sábado, 25 de febrero de 2012

Construcciones aumentaron cuatro veces más en los últimos diez años

Las autorizaciones para la construcción de las viviendas aumentaron cuatro veces más en la última década, según revela un estudio del Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE). Los datos señalan que el 2010 se aprobaron 2.941.966 permisos para construir en todo el país, cuatro veces más con relación al 2001.

De los permisos de construcción otorgados en el país, la ciudad capital con el mayor número de licencias es Cochabamba, con 849.406, según revela un informe del IBCE.

En tanto que el índice nacional de costo de la construcción creció en 47% entre 2003 y 2010. Según el tipo de construcción. Las construcciones residenciales incrementaron su índice de costo un 53%, mientras que los no residenciales en 57%.

En 2010, las ciudades con el mayor índice de costo de construcción fueron Santa Cruz y El Alto. Comparativamente con el 2003, el índice de costo de construcción en la capital cruceña creció en 60% y en la urbe alteña en 51%.

Este fenómeno de la construcción, tuvo sus efectos en las exportaciones de materiales de construcción, mismas que se duplicaron entre 2001 y 2010, siendo los principales productos exportados madera y sus manufacturas; pólvoras y explosivos, además de productos cerámicos.

Las importaciones de materiales de construcción, se cuadruplicaron entre el 2001 y el 2010, siendo las principales compras hierro fundido y acero, máquinas, aparatos y artefactos mecánicos y manufacturas de fundición de hierro y acero.

A la par del “boom” de las construcciones también se dio el fenómeno del incremento de los precios de los materiales y también la mano de obra. Un cálculo aproximado para realizar un edificio promedia entre $us 500.000 y $us 700.000, y el jornal de los obreros que antes se cotizaba en Bs 80 ahora subió a Bs 170.

La industria del cemento fue la más beneficiada, el comportamiento de la producción y el consumo de cemento en la construcción tienen factores que coadyuvan en su dinamismo, como los créditos bancarios, el aumento de las exportaciones, el crecimiento del Producto Interno Bruto, entre otros.

El consumo de cemento y la construcción tienen un crecimiento pro cíclico respecto al incremento del Producto Interno Bruto (PIB), las exportaciones y el alza en los precios de las materias primas y de bienes transables como el petróleo, zinc, estaño, oro y soja en los mercados internacionales, cuyo impacto es positivo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario