miércoles, 8 de abril de 2015

La suma de los ingresos familiares permite mayor crédito de viviend

El viceministro de Pensiones y Servicios Financieros, Mario Guillén, informó que la unión de dos, tres y cuatro miembros de una misma familia permite que puedan acceder a un crédito mayor para adquirir una vivienda social.
"Si una persona gana 4.000 o 5.000 bolivianos, puede sumar los sueldos de la esposa y del hijo para hacer una unión familiar que aporta al hogar y así podemos tener ingresos más altos que permitan acceder a una vivienda superior a los 50.000 o 60.000 dólares”, afirmó Guillén.
Explicó el caso de una unión familiar de cuatro miembros, en la que cada uno de ellos gana un salario mínimo.
"Una familia con dos ingresos mínimos (salarios mínimos) puede acceder a un préstamo de 24.000 dólares, pero si esto se multiplica por dos estamos hablando de 48.000 dólares y el ingreso familiar supera los 5.000 bolivianos”, dijo.
Para sustentar el cálculo, presentó cuadros con la suma de ingresos de dos miembros de una familia.
Puso el ejemplo de dos profesores que ganan sueldos de 2.970 bolivianos, con seis años de antigüedad, y 3.338 bolivianos, con 12 años de antigüedad. La suma de ambos ingresos llega a 6.808 bolivianos, pero tras los descuentos de las AFP el monto es de 5.942 bolivianos.
Con tal ingreso total, esa familia puede alcanzar un préstamo de 56.000 dólares para comprar un terreno, una casa, un departamento o bien destinar el dinero a la construcción de una vivienda. La tasa de interés es de 5,5% a 20 años plazo (ver infografía).
Explicó también el ejemplo de una enfermera que gana 3.035 bolivianos, casada con un trabajador fabril que percibe 1.800 bolivianos; los ingresos familiares suman 4.835 bolivianos, pero tras los descuentos para las AFP quedan 4.220 bolivianos, con los que pueden acceder a un crédito de 40.242 dólares. La cuota mensual será de 1.899 bolivianos, con una tasa del 5,5% a 20 años plazo.
La autoridad admitió que el 88% de los asalariados que aporta a las AFP gana sueldos por debajo de 5.000 bolivianos, con los que no es posible acceder a un crédito. "Allí es donde debemos atacar, por eso estamos hablando del ingreso familiar”, señaló.
Tras una revisión de la sección de clasificados a tres medios impresos paceños a finales de marzo, se determinó que los precios de las casas y los departamentos superan los 40.000 dólares.
Hay garzonier a la venta desde 40.000 dólares -con una sola habitación-, mientras que la mayoría de los departamentos tiene un precio cercano a 130 mil dólares y algunos bordean los 200 mil dólares.
Guillén planteó como alternativa la compra de viviendas en zonas alejadas, donde son más económicas. Tampoco descartó la idea de regular los precios de los inmuebles.

"Nunca hay que descartar que se pueda regular en algún momento los precios” de las casas y departamentos, dijo. Añadió que parte de esa responsabilidad recae en la banca, porque financia la construcción de las viviendas.

Es posible acceder a una segunda hipoteca

El viceministro de Pensiones, Mario Guillén, afirmó que una persona puede obtener un crédito de vivienda social sobre una segunda hipoteca de su inmueble. Sólo debe cumplir dos requisitos: que sea su único bien y que tenga la capacidad para pagar el otro préstamo.
"Se puede acceder a una segunda hipoteca siempre y cuando sea la única vivienda. No sea que hoy tengo una casa y la segunda hipoteca sea para comprar otra. Es muy importante el tema de la única vivienda”, afirmó Guillén.
La autoridad ejemplificó el caso de una persona que tiene un terreno hipotecado, pero que después de cinco años decide construir una vivienda sobre esa superficie. Puede acceder a un segundo préstamo con la garantía de ese mismo terreno.
"Puedo prestarme sobre el mismo terreno para obviamente acceder a una segunda hipoteca”, remarcó la autoridad.
El préstamo que otorgue la entidad financiera a la persona interesada en una segunda hipoteca estará en función a su capacidad de pago. "Lo que uno pueda pagar es lo que le va a prestar el banco”, insistió la autoridad.
El economista Alberto Bonadona explicó que una hipoteca es un contrato por el que se gravan los bienes inmuebles, sujetos a cumplir la obligación o el pago de la deuda del crédito obtenido. La vivienda es una garantía de pago y puede servir para otro préstamo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada