viernes, 26 de agosto de 2016

Inmuebles de la Uyustus Dueños reciben notificaciones para presentar documentos


Propietarios de las casas contiguas al inmueble incendiado fueron notificados para que acrediten la legalidad de sus inmuebles.

Vecinos de las casas contiguas y la colindante al inmueble siniestrado la pasada semana, en la calle Incachaca, sector del merado popular Uyustus, fueron notificados por la Unidad de Fiscalización de la Subalcaldía Max Paredes para que presenten los documentos que acrediten la legalidad en cuanto a su edificación, así como a la función que presta, informó Isabel Román, jefe de esa repartición.

“Ya se les ha hecho las notificaciones el pasado 22 de agosto, se ha notificado a los vecinos de las casas circundantes de todo el sector, para que tomen las previsiones del caso, y al dueño de la casa quemada, también pidiéndole todos los respaldos legales necesarios”, informó la funcionaria edil.

De acuerdo con los resultados de las primeras inspecciones realizadas en ese sector luego del siniestro, gran parte de los inmuebles están en proceso de saneamiento, porque se habrían acogido al perdonazo (amnistía municipal). Sin embargo, la “Casa Azul” no tendría ningún registro en esa Subalcaldía.

“Referente al predio que se ha quemado no hay nada. Presumimos que sea el mismo dueño de la casa colindante, porque hemos ingresado por la calle Munaypata y deja ver que hubiera algún vínculo directa”, afirmó el subalcalde Gonzalo Ticona.

VERIFICARÁN LEGALIDAD

Con relación a una posible verificación sobre la legalidad de las construcciones a una mayor extensión dentro la zona 14 de Septiembre, no es posible extender este operativo, toda vez que gran parte de las casas han tenido variaciones, tanto en el uso para el que fue construido, como en la misma estructura.

“Si bien en su momento han hecho aprobar los planos han alterado en la práctica. Han modificado, se ha aumentando la construcción o modificando su uso. Sin embargo, el trabajo en lo que hace a la Incachaca y Munaypata tenemos que verificar, porque son casas que están en riesgo”, apuntó el subalcalde Ticona.

Señaló que, a pesar de no conocer las causas del incendio, se puede prever en esas casas que demuestren respeto a la normativa. El piso uno y dos se han incendiado, porque no le daban el uso correspondiente. No creemos que esos pisos hayan sido construidos para depósito”, afirmó el Alcalde de la Max Paredes.

La autoridad edil señaló que es muy frecuente que en La Paz se adapten los inmuebles para distintos usos, especialmente, en los servicios privados de salud y educación.

MONITOREO

Con relación a la infraestructura incendiada, la Alcaldía de La Paz está haciendo un monitoreo permanente a la estructura y el propietario contrató albañiles que están terminando de apuntalar el edificio. El apuntalamiento es cuando se pone algún tipo de elemento, en este caso metálicos, para soportar las estructuras dañadas.

“Se ha hecho un trabajo todo el fin de semana de apuntalamiento con puntales de metal para sostener la estructura del edificio (…). Los gastos de demolición corren por cuenta de los dueños. Ellos deben contratar una empresa especialista en demoliciones”, señaló el responsable de control de operaciones de emergencia de la Municipalidad, Mauricio Claros.

El viernes, al promediar las 2.00, se incendió un edificio de cinco pisos en la calle Incachaca (zona de la Uyustus). Los Bomberos lograron controlar las llamas tras unas ocho horas de trabajo, con apoyo de la Alcaldía, que desplegó siete camiones cisternas, 50 obreros ediles y guardias municipales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada