lunes, 18 de junio de 2012

Bolivia necesita 290 mil viviendas

El auge del negocio inmobiliario es evidente. En un corto paseo por la ciudad se pueden apreciar cómo se levantan edificios de varios pisos con departamentos que pueden llegar a costar hasta 200 mil dólares; sin embargo, son pocas las empresas que brindan soluciones a la gente de ingresos bajos pese a que también puede convertirse en un negocio rentable.

Gran déficit. Hasta la fecha, todos los proyectos encarados por el estado para brindar una vivienda a todos los bolivianos no han sido eficientes y más bien muchos apuntan a un fracaso. Según el Gobierno, el déficit habitacional es de 290 mil viviendas en todo el país y se han puesto como meta construir 25 mil viviendas por año, lo que equivaldría a que en 10 años se lograría suplir esta necesidad, pero como el crecimiento poblacional va en aumento constante, seguirá existiendo déficit más allá de los 10 años de trabajo que pueda realizar.

A todo esto se suma que gran parte de las personas de bajos recursos que tienen una casa; está en condiciones precarias. Según un estudio de Hábitat para la Humanidad, muchas de estas viviendas han sido edificadas con el esfuerzo propio, lo que significa que han sido autoconstruidas, no contienen ambientes adecuados y separados por función, muchos de ellos son al mismo tiempo cocina, comedor y dormitorio, y tampoco tienen los servicios básicos para poder albergar a una familia.

Autoconstruidas. Muchas de estas viviendas al ser informales, y/o no contar con los papeles legales del terreno, no pueden acceder a algún crédito bancario para la construcción de ambientes adecuados, mucho menos a un subsidio, ya que gobernaciones y alcaldías no pueden ayudar a quienes no se encuentran "legales" dentro de sus normativas.
Por ello es que muchas familias autoconstruyen sus viviendas. Esto se inicia con la obtención de un terreno; si es que no hay ninguna construcción se sienta presencia creando algún ambiente. Si no tiene recursos propios para comprar ladrillos, produce sus propios materiales o en su defecto usa maderas y lonas plásticas con las que se construyen un solo ambiente multifuncional.

Mercado no atendido. Aunque parezca un sector poco atractivo para los inversionistas, ofrecer viviendas para este público puede generar utilidades importantes. Si bien construir una vivienda no representa gran negocio, los proyectos deben consistir en construir varias de estas casas. "Se ganan 300 dólares por vivienda; sin embargo, cuando se construyen 10 ya estamos hablando de 3 mil dólares que ya es una cantidad a considerar", explicó Jorge Stratis, gerente general del Colegio de Arquitectos de Santa Cruz.

Para el arquitecto Fernando Prado, la vivienda social representa un mercado no atendido adecuadamente. "Vemos grandes rascacielos; sin embargo, no ha habido un esfuerzo paralelo para diseñar y construir viviendas sociales de buena calidad", explicó.

Además, contrariamente a lo que muchos piensan, este sector es muy cumplido con los pagos.

Stratis además hace un llamado a la banca y al sector inmobiliario para acompañar la intención de brindar vivienda a las familias de ingresos bajos. "Los préstamos para vivienda son a partir de los 35 mil dólares. Hay gente que tiene la capacidad de pagar esos montos", destacó.

"Hacer un condominio es más fácil y se requiere menor trabajo, para construir viviendas sociales se requiere mayor trabajo y se logran ingresos pero lo más importante es la satisfacción de brindar ayuda a personas que realmente lo necesitan", concluyó Stratis.

Hábitat para la humanidad

A punto de entregar 11 mil viviendas solidarias

Son varias las instituciones que se han puesto a la tarea de entregar viviendas a familias de escasos recursos; sin embargo, de entre todas destaca la labor de Hábitat para la Humanidad que en 27 años de trabajo ha entregado más de 10 mil viviendas a personas de escasos recursos.

En Bolivia. Esta Organización No Gubernamental fue fundada en EEUU por Millard Fuller, con una iniciativa que ha llegado incluso a África. Hasta la fecha a entregado más de 550 mil viviendas alrededor del planeta y está presente en 93 países.

En Bolivia fue fundada en 1985, en la localidad de Alto Beni en La Paz, dos años después, se construyeron las primeras 16 viviendas y a partir de ese momento el crecimiento fue progresivo hasta que el año 2011 entregó la casa número 10.000 en la localidad de Tilata, El Alto de La Paz y para las próximas semanas se entregará la vivienda 11.000

En estos 27 años de servicio Hábitat Bolivia ha beneficiado a aproximadamente 50.000 personas y transforma diariamente a más comunidades en todo el territorio nacional.

Actualmente esta institución trabaja en La Paz, Oruro, Tarija, Santa Cruz y Cochabamba y existe la intención de incursionar en dos departamentos más.

No solo entrega casas. Hábitat para la Humanidad Bolivia se ha enfocado también en el mejoramiento de la comunidad y lo hace a través de talleres de Educación Financiera y Asistencia Técnica Constructiva, para que cada familia beneficiada mejore sus condiciones de vida y pueda mantener su vivienda.

Este año se comenzó la construcción de viviendas de emergencia en Quillacollo, Vinto y Cliza, para familias víctimas del efecto de "la Niña" que inundó y derrumbó 18 viviendas en febrero del año 2011, y que junto al Viceministerio de Obras Públicas, Vivienda y Servicios están beneficiando a estas 18 familias.

Hábitat Bolivia ha logrado este trabajo incentivando a jóvenes y profesionales a ser voluntarios en la construcción, remodelación y reparación de viviendas, involucrando a más de 2.000 de ellos a transformar y mejorar el entorno de vida de quienes más necesitan. Además, el movimiento voluntario cada mes trae brigadas de trabajo, desde los Estados Unidos.

Gobierno
Quiere construir 40 mil viviendas por año

El viceministro de Vivienda, Bony Morales, anunció que a partir de la siguiente gestión se apunta a construir 40 mil viviendas por año, para saldar la deuda histórica que se tiene con la población y que se traduce en un déficit cuantitativo de 290 mil casas.

Para cumplir con ese propósito, mencionó que el Gobierno, a través del Decreto Supremo 986, creó en septiembre del 2011, la Agencia Estatal de Vivienda, una unidad especializada que encarará el reto de resolver el déficit habitacional. "El reto es construir 40 mil viviendas por año", señaló.

Sin embargo, anotó que el déficit cualitativo alcanza a un millón de infraestructuras que se encuentran en condiciones precarias; viviendas con techos de paja, habitaciones insalubres y en riesgo ante adversidades físicas y saludables.

Este 2012, el reto es aprobar y construir 20 mil viviendas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada