miércoles, 1 de abril de 2015

Edificios "mixtos" combinan vivienda y comercio

El espacio de la ciudad de Cochabamba, como sucede en casi todas las ciudades capitales del país, ha cambiado de forma significativa en la última década, con el acelerado crecimiento vertical con edificios altos en el centro urbano y alrededores, por un lado, y por otro la expansión horizontal con la construcción de complejos urbanos habitacionales en las áreas aledañas a las comunas intermedias.

Las nuevas construcciones de edificios, resultado del crecimiento vertical de la ciudad de Cochabamba y que inicialmente estuvo concentrado en el centro urbano y luego, aceleradamente, se fue expandiendo a las zonas de alta demanda residencial y comercial, hoy en su mayoría responden a una nueva concepción de edificios urbanos, su utilidad ya no es exclusiva para vivienda, sino apuestan a mezclar distintos usos.

Contrariamente, a la edificación de condominios (tanto de viviendas unifamiliares como también de bloques de edificios de departamentos) como de urbanizaciones cerradas, que están pensados en cubrir las necesidades de privacidad, seguridad y comodidad de sus ocupantes; las nuevas construcciones "mixtas" que han empezado a predominar en las populosas zonas del sur de la ciudad,responden a otra lógica del uso y aprovechamiento del espacio y la infraestructura.

Se puede advertir que la mayoría de estas nuevas construcciones, levantadas sobre superficies de terreno no muy extensas, combinan dos componentes: vivienda –departamentos en los pisos superiores– y locales comerciales, galerías, oficinas o salones de eventos en la planta baja y primeros pisos, con el objetivo de diversificar su oferta.

El desarrollo de este nuevo tipo de proyectos "mixtos" ha significado un nuevo reto y desafío para los arquitectos y las empresas constructoras. El diseño debe responder a los requerimientos de las unidades habitacionales y por otra al uso comercial.

Si bien, dicen los expertos, esta no es una tendencia nueva, el adaptar los edificios residenciales a oficinas, en los últimos años se ha convertido en un fenómeno que parte de la planificación, el diseño y construcción de los inmuebles.

Algunas veces, se trata de un solo edificio, en que las oficinas y comercios se ubican en los pisos inferiores, dejando los más altos a las unidades habitacionales. Eso sí, con accesos y ascensores diferenciados para cada tipo de ocupación, lo que garantiza la seguridad de los que habitan en el edificio. En otras ocasiones, la menos frecuente, la opción es construir inmuebles distintos para cada uso.

La complejidad del proyecto está en el combinar en un solo edificio dos edificaciones de distinto uso y manejo volumétrico aprovechando al máximo la superficie a ocupar en planta baja y entrepiso para los locales comerciales y colocar la casa en los pisos siguientes.

Esta tendencia en la ciudad de El Alto ha dado origen a un tipo de edificaciones con estilo arquitectónico propio, que se los ha denominado "cholets" o arquitectura andina, que sobresalen por su volumen y altura sofisticados y coloridos edificios. Estas construcciones en la planta baja cuentan con un salón lujoso de fiestas, en los pisos superiores hay departamentos o galerías comerciales y en la terraza un chalet que sirve de vivienda a los propietarios.





EXPANSIÓN

A la par del incremento de la demanda comercial y residencial, aumentan los edificios "mixtos".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada