lunes, 14 de noviembre de 2016

Las viviendas en tiempos tecnológicos

Gonzalo Díaz Díaz de Oropeza / Inversión
Las casas inteligentes ya no son algo del futuro, pues ya se construyen en nuestro medio. ¿Se imagina, por ejemplo, que su smartphone le avise que hay una persona tocando la puerta de su domicilio? ¿Y que pueda abrir la puerta, hablar al visitante, tomar una foto o incluso grabar un video?

Lo anterior se puede lograr con artefactos instalados en la puerta de un domicilio, que reemplazan a las mirillas antiguas, y están conectados a internet. "Automáticamente la máquina se conecta con tu teléfono. Puedes abrir la puerta, hablar, sacar fotos, grabar un video. Todo desde tu trabajo, desde Brasil, desde donde estés”, explicó el arquitecto Borja de Mesa, que forma parte del equipo de Diseño y Construcción "Artefacto” (DCA).

La instalación de chapas inteligentes tiene relación con la seguridad, que es uno de los componentes de la domótica. Ésta se refiere a los sistemas automatizados que se instalan en una vivienda u oficina, que además toman en cuenta la eficiencia energética, el bienestar, así como las telecomunicaciones.

Inversión conversó con los arquitectos Borja de Mesa, Diego Suárez y Jesús Rodríguez, quienes
conforman el equipo de "Artefacto”. Ellos coincidieron en señalar que la domótica está presente en nuestro medio hace cinco años.

Al principio, las instalaciones relacionadas con la domótica implicaban inversiones elevadas. Por ejemplo, un sistema de cortinas automáticas costaba cinco a seis veces más que un sistema tradicional. Ahora los costos han bajado, pero es difícil concretar cifras, pues dependen de la empresa que realiza el trabajo.

Otra ventaja actual radica en que los aparatos para el hogar se conectan "por sí solos” a internet mediante un smartphone. Es decir, no necesitan ningún tipo de cableado adicional, ni de asistencia técnica especializada. Esto es favorecido por las compañías que ofrecen paquetes de internet, que incluyen un módem wi fi.


Actualmente, el uso de internet en una vivienda está incluido "por defecto”. Por ejemplo, durante el diseño, en cada dormitorio de una vivienda se incluye un punto de red para conectar un televisor inteligente. Asimismo, se diseñan cocinas con puntos de conexión para refrigeradores inteligentes, que en un futuro no muy lejano generarán pedidos de reposición directamente a los supermercados. Incluso en los baños de los domicilios se incluyen puntos de conexión a la red.

Energía
Otro factor que ahora se considera es la eficiencia energética. Ello se realiza con la ayuda de programas de tipo BIM (Building Information Modeling), que por ejemplo consideran la cantidad de luz y calor que puede obtener una vivienda, de acuerdo con su ubicación geográfica.

Durante el proceso de diseño se calcula y simula cuánto calor se pierde en invierno debido a una mala ubicación de los muros o ventanas. Hay zonas de La Paz, por ejemplo, en las que la gente se ha acostumbrado a soportar frío. A partir del diseño esto se puede solucionar sin aumentar el consumo de electricidad.

Para lograrlo, se considera el número de horas que el inmueble recibe los rayos solares, los materiales que se emplean para aislar térmicamente el edificio o vivienda, así como la tecnología que se instalará.

Últimamente, los arquitectos de DCA atienden más requerimientos de climatización controlada. Para satisfacerlos, toman en cuenta la instalación de radiadores que se puede programar para activarse a cierta hora del día; por ejemplo, una hora antes de que la persona llegue a su vivienda o una hora antes de que se levante por la mañana.

Lo anterior se logra con aparatos -que funcionan a base de la circulación de aire o agua- que se pueden empotrar en paredes e, incluso, forman parte de los muebles. "Están escondidos, el mueble está diseñado para que la climatización esté incluida y no la veas. Ni siquiera tienes que preocuparte de encender porque ya lo has programado”, afirmó Rodríguez.

También se obtienen soluciones mediante la instalación de ventanas de doble vidrio con ductos y marcos de carpintería metálica, que evitan la pérdida de calor. Se puede pensar que el uso de estos materiales encarece la obra, pero a la larga, significa un ahorro, coincidieron los arquitectos, al mostrar un sistema de aislamiento térmico formado por plastoformo, fibra de vidrio y dos coberturas de materiales especiales.

Agua
Otro factor que se considera en estos tiempo es el uso eficiente de agua. Una opción es instalar grifos o inodoros ahorradores, que también inyectan aire. Una alternativa adicional es recolectar agua de lluvia en un tanque especial.

Este líquido se emplea en el inodoro, pero también en el jardín, que se puede regar por goteo, de manera automática, en horas con poca intensidad solar, para reducir la evaporación. Ahora, las viviendas más modernas tienen dos sistemas de agua: el recolectado de la lluvia y el potable. "En las casas que hemos implementado, en casi todas tenemos esos sistemas”, aseguró Suárez.

De acuerdo con los arquitectos, todos los materiales, así como los aparatos e implementos para los nuevos hogares existen en el mercado local. Sin embargo, cada sistema instalado requiere aptitudes particulares, por lo que se requiere la participación de varios especialistas, por ejemplo, de distintas ramas de ingeniería.

Es más, desde el momento que comienza a hacerse el diseño, estos especialistas son parte del proceso; ello se logra con los sistemas BIM, que permiten un trabajo conjunto, desde diferentes puntos de la ciudad, e incluso, desde fuera del país.

Trabajo de equipo
La tecnología favorece el trabajo de equipo desde el momento que se comienza con un proyecto. "Trabajamos muy apegados, en conexión con los ingenieros de redes, eléctricos, de telecomunicaciones”, afirmó Suárez. Incluso, el cliente puede conocer el avance del diseño en tiempo real; de esa forma puede ver cómo quedarán los materiales, las luces o incluso cómo entrarán los rayos solares a su dormitorio en las mañanas.

En las viviendas no hay muchas dificultades, pero sí cuando se emprende la construcción de un edificio. En estos casos, para prever posibles contingencias el equipo DCA deja ductos más grandes para los cableados, por si se requieren nuevas conexiones en el futuro. Se procede de esta forma porque actualmente en ningún país hay estándares para la instalación de infraestructura digital.

En el ambiente local, incluso, hay edificios que hacen contratos exclusivos con una sola empresa. En esos casos, los habitantes están obligados a acudir a esas compañías. Sin embargo también hay edificios abiertos, que permiten la instalación de infraestructura de cualquier compañía. "Depende de cada edificio, de cada barrio, de cómo se organizan”, concluyeron los arquitectos consultados.




Su mayor reto fue el diseño de un Territorio Inteligente
El campus de Territorio Inteligente que la Universidad Católica Boliviana San Pablo construirá en Achumani es el proyecto más ambicioso que ha encarado Diseño y Construcción "Artefacto” (DCA). Según los miembros del equipo, las aulas debían tener distintos tipos de luces, para que, por ejemplo, cuando se imparta una clase, sólo se enciendan o apaguen determinadas luminarias, de acuerdo con el uso de pantallas o pizarras inteligentes.

Pero, el alma de ese edificio es el espacio Cowork, que estará abierto y puede cambiar todo el tiempo, según los requerimientos de quienes trabajarán en él.

"Ellos nos pedían una especie de robots que van con ruedas y están conectados al circuito eléctrico en el techo. Hay rieles en el techo y puedes mover ese robot. Ese robot es toda una columna de enchufes de diferentes categorías”, afirmó el arquitecto Jesús Rodríguez .

"Si tienes una reunión a 10 metros puedes mover tu robot y no necesitas enchufes en el suelo o en las paredes, es un espacio abierto y flexible”, añadió.

Este proyecto fue encarado empleando sistemas BIM, como Revit. Incluso se contó con la participación remota de especialistas de fuera del país.

Ahora el proyecto, que ganaron en un concurso, está en proceso de licitación, explicaron los arquitectos. El diseño incluye todo lo más moderno y avanzado que existe en cuanto a eficiencia energética, manejo de áreas verdes, manipulación de agua y más.

DCA nació hace tres años y medio. Su principal característica es el trabajo en equipo, incluso con gente que participa desde el exterior, o con especialistas de distintas ramas de ingeniería.
Ha encarado también el diseño y construcción de departamentos, edificios, viviendas y oficinas en zonas como San Miguel, Calacoto, Achumani o Mallasilla.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada