarán vertiginosa y literalmente ese ascenso. El hasta hace una semana ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, definió su valor ante los medios hace tres meses: “Cada época crea sus símbolos, cada ciclo histórico crea sus símbolos. Era importante que nuestro proceso de cambio forjara su símbolo arquitectónico y hoy la Casa Grande del Pueblo será un símbolo del proceso de cambio”.

El vicepresidente Álvaro García Linera, en el acto de inicio de obras del nuevo legislativo, recordó que el actual edificio fue construido hace 100 años. Comparó las dimensiones de aquel y el actual Estado así como las poblaciones respectivas del país. El ministro de Finanzas, Luis Arce, recordó los gastos de alquiler que enfrenta el Gobierno para dar ambiente a diversas dependencias. Así justificaron el emprendimiento de edificios y palacios y sus más de cien millones de dólares de costo, si prevemos la segunda etapa del Congreso.

Se espera inaugurar las cuatro edificaciones entre mediados de este año y principios de 2019. Sin duda serán momentos de impacto en los que mandatarios y asambleístas suban a las azoteas de semejantes monumentos. Tendrán a ojos vista entonces un vasto panorama de las edificaciones de la hoyada paceña. Desde esas alturas podrán ver, por ejemplo, la miraflorina zona de los hospitales públicos. Alguno de ellos, como el hospital Obrero o el popular hospital General, con más de 100 años de antigüedad. Símbolos persistentes, eso sí no muy edificantes, de otros tiempos, de otras bonanzas y también de otros gobiernos. Paradojas de la sede de gobierno y sus edificios del poder.



(Con datos de La Razón, ANF, Ministerio de Obras Públicas y Página Siete)



"Quién sabe bajo qué sentimientos de complacencia, envanecimiento, angustia y hasta desesperación, lo cierto es que los mandatarios que usen este espacio tendrán una de las vistas más privilegiadas de La Paz"



"Avanza la obra fina del nuevo edificio corporativo de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos. La estructura presenta 16 pisos y tres sótanos. Su costo llega a los 66,4 millones de bolivianos"



"Tanto el nuevo edificio ministerial como la futura sede de YPFB se hallan en el célebre paseo del Prado. Remarcan así la virtual avenida del poder boliviano que cruza el centro paceño"