martes, 29 de septiembre de 2015

Andrés Gutiérrez Cuéllar (24), gerente general de Techo Bolivia

Trabajar sin descanso para superar la pobreza en algunas regiones, a través de la formación y la acción conjunta de los pobladores de estas zonas y los jóvenes voluntarios de Techo, promoviendo el desarrollo comunitario y denunciando la situación en la que viven estas comunidades, es uno de los objetivos que tiene la organización internacional Techo. Andrés Gutiérrez Cuéllar (24), gerente general de Techo Bolivia y el Protagonista de este martes, ingresó a esta organización como voluntario en 2012. Es cruceño y abogado de profesión, con una especialidad en Gestión Pública, Gerencia Política y en Arbitraje. En enero de este año decidió postularse a la gerencia general de Techo-Bolivia, y fue elegido entre 16 candidatos pasando a ser el primer gerente boliviano en esta importante organización.

¿Qué se siente asumir este nuevo desafío?
A.G.C.: Para mí es un gran reto pero soy consciente de que lo puedo asumir. Es una gran responsabilidad, porque como gerente estoy a cargo de ver la sostenibilidad financiera de la institución. La ejecución, los fondos de cooperación internacional y auditorías, son algunas de las tareas que estoy viendo. Sé que es estresante, pero es un trabajo que lo hago con mucha dedicación.

¿Qué otras acciones realiza dentro de la organización?
A.G.C.: Techo tiene dos direcciones, una social y otra comercial. Yo me encargo del área legal, comunicacional, administración y finanzas. El director social ve los temas del voluntariado, gestión y proyectos comunitarios. El liderazgo de la organización es bipartito, ya que ve el área comercial y social. Manejamos la organización a nivel nacional, en La Paz y Santa Cruz, y realizamos seguimiento a las acciones que realiza Techo en ambos departamentos. Tenemos un mismo lineamiento como organización para poder continuar trabajando por las familias necesitadas.

¿Cuál es el balance de la labor realizada por techo en Bolivia?
A.G.C.: La organización se constituyó en Bolivia en el año 2010, en La Paz, como "Un Techo Para Mi País". En el 2012 hubo un cambio de marca a nivel Latinoamérica y es ahí donde nos consolidamos como Techo. En ese mismo año la organización inicia, también, sus labores en Santa Cruz. En todo este tiempo se ha trabajado con una cantidad importante de voluntarios, por ello somos la organización en Bolivia que mueve la mayor cantidad de voluntarios. Se ha trabajado en comunidades, zonas urbanas y rurales de La Paz y Santa Cruz. Por ejemplo: Paurito, Cotoca, Virgen de Luján, son algunos de los lugares donde hemos estado. El crecimiento que se tuvo fue rápido y se está trabajado con importantes empresas en temas de responsabilidad social.

¿Existe el espíritu del voluntariado?
A.G.C.: Creo que nuestro voluntariado no fue inculcado en el colegio ni por nuestros padres, sino que es un concepto bastante nuevo. En el voluntariado se ve cada vez a personas más jóvenes que participan en nuestras actividades, porque no es solo ir a las colectas o a las construcciones, sino es poner en práctica lo que se aprende con la experiencia. No nos fijamos en la mano de obra, lo que buscamos son jóvenes conscientes de la realidad que se vive en su país y de cuáles son las acciones que se tienen que tomar para poder cambiarla.

¿Cómo han visto las críticas hacia el trabajo que realizan?
A.G.C.: Las mismas nos llaman a la acción. Es difícil que no existan personas malintencionadas y siempre existirán este tipo de grupos que buscarán desvirtuar la labor que realizamos. Nuestra mejor defensa ante esto es mostrar las acciones en las que trabajamos. Esto ha sido difícil porque los medios no le han dado la suficiente cobertura a las acciones que hemos realizado en los últimos años, es por eso que a veces existe esa intriga. Para noviembre tenemos una actividad y estamos trabajando en un plan de medios para dar a conocer esta acción que se realizará.

¿Qué tipos de ayuda realizan en el tema social?
A.G.C.: El trabajo que realiza Techo está enfocado en promover el desarrollo comunitario, donde la vivienda es el primer paso dentro de la línea de trabajo. Por ejemplo, ahora nos encontramos realizando un asesoramiento legal en el barrio 4 de Noviembre, el mismo que se divide en tres etapas. La primera es la regularización de documentos de identidad, la segunda es adquirir el derecho propietario y en la tercera se evalúa el impacto de las dos primeras etapas. En La Paz estamos trabajando con comunidades en el tema del agua potable, esas son algunas de las actividades que se realizan.

¿Cuáles son los proyectos que tiene Techo?
A.G.C.: A mediano plazo tenemos que formalizar los proceso de trabajo en las comunidades, posicionar cuál es el problema con el que se tiene que trabajar en barrios y comunidades precarias, que en otros países, donde trabaja Techo, se tiene una definición posicionada y en Bolivia no. Cuando se habla de precariedad, no solo es referido al tema material de un barrio o vivienda, sino tiene que ver con más aspectos como el tema de la inseguridad y la falta de servicios. Y a largo plazo queremos tener una estructura que pueda satisfacer las complicaciones que afectan a estos barrios y comunidades.

'Trabajando en Techo-Bolivia me di cuenta que podía hacer que mi país sea mejor'

1 comentario:

  1. Un orgullo para Bolivia y un ejemplo para el mundo! Sigue adelante, sigue luchando por aquellos que mas lo necesitan. Dios te bendiga.

    ResponderEliminar