viernes, 26 de abril de 2013

SIB: ‘Encamisado’ de acero y revestimiento en columnas garantiza estabilidad de El Alcázar


El representante de los copropietario, Gonzalo Chacón, y el presidente de la SIB, Marcelo Badani, inspeccionan las columnas.

En una inspección que realizó ayer la Sociedad de Ingenieros de Bolivia (SIB), regional La Paz, se pudo evidenciar el trabajo de “encamisado” en 18 columnas del edifico El Alcázar, lo que garantizaría la estabilidad de la estructura, señalaron los responsables de los trabajos preventivos.

Según el presidente de la SIB, Marcelo Badani, se ha colocado un relleno masivo en la columna afectada que logrará la transmisión directa de carga del edificio a la zapata (este es un elemento estructural que sirve de cimentación a un pilar).

Asimismo, dijo se ha efectuado un vaciado de cemento de contacto en el suelo para que el traspaso de carga llegue hasta la fundación de las zapatas que se encuentran aisladas.

“Cuando se realiza el grado de fundación y se establece la transmisión de carga de manera inmediata reacciona la estructura. Hasta el momento no se ha producido ningún cambio”, explicó el experto.

Un equipo de prensa de EL DIARIO acompañó a la comisión de inspección que se realizó a los 18 pilares que fueron refaccionados y “encamisados”.

En la inspección se pudo evidenciar que los pilares ya están reforzados en su totalidad, lo único pendiente es el inicio del estudio estructural que verifique el resto de la edificación para ver si el edificio está apto para ser habitado.

“Los encamisados se han realizado en los tres niveles, el cuarto nivel fue uno de los más afectados. Tanto la torre Córdoba como la Granada están estabilizadas”, dijo Badani.

La SIB recomendó para el estudio estructural que se verifiquen tres parámetros: uno es la modelación de la estructura e inspección visual de todos los departamentos a los que no se han podido ingresar por ser propiedad privada; la segunda es el drenaje que se debe verificar para que no afecte al suelo de fundación, y la tercera es el suelo con una verificación simple que establezca las condiciones de garantía.

El pilar más dañado tiene un refuerzo de 24 centímetros de Grouts que sirve para rellenar y nivelar la placa base de la columna de acero con mayor resistencia. Además se incluyó una armadura de refuerzo interno, también se remplazado en su totalidad el pilar que sufrió un “estallido”

“Son 18 pilares, seis en cada piso, tres pórticos reforzados con mezcla acero y encamisado. La diferencia es el espesor del Grouts, la cantidad se duplica en la columna que estalló”, sostuvo Badani.

Detalló que la resistencia inicial de las columnas era de 210 kilogramos centímetro cuadrado, ahora y luego del reforzamiento es de 400 kilogramos centímetros cuadrados, duplica la resistencia, asimismo dijo que el resto mantiene el mismo peso. Resaltó que por seguridad están haciendo el cambio de alcantarillado y las tuberías.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada