martes, 18 de febrero de 2014

Construcción sigue en crecimiento sostenido en Cochabamba

Si bien el número de permisos de construcción aprobados el año pasado disminuyó en un 20 por ciento con relación a 2012, la actividad de la construcción en Cochabamba muestra un crecimiento sostenido que se puede evidenciar en centenares de edificaciones, desde modestas hasta grandes infraestructuras, que se levantan en los cuatro puntos cardinales de la ciudad.

Información de la Cámara de Construcción de Cochabamba (Cadeco) señala que en 2013 se construyó entre 10 a 15 por ciento más que en 2012. El director de la Caboco, Franklin Pérez, explica que eso se debe a que la mayoría de las edificaciones en curso tramitaron su permiso hace dos o tres años, sobre todo en el caso de urbanizaciones, centros comerciales, clínicas y otras grandes construcciones.

Según datos del Instituto Nacional de Estadísticas (INE), el 2011, el municipio de Cercado aprobó la construcción de 929.092 metros cuadrados; el 2012 alrededor de 794.789 metros cuadrados, es decir un 15 por ciento menos y el 2013 cerca de 631.818 metros cuadrados, que representa una reducción de 21 por ciento.

Sin embargo, los entrevistados coinciden en que el número de permisos de construcción es un dato referencial, pero no necesariamente refleja el ritmo de la actividad.

Al respecto, el presidente de la Federación de Entidades Empresariales de Cochabamba (FEPC) y expresidente de la Caboco, Jaime Ponce señaló que muchas edificaciones actuales empezaron obras con retraso debido a que tuvieron dificultades para obtener créditos bancarios, licencias ambientales y para cumplir con otros trámites necesarios, antes de iniciar obras.

Tanto Pérez como Ponce afirman que la mejor manera de verificar que en Cochabamba la construcción atraviesa uno de sus mejores momentos es visitar la avenida Pando, de apenas tres cuadras, donde se levantan nada menos que ocho edificaciones: la ampliación del hotel Cochabamba, la sede de la FEPC, el edificio de oficinas y restaurantes Innova, la nueva sucursal de la confitería Globos, el edificio Hupermall, el centro comercial sobre terrenos del ex hotel Portales y el centro comercial Torres América Norte.

El arquitecto Cristian Sandi explicó que la cantidad de edificaciones en la avenida Pando busca descentralizar el comercio históricamente asentado en el centro de la ciudad. Es por eso que la oferta comercial es variada ya que incluye oficinas, hospedaje, restaurantes, centros especializados de salud y departamentos.

Pérez agregó que también hay nuevas edificaciones comerciales en otras zonas de la ciudad, muchas de ellas son condominios de hasta 12 pisos como los que se construyen al final de la calle Esteban Arce esquina avenida Ayacucho, al final de la D’Orbigny, a lo largo de las avenidas América y Capitán Uztáriz y también en las vías de ingreso a los municipios de Tiquipaya, Sacaba, Colcapirhua y Quillacollo.

En criterio de los tres entrevistados, la construcción en Cochabamba registra un inusual crecimiento debido a la bonanza económica que vive el país desde hace cinco años; a la liquidez monetaria producto de las exportaciones de minerales y de gas al Brasil y Argentina; a las remesas de enviadas del exterior, que continúan creciendo; a la llegada de cientos de familias del interior del país que demandan vivienda propia; y a la accesibilidad al crédito bancario para vivienda.

Entre otras razones, se señala el precio congelado del cemento de construcción, la mano de obra barata, la creciente demanda de vivienda propia de parte de matrimonios jóvenes y también la inyección de recursos que se originan en el narcotráfico.

De mantenerse estos factores, el presidente de la Caboco estima que este año se incrementarán nuevamente los permisos de construcción en el municipio. “Si la economía de un país va bien, es porque las actividades de la construcción van por buen camino”, comentó.

En 2013, el rubro de la construcción ocupó el segundo lugar, después de los hidrocarburos, en aportar al crecimiento económico del país.

Plan maestro

• La Cámara de Construcción de Cochabamba demandó del municipio de Cercado y de la Gobernación la implementación de un plan maestro que permita dotar, a mediano plazo, de todos los servicios básicos (agua potable, alcantarillado, energía eléctrica y gas natural) que requieren las nuevas urbanizaciones que se construyen.

• “Resulta inadmisible que las nuevas edificaciones no tengan servicios básicos o que los existentes colapsen en la época de lluvias, como ocurrió últimamente”, señaló su director, Franklin Pérez.



Vivienda social

Las nuevas tasas de interés para vivienda social, que entraron en vigencia a mediados de enero pasado, podrían generar una sobredemanda de nuevas soluciones habitacionales de parte de la clase media y baja, advirtió el director de la Caboco, Franklin Pérez.

Hizo notar que, a un mes de vigencia de las nuevas tasas, el Banco Unión (de propiedad del Estado) y el Banco de Crédito (BCP) destinaron más de un millón de dólares a la construcción de viviendas de interés social, dentro el marco de la Ley de Servicios Financieros.

Dijo también que actualmente existe una sobreoferta de departamentos en propiedad horizontal y en condominios cerrados, los que confrontan dificultades para ser vendidos debido a que tienen precios de 2011, época en la que la demanda era mayor a la oferta.

Según datos de la Cámara Departamental de la Construcción, en 2013 Cochabamba ocupó el primer lugar en cantidad de metros construidos en el país, le seguían La Paz y Santa Cruz.



DESDE HACE DOS AÑOS

Los departamentos mantienen sus precios sin cambios

Los precios de departamentos en propiedad horizontal se mantienen congelados desde hace dos años; con cierta tendencia a incrementar su valor, por la creciente demanda de este tipo de vivienda, coincidieron los presidentes de la Federación de Entidades Empresariales de Cochabamba (FEPC) y expresidente de la Cámara Boliviana de la Construcción (Caboco), Jaime Ponce y de la Cámara de Bienes y Raíces Cochabamba (Cabirac), Jhony Flores.

En zonas residenciales, los precios de los departamentos oscilan entre 750 y 800 dólares el metro cuadrado construido; en zonas intermedias de hasta 5 kilómetros a la redonda del casco viejo, entre 650 y menos de 750 dólares y en zonas de ingreso a los municipios de Colcapirhua, Tiquipaya y Sacaba, entre 550 y menos de 650 dólares por metro cuadrado construido, informó Ponce.

Aclaró que los anteriores precios son referenciales, ya que pueden variar en algunos dólares más, por la calidad de los materiales, el diseño arquitectónico y la cantidad de metros construidos.

El presidente de la Cabirac agregó que muchos departamentos incrementan su valor por los tributos y por las áreas comunes a las que tienen acceso los propietarios, como piscina, cancha de raquet, salón de eventos, saunas, churrasqueros, lavanderías, equipos de amplificación de sonido y jardines, entre otros.

Ponce informó que muchos clientes optaron por comprar departamentos en la etapa de construcción con el propósito de beneficiarse de descuentos cercanos a una cuarta parte del valor final, ya sea para habitarlos, alquilarlos o rentarlos en anticrético.

En criterio de Flores, la economía de la construcción en Cochabamba empezará a tener mayor movimiento estos meses, debido a que los nuevos créditos del sistema bancario para vivienda social ya empiezan a ser asimilados por los clientes y las constructoras se alistan para invertir.

Refirió que ante esta situación los propietarios de los condominios o departamentos tendrán que dejar de especular, revisar sus costos y establecer un precio de mercado real de su oferta de viviendas si acaso quieren vender.

“En diciembre del año pasado terminó la especulación que se dio por fin de año, en enero los precios de los departamentos se regularon, en febrero comenzó la dinámica de compra y venta de casas y departamentos a través de financiamiento y al contado”, sostuvo, para agregar que este año será muy dinámico el mercado.



OPINIÓN

Henry Claros Vargas. Presidente colegio de ingenieros civiles de cochabamba

La “Burbuja inmobiliaria" se mantendrá

En el Colegio de Ingenieros Civiles de Bolivia Regional Cochabamba tenemos estadísticas sobre las solicitudes de visión de cálculos estructurales, que demuestra la existencia de menos solicitudes de construcción. Lo cierto es que actualmente las obras que se están edificando a lo largo de eje metropolitano son obras que fueron solicitadas en gestiones anteriores.

Entre los factores que están permitiendo este boom de la construcción en Cochabamba y todo el país, podemos mencionar la bonanza económica que estamos viviendo en el país, por la venta de materia prima (gas y minerales y las remesas, que han contribuido a una mayor circulación de dinero. Hoy por hoy existe una nueva oleada de población que tiene un mayor poder adquisitivo y que está apostando por la compra de departamentos e inmuebles, no precisamente para vivir; sino como na forma efectiva de negocio.

El negocio inmobiliario en Cochabamba tuvo un vertiginoso ascenso en los últimos años, cuando hace cuatro, por ejemplo, el metro cuadrado de construcción en edificaciones de altura tenía un promedio de 400 a 450 dólares; hoy podemos encontrar los mismos departamentos entre 700 y 750 dólares, dependiendo de la zona, el tipo de acabado y acceso a otros ambientes comunes.

En los últimos dos años, éste segmento de la población (inversionistas) ha hecho que la burbuja de inmobiliaria crezca en Cochabamba, con ganancias tanto para constructores como para revendedores.

En estos momentos cuando existe una mayor tendencia a adquirir vivienda propia, los precios están estancados, con pocas posibilidades de incrementar su valor, debido a que estamos viviendo un año electoral, donde ningún factor puede restarle protagonismo al voto ciudadano.

La burbuja inmobiliaria en Cochabamba se mantendrá estable o congelado por los dos próximos años, debido a la bonanza de precios internacionales para nuestras materias primas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario