jueves, 5 de marzo de 2015

Banco Unión otorga créditos de vivienda sin cuota inicial

Desde la pasada semana, el Banco Unión habilitó la entrega créditos de vivienda de interés social sin cuota inicial, por día la entidad recibe cerca de 80 solicitudes de préstamo.

La gerente general del Banco Unión, Marcia Villarroel, señaló que se priorizan los créditos habitacionales a los jóvenes que buscan tener su casa propia y, en particular, la atención se enfoca al sector rural.
“Nosotros ya estamos entregando los créditos de vivienda sin cuota inicial y tenemos las agencias llenas de gente. En las oficinas centrales hay 80 personas al día que averiguan si califican a esos créditos”, informó Villarroel en declaraciones a Cambio.
Para brindar una mejor atención a sus clientes, dijo que se capacitó a todo el personal con el fin de poder atender la demanda de la población.
“Nosotros estamos queriendo llegar a los jóvenes que está empezando a independizarse, que se está casando y va poder adquirir su departamento en corto tiempo”, resaltó.
La Ley de Servicios Financieros instruye a las entidades que amplíen a 60% su cartera en créditos de vivienda social y préstamos productivos.
A diciembre de 2014, el Banco Unión tenía casi el 43% de su cartera crediticia en préstamos de vivienda y productivo.
“Con esta gran demanda esperamos que podamos crecer mucho más en nuestra cartera y hemos presupuestado unos 20 millones (de dólares) de crecimiento para vivienda, pero si hay más demanda por supuesto daremos más préstamos porque es una prioridad”, aseguró Villarroel.

Requisitos
Los principales requisitos para acceder a una vivienda de interés social es no contar con casa propia, no tener deudas pendientes y el cliente debe presentar una declaración jurada donde señale que no tiene dinero para la cuota inicial.

Características
Los créditos de vivienda social sin cuota inicial se entregarán en base a la capacidad de pago que tenga el cliente.
Villarroel puso como ejemplo que a un cliente que percibe un salario de Bs 3.000, el Banco Unión le puede financiar cerca de $us 25.000. Una persona que gana Bs 9.000 podrá acceder a un crédito de $us 76.800 a 20 años plazo con tasas reguladas.
La gerente aclaró que la capacidad de pago se calcula en base al ingreso familiar donde se suma el salario del esposo, esposa y los hijos.

Fondo de Garantía
“Hemos tenido 21 millones de dólares de utilidad el año pasado y en función a la fórmula del decreto, aproximadamente tenemos como 12 millones de dólares para el Fondo de Garantías que respaldará los créditos de vivienda social y créditos productivos”, dijo Villarroel.

domingo, 1 de marzo de 2015

La Casa Grande del Pueblo romperá la armonía del centro histórico de La Paz

La construcción de la Casa Grande del Pueblo o nuevo Palacio de Gobierno, en el centro histórico de La Paz, ha motivado diferentes observaciones de arquitectos sobre la armonía de su diseño con el entorno, a la esencia de su diseño que, según el Estado, corresponde a un estilo "moderno tiwanacota”, a su imponente envergadura, a la sombra que llegará a proyectar sobre la plaza Murillo, entre otros factores.

La construcción de la Casa Grande del Pueblo fue declarada prioridad nacional mediante Ley del Estado Plurinacional N° 313, promulgada el 7 de diciembre de 2012. En 2013, el Gobierno Nacional invitó a la presentación de propuestas volumétricas del nuevo Palacio de Gobierno.

Sobre la base del diseño ganador del concurso se encomendó al Fondo Nacional de Desarrollo Regional (FNDR) la realización del Estudio Técnico, Económico, Social y Ambiental (TESA), que contempla el diseño arquitectónico y estructural, la instalación eléctrica e hidrosanitaria, además de instalaciones especiales.

Después de determinar y adquirir el lugar para la construcción, se derribó la casa de Alencastre, un edificio de categoría patrimonial, ubicada en la calle Potosí y Ayacucho, para iniciar las obras en octubre de 2014.

El arquitecto Juan Carlos Calderón hizo algunos bocetos basado en lo que será la imponente construcción. Él y otros dos arquitectos manifiestan sus observaciones respecto al edificio.

"En urbanismo lo que corresponde es que haya una armonía entre todos los elementos. En ninguna parte del mundo van a hacer un edificio de más de 20 pisos adosado a un Palacio de Gobierno, pegado, porque ni siquiera tiene espacio”, dice Calderón.

En ese marco, según explica, los vitrales de la Catedral -que es republicana y no colonial- se verán tapados por la construcción, lo que provocará que no ingrese luz natural al templo.
Cuestiona también que el acceso a la construcción de gran envergadura sea por la calle Potosí, una vía angosta, además de la sombra que proyectará en determinadas horas del día sobre la plaza Murillo.

Calderón destaca que sus opiniones no son una crítica a un partido político, pero sí a lo que define como "el siniestro poder de la ignorancia” en cuanto a la arquitectura, algo que ha ocurrido siempre en la ciudad de La Paz.

La armonía y lo andino

Página Siete consultó en el FNDR sobre las razones por las que se decidió por una construcción moderna andina o tiwanacota y no así que se complemente con la arquitectura del centro histórico.
La institución respondió: "Muchas edificaciones en la zona ya no mantienen su diseño original, no se realizaron trabajos de mantenimiento, conservación y preservación, por lo que no consideramos que sea este proyecto el que afecte a la armonía del paisaje urbano de la zona”.
Para el diseño del edificio se rescataron los principios de complementariedad Alaxpacha (el mundo de arriba), Akapacha (el mundo de aquí) y Manqhapacha (el mundo de abajo y adentro). Y los principios del ama sua (no seas ladrón), ama llulla (no seas mentiroso) y ama kella (no seas ocioso), que son los fundamentos del nuevo Estado Plurinacional de Bolivia.
Ellos fueron incorporados en forma de columnas y líneas en el diseño del proyecto, como una manera de rescatar la historia y cultura indígena de los pueblos, promover los principios ético-morales y valores del vivir bien, según informaron las autoridades al presentar la maqueta de la Casa Grande del Pueblo.
¿Un estilo andino?
El arquitecto Carlos Villagómez señala que "la esencia en arquitectura no es resultado de una simple decoración o emplasto. Debe nacer de las entrañas mismas del proyecto y reflejarse honestamente como en el ejemplo del Monoblock de la UMSA, de Emilio Villanueva”.
Villagómez argumenta que toda la ciudad está y estará edificada en el Akapacha, y pretender reflejar los tres niveles existenciales del mundo andino en un edificio es un despropósito conceptual. "Con ese criterio todos los sótanos serían Manqhapacha, lo cual es un sinsentido y, peor aún, una desacralización inaceptable del animismo andino”.
Al respecto, el presidente del Colegio de Arquitectos de La Paz, Wálter Hoz de Vila, indica que el concepto que se le quiere dar al diseño no responde a la esencia que se quiere transmitir.
"Vamos a poner un edificio que no tiene nada que ver con el entorno, por la supuesta intención de rescatar los valores que han mencionado. ¿Cómo tendríamos que interpretar esa cosmovisión en lo referido a la arquitectura y a la infraestructura? Es una agresión a la ciudad de La Paz”.

Desde su perspectiva, el diseño debió responder a un concurso, en el que se satisfagan las necesidades del Gobierno, pero también la cosmovisión imperante en la zona, sin tener que destruir la memoria histórica de La Paz y el país.

"Este edificio, y no es exageración, destruye para siempre el centro histórico. Ello, porque de aquí a 20 o 30 años, si lo quieren demoler, no se va a poder, ya que para ello tendrían que demoler lo que está alrededor y eso no se puede hacer”, añade Calderón.

Sobre el helipuerto, Calderón y Hoz de Vila señalan que al estar sobre los 3.600 metros y en una "hoyada”, se corren riesgos que deberán ser detenidamente estudiados por los constructores.

Para Calderón, es necesario respetar la parte precolombina de la historia que compete a Bolivia, pero no se puede ir copiando puertas del sol porque ya no corresponde a la época actual.

Para el arquitecto Villagómez, el proceso de cambio que vive Bolivia, que es, sin duda alguna, una revolución significativa en su historia política, merece algo más que esa muestra desproporcionada de arquitectura.
"Pienso y creo que con los recursos actuales se pueden recuperar la espacialidad de los atrios, plazas y espacios públicos prehispánicos, en una obra con mayor ambición artística y simbólica. Se puede lograr, en este siglo XXI, algo potente y recio, como las obras que hicieron a principios de siglo XX”.
Villagómez concluye al argumentar que los promotores no retrocederán en su voluntad de llevar adelante ese edificio, pero, una vez construido, esa estructura quedará como "testigo insobornable” de un momento de la historia boliviana.

Datos de la Casa Grande del Pueblo

Costo El presupuesto aprobado para la ejecución de la Casa Grande del Pueblo es de 252,4 millones de bolivianos, que incluye el diseño, demolición, construcción y supervisión. Este presupuesto, que proviene del Tesoro General del Estado, a la fecha se mantiene vigente, según información del Fondo Nacional de Desarrollo Regional (FNDR).
Construcción Las obras de construcción estarán a cargo de la Empresa Constructora TAURO. La selección se hizo a mediante Licitación Pública Internacional. La construcción de la Casa Grande del Pueblo demandará una inversión de 231.602.423 de bolivianos (monto adjudicado). El plazo de entrega de la construcción es de 840 días calendario.
29 niveles La infraestructura final contará con 29 niveles, de los cuales 23 servirán como salas de reuniones, despachos, auditorios y oficinas. Además contará con un helipuerto, un parqueo presidencial, sótanos y un nivel de ventilación.
Fiscalización La fiscalización está a cargo del FNDR, que controla que tanto el contratista (obras) como la supervisión (supervisión técnica) cumplan los contratos suscritos con el Ministerio de la Presidencia.

Chalets, edificios y áreas verdes le cambiaron el rostro de la zona

La zona sur no es la misma de hace 10 o 20 años. Su imagen de sector netamente comercial ha cambiado con el paso de los años.

Ahora no es extraño ver entre sus calles no solamente puestos de venta callejeros, sino edificios, centros comerciales y chalets.

Estas construcciones son precisamente el producto del éxito que tiene la actividad comercial en la ciudad.

Otros pocos lo hacen también con el dinero que reciben de las remesas que envían de Europa, indica el director del Centro Vicente Cañas, Alejandro López. Dicha institución trabaja con los distritos 7, 8, 9 y 14 en temas de migración y educación.

López también reconoce que en los últimos años el sur ha cambiado de rostro, aunque hace falta algunos centros de salud, unidades educativas y centros de abasto.

“El sur ha mejorado bastante y se ha visto de alguna manera el fortalecimiento de las OTB para administrar sus recursos. Ahora se puede decir que es un lugar más agradable para vivir”, dice.

Agrega que es una zona que brinda nuevas oportunidades por el constante crecimiento comercial y los núcleos pequeños de economía informal que se van fortaleciendo.

INVERSIÓN PÚBLICA PRIVADA

La zona también está bien equipada con plazuelas, parques, calles asfaltadas y canchas deportivas, construidas ante la demanda de las OTB.

Las inversiones privadas también ingresaron y es fácil encontrar en el sur sucursales de entidades financieras, entre ellas bancos, cooperativas y fondos que poco a poco han ayudado que la zona se descentralice.

Pero algo que hay que resaltar son las grandes inversiones en viviendas y edificios comerciales que hace su gente. Pues con el pasar de los años, las casas de adobe fueron perdiendo importancia en la zona y ahora se puede observar edificaciones de gran tamaño y una arquitectura bien diseñada.

CONSTRUCCIONES

El presidente de la Cámara de la Construcción de Cochabamba, Franklin Pérez señala que no existe un estudio específico acerca del número de edificaciones levantadas en los últimos años en la zona sur.

Sin embargo, manifiesta que las inversiones que se realizan todavía no son más grandes que las que se están haciendo en el norte y centro de la ciudad.

Los últimos años se ha tenido en la ciudad de Cochabamba un crecimiento en los permisos de construcción que ha tenido su pico el año 2011, según datos de permisos de construcción del Instituto Nacional de Estadísticas (INE) con 930.196 m2 para esa gestión, lo que quiere decir que al año siguiente, es decir el 2012, fue probablemente el de mayor actividad de la construcción para la ciudad, dice Pérez.

“Este crecimiento ha sido general en la ciudad, incluyendo la zona sur, pero caracterizado por la densificación mediante edificaciones en altura principalmente en las zonas centro, norte y oeste”, menciona.

De acuerdo a los datos del INE, de manera general el año pasado se emitieron 455.039 permisos de construcción, casi la mitad que en el 2011 que llegaron a 930.196 autorizaciones.

HISTORIA

De acuerdo al libro Nudos Sururbanos, en los años cincuenta Lacma y Jaihuayco fueron los primeros barrios de la zona sur en surgir.

Jaihuayco llevaba la ventaja en equipamiento, pues alrededor de su plaza se construyó un sistema de alcantarillado y la avenida Siles, luego fueron surgiendo otras OTB como Villa Coronilla.

Venta de lotes a bajos costos

La venta de terrenos en la zona sur es uno de los atractivos para la gente que migra del interior del país.

Letreros como el de la foto son encontrados en varias OTB y en espacios que son loteados. Las autoridades piden tener cuidado con la compra de terrenos, pues muchos son ilegales.

Derecho propietario, uno de los problemas

Según el subalcalde de la Comuna Valle Hermoso, Samuel Kari, el 50 por ciento de las viviendas de este sector no cuenta con derecho propietario. Por su parte, el subalcalde de la Comuna Alejo Calatayud, Iván Torrico, menciona que aunque no se tienen datos exactos la cifra de viviendas sin papeles también podría alcanzar el 50 por ciento .

jueves, 26 de febrero de 2015

50 familias acceden a viviendas solidarias en Puerto Suárez

Cincuenta familias de Puerto Suárez se beneficiaron con una casa otorgada por el Programa de Vivienda Social y Solidaria (PVS) impulsado por el Ministerio de Obras Publicas. Las viviendas serán construidas en las comunidades San Salvador (34) y en la Colonia Mutún (16), ubicadas a 8 y 30 kilómetros de la capital provincial, respectivamente.

Cada vivienda tiene un costo de 85.000 bolivianos y el beneficiario debe aportar 15.500 bolivianos como contraparte.

El Programa de Vivienda Social se inició en Puerto Suárez el 29 de agosto de 2.013, mediante la gestión de ex alcalde Roberto Vaca ante el Gobierno nacional. El plazo para la entrega de las viviendas son 180 días a partir del inicio de la obras.

En los siete años de existencia del PVS (2006-2013), en Santa Cruz se aprobaron 54 proyectos, 7.525 viviendas, de las cuales se entregaron 6.250 por problemas con las constructoras y peleas por los límites municipales.

Un ingreso de Bs 1.000 permite acceder al crédito para vivienda

Las personas con bajos ingresos económicos pueden acceder a créditos de vivienda social. El Banco Unión financia el 100% del inmueble para quienes ganan desde mil bolivianos, informó el gerente regional del Banco Unión, Iver Vargas.
El funcionario explicó, en una entrevista con radio Patria Nueva, que aquella persona que percibe un ingreso de mil bolivianos puede acceder a un crédito de 25.000 bolivianos (3.591 dólares). Su cuota mensual será de 400 bolivianos y tendrá un plazo de 20 años para pagar la deuda.
En cambio, a quienes ganan 2.000 bolivianos el banco les podrá otorgar un crédito de aproximadamente 50.000 bolivianos (7.183,91 dólares). La cuota mensual será de 800 bolivianos a 20 años plazo.
Vargas destacó que todos pueden acceder a este producto, pero la cuota mensual no puede rebasar el 40% del ingreso neto, que fija la capacidad de endeudamiento de la persona.
Para acceder a este préstamo, los interesados no deben poseer un inmueble ni tener deudas vencidas en el sistema financiero y demostrar solvencia y capacidad de pago para el préstamo que soliciten.
Este nuevo producto, para el financiamiento del 100% del inmueble sin cuota inicial, permite a los prestatarios adquirir una casa de hasta 136 mil dólares, un departamento de hasta 118 mil dólares y terrenos de hasta 54.400 dólares. El cálculo se realiza en función de la variación de la Unidad de Fomento a la Vivienda (UFV).
Además, el crédito no está limitado sólo a la compra de un bien inmueble, sino permite acceder a dinero para realizar ampliaciones, refacciones y remodelaciones de la vivienda o bien para dar un anticrético.
"Nos sumamos a esta iniciativa para que el sueño de tener una vivienda se haga realidad. Estamos mejorando el producto de vivienda social con la posibilidad de financiar su casa con la creación de un fondo (de garantía) que cubre lo que antes era el aporte del prestatario. La gente tiene la posibilidad de financiar la compra de una vivienda sin aporte propio”, explicó Vargas.
Si alguien está interesado en una casa que supera los límites del valor de una vivienda social, el Banco Unión también otorga créditos, pero bajo otra categoría o producto.
El funcionario también explicó que en los últimos días se triplicaron las solicitudes y consultas de clientes en busca de un crédito para financiar el 100% de un bien inmueble, algo que no sucedía cuando las entidades financieras pedían el aporte propio del 15% y 20%.
Con el Banco Unión, ya son tres las entidades financieras que ofrecen este producto. El primero fue el Banco Mercantil Santa Cruz y desde el lunes el Banco de Crédito.

Las entidades financieras están en la obligación de otorgar créditos para vivienda social con tasas de interés de 5,5%, 6% y 6,5% reguladas por la Ley de Servicios Financieros y reglamentos.

Los precios de los bienes inmuebles
Valor El jefe de Ventas de Japebú Bienes Raíces – Inversiones, Álvaro Soria, explicó que en el mercado inmobiliario no hay terrenos de 3.500 dólares ni de 7.000 dólares. En la zona más alejada, en Huajchilla, el terreno más económico está a 17.000 dólares y una casa a 50.000 dólares. En Sopocachi una casa cuesta 220 mil dólares y un departamento 115 mil dólares. Un departamento por la Autopista está entre 50.000 y 60.000 dólares.
Banca Hasta el 30 de noviembre de 2014, la banca canalizó 220 millones de dólares para créditos de vivienda de interés social; el 49% se destinó a la adquisición de casas

miércoles, 25 de febrero de 2015

Tres bancos dan más al Fondo de Garantía para vivienda socia

Los bancos Bisa, Mercantil Santa Cruz y el Nacional de Bolivia son las entidades que más contribuyen para la constitución del Fondo de Garantía, que permite a la población acceder a créditos de vivienda social sin cuota inicial.
Las juntas de accionistas de la mayoría de las entidades financieras aprobaron la distribución del 6% de sus utilidades para la constitución de los fondos para el financiamiento de vivienda y del sector productivo.
La información disponible en los hechos relevantes que reportan periódicamente las instituciones a la Bolsa Boliviana de Valores (BBV) confirma que el Bisa contribuye con 17,5 millones de bolivianos.
Además, el Banco Mercantil Santa Cruz aporta con 15,2 millones de bolivianos y el Banco Nacional de Bolivia (BNB) con 13,7 millones de bolivianos.
Las tres entidades son las que más dan al fondo de aval (ver gráfico). Luego están los bancos Económico, Ganadero y Fassil, todos múltiples.
El Gobierno aprobó los decretos supremos 2136 y 2137, mediante los cuales dispuso que la banca aporte el 6% de las utilidades netas de 2014 para la constitución de Fondos de Garantía que permitirán que una persona acceda al crédito de vivienda sin la cuota inicial del 20%, que exigían anteriormente las entidades.
En el caso del sector productivo, si un interesado quiere comprar maquinaria y le falta la garantía, el Fondo avalará hasta un 50%.
Información reportada a la BBV por el Banco PyME Ecofuturo da cuenta de una contribución de 1,9 millones de bolivianos al Fondo de Garantía para microcrédito y crédito para la pequeña y mediana empresa (PyMe).
Utilidades
En 2014, el sistema bancario obtuvo una ganancia de 272 millones de dólares y de ese monto 16 millones de dólares se destinarán a los nuevos Fondos de Garantía para préstamos al sector productivo y de vivienda social, anunció la Asociación de Bancos Privados de Bolivia (Asoban) en enero de este año.
El Banco Mercantil Santa Cruz, el Banco de Crédito y el Banco Unión ya ofrecen a clientes potenciales el financiamiento del 100% para la adquisición de vivienda social. Las tasas de interés varían de 5,5% a 6% y 6,5%, lo cual depende del valor del inmueble.
El Gobierno informó que todos los bancos del sistema tienen plazo hasta el 31 de marzo para cumplir con los decretos 2136 y 2137 y comenzar a otorgar a los interesados el 100% de crédito para la adquisición de un bien inmueble.