lunes, 13 de enero de 2014

Constructoras presentaron boletas de garantía falsas al FPS y a la ABC

Empresas constructoras privadas presentaron boletas de garantía falsificadas a la hora de adjudicarse proyectos impulsados y financiados por entidades del Gobierno. Varios de estos casos llegaron a procesos penales contra dichas sociedades y funcionarios públicos.

Página Siete accedió a información oficial sobre las sociedades que presentaron documentación adulterada para adjudicarse obras de magnitud del Fondo Nacional de Inversión Productiva y Social (FPS) y de la Administradora Boliviana de Carreteras (ABC).
En una entrevista con este medio, el director del FPS, Juan Carlos Munguía, ratificó que, de acuerdo con las auditorías que se llevan adelante y de forma constante en esa entidad, "hemos visto diferentes tipos de observaciones, como errores en los procesos de contratación, por ejemplo en un caso del departamento de Beni y falsificación de boletas, como también ocurrió en proyectos de Tarija”.
Las boletas de garantía son un requisito que las empresas deben presentar previo contrato de adjudicación de una obra y pueden ser cobradas por la entidad contratante en caso de incumplimiento.
El caso más reciente de falsificación de documentos para proyectos del FPS (que maneja más de 40 tipos de obras, incluido el programa Mi Agua) ocurrió en 2013, cuando una investigación interna detectó que la empresa Mayoral SRL, adjudicataria de la construcción de un sistema de agua potable en la comunidad Chuquini, del municipio paceño de Tipuani, presentó sus dos boletas de garantía falsificadas. La obra tenía un costo total de cerca del millón de bolivianos.
Inmediatamente se disolvió el contrato y el pasado 6 de enero la instancia descentralizada, bajo tuición directa del Ministerio de Planificación, presentó la denuncia en el Ministerio Público.
El FPS se constituye en una entidad ejecutora de los diferentes programas y proyectos de los sectores de educación, salud, agua y justicia, entre otros.
"Los programas son financiados por la cooperación bilateral -lo que significa países amigos como Suiza, Dinamarca, Holanda, Japón y otros-, además tenemos los niveles de ejecución a través de la CAF, el Banco Mundial, el BID”, informó Munguía.
En Tarija también se registró la emisión de documentos adulterados. Es así que para el proyecto de construcción del sistema de microrriego en el municipio El Puente, la empresa constructora Laptus SRL presentó boletas de garantía falsificadas. El caso fue procesado por delitos de falsificación, incumplimiento de contrato y enriquecimiento ilícito. La inversión de la obra suma casi Bs 500 mil.

En los casos ya mencionados, el FPS entregó a las sociedades los primeros desembolsos equivalentes al 20% del total de costo del proyecto.
Contratación
El FPS es el que realiza los procesos de contratación de las empresas constructoras para sus diferentes programas. Es así como su labor se rige también en la recepción de documentos y en la evaluación de las propuestas de dichas sociedades. "Evidentemente, hemos tenido un crecimiento sustentado en los niveles de inversión, pero sabemos que también hemos tenido algunos problemas en lo que implica ejecución de auditorías, ejecución de proyectos y en lo que se refiere a la calidad de tiempo”, agregó Munguía.
La boleta es un documento de compromiso que emite una entidad bancaria para garantizar el cumplimiento de las obligaciones contraídas por parte de una empresa ante el contratante.
Para licitar un proyecto, el FPS exige a las sociedades la presentación de dos boletas.
Un encargado del área de auditoría explicó que uno de esos dos documentos garantiza el costo del primer anticipo (20% del total del proyecto). "La otra boleta es garantía de un adecuado cumplimiento del contrato y corresponde al 7% del total. Es decir que la empresa debe tener la garantía de 27% en estas boletas, que deben ser emitidas por un banco o una aseguradora”, informó.

Millones en Santa Cruz
También en Santa Cruz hubo estas irregularidades. En 2011, la empresa constructora Espíndola Villanueva, que se adjudicó la obra de una construcción de sistema de microrriego en Portachuelo, presentó boletas falsificadas.
El monto de ambos documentos asciende a más de Bs 250 mil para una obra de un costo aproximado del millón de bolivianos. También se hizo un primer desembolso.
El gran proyecto de sistema de agua potable en Ascensión de Guarayos, con una inversión superior a los 13 millones de bolivianos, sufrió retrasos, al igual que las obras ya mencionadas, a raíz de estos hechos. La constructora Gasa Servicios Integrales presentó documentos de garantía adulterados por más de tres millones de bolivianos. Luego de verificar el incumplimiento a su contrato, el FPS también inició un proceso penal por falsedad material.
Al respecto, Daniel Sánchez, presidente de la Confederación de Empresarios Privados de Bolivia (CEPB), aclaró que la entidad que dirige "es un gremio empresarial y no un ente fiscalizador, así que no tenemos conocimiento de ninguna empresa denunciada por esas irregularidades”.
La ABC también registró este tipo de hechos. En mayo de 2013, dos miembros de la Asociación Accidental Unión intentaron cobrar una boleta de garantía falsa por más de Bs 12,8 millones del Banco Económico, referente al proyecto de construcción del tramo III de la vía Viacha-Hito IV, en La Paz.
La entidad estatal inició las denuncias pertinentes y procesos en el Ministerio Público.
Este medio solicitó información a la Asociación de Bancos Privados de Bolivia a través de un cuestionario, pero sus funcionarios ya no se hallaban en sus oficinas.

"Hemos tenido
algunos problemas en ejecución de auditorías, ejecución de proyectos y calidad de tiempo”.
Juan Carlos Munguía,
director nacional del FPS

PUNTO DE VISTA
Christian Eduardo
Pte. Cámara de Construcción
El contratante debe verificar
Por supuesto que la presentación de boletas de garantía falsas es un delito y los delitos tienen que ser procesados en el área correspondiente. Debe ser sancionado.
Las veracidad de la emisión de una boleta de garantía tiene que ser verificada por la institución contratante, porque al recibir la garantía deberá tomar los recaudos de consultar a la entidad emisora sobre la veracidad de este documento, ya que con tanta tecnología y accesos a diferentes papeles ya hay gran facilidad para elaborar estos papeles adulterados.
Así que este trabajo de control tiene que ser llevado adelante de forma conjunta entre la institución que recibe la garantía y la institución que la emite para certificar a la empresa.
Sin embargo, hasta el momento son dos casos que hemos podido conocer de estos hechos. Hubo un caso también en la ABC de presentación de boletas falsas para un proyecto de construcción de una carretera. Es un proceso que también se está llevando adelante contra los delincuentes que incurrieron en la falsedad material.
Así que en conocimiento de la Cámara, solamente tenemos dos casos registrados para poner en consideración.
En Fundempresa (Fundación para el Desarrollo Empresarial), que es la institución que registra a las empresas constructoras, de servicios, comerciales o de cualquier trabajo, en 2006 había aproximadamente 5.000 empresas constructoras constituidas en el país, y terminando 2013 hay 16.000 registradas. De estas empresas constructoras, solamente 2.000 están registradas en la Cámara de la Construcción, lo que significa que hay un amplio mercado de empresas que están operando en el país y de las cuales no tenemos control; además, no es una función de la Cámara Boliviana de la Construcción fiscalizar el comportamiento de las empresas. Nosotros no podemos responder por la actuación de esas personas que presentaron los documentos falsificados.
Pero está claro que si se mejoraran las condiciones para el acceso de garantías, seguramente tendríamos menos casos registrados, porque sin duda los tenemos y vamos a tener en el país, pero hay que dar mejores condiciones de seguridad para poder presentar estas boletas.

Ministro Quintana denunció falsificación de documentos de garantía

La semana anterior, el empresario Arturo Cuba, propietario de la compañía Benavides Millares, apareció muerto en el baño de las celdas de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC) en La Paz, después de ser aprehendido por supuesta estafa al programa Bolivia Cambia, Evo Cumple.
Cuba fue acusado de pertenecer a una organización criminal empresarial que se adjudicaba proyectos del programa gubernamental a través de boletas de garantía falsificadas, con cobros de cheques y adelantos para la construcción de obras, de acuerdo con un informe del ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana.
El viceministro de Coordinación y Gestión Gubernamental, Rodolfo Illanes, informó que Cuba realizó varias obras para la UPRE (Unidad de Proyectos Especiales), encargada de ejecutar el programa gubernamental. La "estafa” sucedió en diciembre 2013, cuando Cuba cobró tres cheques con boletas de garantía falsificadas. William Sánchez, abogado del fallecido, dijo que su cliente no cobró ningún cheque. La familia de Cuba sostiene que él no tenía ningún motivo para suicidarse y que más bien fue asesinado. El hecho es investigado. El viernes, un juez dio detención domiciliaria para Polonia Troche y Paola Guerra Troche, imputadas por intentar cobrar cheques (6,1 millones de bolivianos) de boletas de garantía falsas supuestamente entregadas por Cuba.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada