lunes, 24 de noviembre de 2014

Piden atención para urbanización Utasa

La urbanización Utasa “Nuestra casa”, se encuentra completamente abandonada por las autoridades municipales, según expresan los vecinos del lugar.

Si bien el barrio cuenta sólo con cuatro años de vida pertenece a uno de los distritos municipales que fue bastión de la lucha en favor de la defensa de los recursos naturales del país, como es el gas. Esta zona es uno de las 200 con las que cuenta el Distrito Municipal 8, jurisdicción ubicada en el sector Sur de la urbe alteña.

Utasa cuenta con aproximadamente 200 personas, quienes viven alejadas de lo que es el centro de La Ceja, lo que les impide tener todas las comodidades y obliga a que hagan lo que puedan para provisionarse de agua y sus propios alimentos debido a que a más de tres kilómetros se encuentra una feria informal en el sector del Puente Vela, carretera a Oruro, misma que es instalada cada viernes.

En el momento Utasa es el benjamín del “poderoso” Distrito 8, como lo llaman sus propios vecinos, pero su reciente creación hace que muchos de los servicios básicos no puedan ser instalados, entre ellos el agua, luz, alcantarillado e infraestructura como centros de salud, unidades educativas, módulo policial, parques y plazas.

Para uno de los pioneros de la zona y quien además es el presidente de la zona, Humberto Vellido, el desafío de luchar por la implementación de muchos de los servicios será una lucha constante durante su gestión, constituyéndose en el segundo directorio de la zona desde su creación.

De lo único que puede gozar el habitante de Utasa es que en apenas cinco cuadras contamos con alumbrado público y una pequeña sede social que fue construida con recursos propios de los vecinos, donde cada fin de semana los habitantes se reúnen para intentar darle solución a los grandes problemas y la carencia de muchas comodidades que tanta falta les hace.

“Estamos completamente abandonados por las autoridades de la Alcaldía, dicen que somos muy pocos vecinos los que vivimos aquí y eso nos dificulta en muchas de nuestras aspiraciones, porque según el Municipio existen requisitos que hay que cumplir al margen de algunos documentos a pesar de que ya contamos con nuestra planimetría nada podemos hacer a lo que se suma la dejadez de algunos de los dueños de terrenos que solamente compraron y lo dejaron”, manifestó Vellido.

Los más de 200 habitantes de la urbanización Utasa, deben caminar todos los días de siete a ocho kilómetros de distancia, para abordar un vehículo de transporte público y en otros casos las amas de casa deben recorrer el mismo tramo para llegar a una feria además de los niños que estudian en centros educativos de otros barrios.

De la misma manera el transporte no llega hasta el lugar debido a que la falta de mejoramiento de sus calles ha impedido que muchos de los sindicatos de minibuses del transporte sindicalizado que en algún momento intentaron llegar hasta la zona opten por abandonar el servicio por el mal estado de sus calles.

“Hace un año atrás contábamos con este servicio, pero no duró más de una semana por dos principales problemas como es el mal estado de nuestras calles y que no existen mucha demanda por los pocos vecinos que viven en el lugar y por eso ahora debemos caminar muchos kilómetros para llegar hasta la carretera a Oruro y recién tomar la movilidad para llegar a La Ceja y otros lugares”, dijo el presidente de la zona Humberto Vellido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada